Anónimo
Anónimo preguntado en Ciencias socialesPsicología · hace 3 años

¿Es posible superar un daño así?

Perdón por el tema, pero necesito ayuda. En 4 días van a hacer 2 meses que apareció mi hija. Estuvo desaparecida desde los 10 años y tiene 21. La encontraron en un burdel clandestino al desbaratar una red de trata que operaba en el interior. Es un alivio tenerla en casa luego de creer durante años que no vivía. Pero es difícil. Su vida se cortó con 10 años y pasó por el peor infierno que puede pasar una persona. Tiene VIH. Está controlado, pero es doloroso. Psicológicamente está hecha escombros. Tiene pesadillas diarias, se orina dormida, tiene que medicarse para no entrar en estados de pánico. Está tomando medicamentos para la ansiedad y para la depresión. A su vez está haciendo terapia con un psicólogo. Pienso en la niña alegre, inteligente y con futuro que fue y me dan ganas de llorar. Por obvios motivos no continuó sus estudios. Fue abusada y golpeada diariamente. Vivía encerrada sin trato con nadie. Desde que volvió a casa no habla, le decimos algo y mira al piso nerviosa sin decir nada. No muestra más emociones que angustia y miedo. Recién hace unos días le dijo a mi esposa, su madre, que la quiere. A mí me tiene miedo.

Qué posibilidades hay de que rehaga su vida? Está destruida. No sabe relacionarse con gente, le tiene terror a todo. No terminó primaria. Hablé de esto con el psicólogo y me dijo que está mejorando, pero que el camino es largo y mejor ir de a poco.

Yo me pregunto, ¿alguna vez va a volver a tener una vida normal, o por lo menos medianamente feliz?

3 respuestas

Calificación
  • Respuesta preferida

    El caso de tu hija es muy complejo y desde ya está involucrada toda la familia.

    La situación grave por la cual atravesó se conoce como trauma.

    Un trauma es un choque o impresión emocional muy intenso causado por algún hecho o acontecimiento negativo que produce en el inconsciente de una persona una huella duradera que no puede o tarda en superar.

    Los traumas psicológicos más comunes resultan habitualmente de: a) una ruptura en el sentimiento de seguridad básico; b) una carencia de interacción humana necesaria; c ) ser objeto de expresiones excesivas e inadecuadas de agresividad y/o sexualidad. Aunque solemos asociar la palabra trauma a algo masivo y evidente, debemos recordar que también puede ser pequeño y acumulativo.

    Cuando el episodio traumático se re-experimenta con frecuencia en el presente y causa preocupación, angustia, incluso problemas para conciliar el sueño, podemos estar frente a un trastorno de estrés postraumático.

    Elaborar todo esto, puede llevar mucho tiempo y es absolutamente lógico y coherente que tenga temores, pesadillas o sueños de angustia, rechazo al contacto social, aislamiento y todo lo que describes.

    En este caso particular, toda la familia va a tener que trabajar muy duro y bajando el nivel de exigencia y expectativas, ya que ella debe sentirse libre de presiones y sola ir tomando confianza, fortaleciendo su seguridad y autoestima.

    Me parece perfecto que además de la terapia psicológica, tenga medicación psiquiátrica para bajar ansiedad y miedos, así como un antidepresivo, todo bajo supervisión profesional estricta y seguimiento.

    El pronóstico es reservado, es muy pronto para ir tan a futuro y hay que centrarse en el día a día, bajar las expectativas y trabajar el concepto de resiliencia o posibilidad de sanar y salir de algo tan doloroso y esta es una tarea donde todos deben poner su granito de arena.

    Si recibe afecto y contención y buen trabajo profesional en equipo, es probable que haya buena evolución gradual y progresos.

    Te dejo una página como referencia del tema:

    http://www.psicoterapeutas.com/pacientes/Trauma.ht...

    Cariños!

    Moni.

    Fuente(s): Experiencia profesional.
  • Es imposible recuperar el tiempo, la experiencia con ella y la conducta de cuando estaba con ustedes siendo niña; todo lo acontecido sin duda tortuoso ha creado en ella una serie de miedos y prejuicios que ahora la conforman; debes trabajar con tu duelo y aceptar que tu hija no fue "recuperada" pues tu pequeña ya no existe, tu hija fue rescatada y vuelta a su hogar, es tu hija con todo y sus miedos y eso es lo que representa tu trabajo, ir aceptando que tu hija es ahora esta señorita que observas y con todo la debes aceptar.

    A ella le corresponde todo el camino para reinsertarse a la sociedad pero el tuyo consiste en acompañarla y entenderla conforme lo que es ahora y no esperar a que ella cambie, mejore o se adapte mejor al esquema que tenias de ella antes de desaparecer.

    La familia vive a su modo la adaptación que conlleva un proceso como estos y también necesitan de ayuda de un psicólogo en su conjunto; en dos meses el transcurrir de la mejora parece lenta pero el trabajo interno de tu hija ha iniciado mediante la terapia y de pronto te sorprenderá la mujer que es ahora pero quiero que tengas en cuenta que tu niña ya no existe y es ahora tu hija en quien debes depositar ese amor, aprendiendo a convivir con ella a su ritmo sin presiones y con todas sus nuevas características de una mujer.

  • Anónimo
    hace 3 años

    No, porque vas a acabar al infierno.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.