Sonia
Lv 7
Sonia preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 6 años

¿Quieres leer?

FLORECEN LOS CEREZOS

Todos recordamos el desastre natural producido por un tsunami en Fukushima, elEl mundo entero asistía al peor espectáculo brindado por la naturaleza.

Olas gigantes alcanzaban lugares inesperados.

De nada servía seguir el instinto de los animales que fueron los primeros en correr a los cerros por el simple instinto de conservación.

Quienes estaban disfrutando la belleza de un día de playa en el lejano oriente fueron fagocitados por la virulencia de las aguas muriendo en las profundidades del océano.

Las rutas colmadas de vehículos se convirtieron en un edificio conformado por chatarra de autos que minutos antes circulaban por rutas perfectas.

El dios de las aguas arrastraba todo con fuerza impetuosa.

Imposible iniciar tareas de rescate, buscar sobrevivientes cuando la naturaleza no aceptaba quien la desafiara.

Actualización:

Dice el protocolo que a los emperadores no se los puede mirar a los ojos, sin embargo las pantallas del orbe los mostraron pequeños y llorosos dando su pésame a las víctimas.

No hacían falta las palabras reconfortantes, por sus caras marchitas rodaban sin cesar las lágrimas.

Horas después se conocerían los daños producidos en las centrales nucleares de Fukushima.

Actualización 2:

Las primeras explosiones no eran suficientes para cuantificar la magnitud de los daños.

Valerosos científicos ingresaban con sus uniformes blancos con la intención de reparar la fuga de la tan temida radiación.

No se sabe hasta la fecha cuantos perdieron la vida en el intento.

De todos los sitios del orbe llegó ayuda humanitaria.

También expertos para ayudar a morigerar el desastre.

Actualización 3:

Hasta ese día la ciudad era un emblema, moderna, todos tenían trabajo, casa propia.

Muchos trabajaban en la central nuclear hasta que la vida dijo basta.

La orfandad se convirtió en reina.

En salvaguarda de sus propias vidas,los ciudadanos debieron abandonar sus propiedades.

En ellas quedarían para siempre guardados los recuerdos.

Tres años después visito Japón, todo ha sido reconstruido rápidamente.

Actualización 4:

Al llegar al aeropuerto mi contacto me espera con un ramo de crisantemos, pese a la sonrisa en su mirada es notorio el horror de la tragedia no tan lejana.

Será quien me lleve al hotel elegido para hospedarme, será quien me lleve a recorrer la ciudad.

Me pregunta si me molesta que en el recorrido nos acompañe su pequeño hijo, otro sobreviviente de su familia.

Lejos de sentir molestia me alegra que ese niño nos acompañe.

Actualización 5:

La ruta a Fukushima no tiene las grietas que deja en la tierra un terremoto.

El asfalto parece una cinta de plata.

A los costados de la ruta crecen los cerezos, floridos como en cada primavera.

Capturo todas las imágenes, imágenes de soledad..

Minutos antes de llegar a la Central Nuclear las barreras impiden el paso,hemos llegado a una zona peligrosa y temible por la radiación.

Actualización 6:

Bajamos del vehículo, el niño me toma de la mano como si nos conociéramos desde siempre.

El paisaje debe haber sido de extrema belleza.

Hoy la soledad embarga cada centímetro de ese lugar que antes fuera semejante al paraíso en la tierra.

Actualización 7:

Imposible evitar derramar una lágrima, imposible disimularlas cuando el nene me indica que en una casa de dos plantas que en su momento de esplendor debe haberse parecido a una salida de un cuento, señala con su manita informando que allí vivían con su mamá y hermanitos.

Una casa deshabitada como tantas otras, una casa donde flotan los espíritus de quienes la habitaron.

Actualización 8:

El camino de regreso no es fácil.

Pese a ser un sobreviviente, el niño extraña a sus seres amados.

Pide a su papá que se detenga a un costado de la ruta.

Quiere me lleve un recuerdo.

Actualización 9:

Con agilidad sube a un árbol de cerezos, corta una rama florida para entregarme.

Mientras viva esas flores descansarán para siempre entre las hojas de un libro, Hiroko sabe que lo llevaré en mi corazón eternamente.

https://www.youtube.com/watch?v=hskCoPqt4yc

Youtube thumbnail

Actualización 10:

Pedir disculpas por los errores de tipografía y solicitar que no abusen de los dedos enojados.

Asumo que la disconformidad es hacia mi persona, nada tienen que ver quienes me responde,

Esta pregunta la formulé en el foro de Poesía y cuantas veces la lleven a pasear a otras categorías por estar mi cuenta monitoreada vuelve a su sitio de origen.

Muchas gracias.

Attachment image

17 respuestas

Calificación
  • hace 6 años
    Respuesta preferida

    Está muy bueno recordar para bien, lo que ha sido un daño monstruoso e irreparable.

    Porque de cada acción en la Naturaleza, se dimensiona la pequeñez del Hombre. Su fragilidad, su incapacidad para afrontarlo todo con cierto coraje omnipotente.

    También es bueno no olvidar la Historia de los pueblos, porque de todas sus vicisitudes está hecha, y estos siniestros, dejan una marca peremne en cada ser vivo y en la fisonomía que los comprende. Hay que darlos a conocer, reciclarlos para que los conozcan las nuevas generaciones y saquen su lectura y sus inferencias para 'comprender' a la humanidad y a sus reacciones.

    Las flores de los cerezos, son un símbolo para esta tierra ancestral.

    Y que despunten, que se coloreen nuevamente, que puedan ser olidos, sentidos en las manos de los que pasaron sobre las ruinas o los cadáveres de su gente, tiñe de rosado un futuro. Es una promesa, un recordatorio de que la Vida sigue 'a pesar de'.

    Y una enseñanza muy artera, de que hay azares o leyes, que nos modifican a su antojo, y no al nuestro....

    Me recordaste una tragedia que indagué especialmente, la del terremoto, porque la Ciencia siempre dejó algunas dudas acerca de si podía o no prever. Pero eso, se encadena con lo político y lo económico... Y ahí es cuando la Poesía, empieza a desaparecer! Un gusto verte escribiendo, en un género que te es tan natural, y que te identifica! Te mando cariños!

    .

    Attachment image
  • hace 6 años

    Querida Sonia

    La belleza del relato demuestra que aún lo desolador puede ser, con talento, retratado poéticamente y transmitir lo valioso de la vida y los gestos de humanidad imperecederos que se atesoran en el alma así como entre las hojas de un libro, se guardan esas flores de cerezo, flor nacional de Japón.

    Hay una hilación maravillosa de imágenes que, tras el argumento, connotan los emblemas de una cultura lejana y que sin embargo, ante un hecho trágico imprevisible y destructor, hermana en los sentimientos: es a veces la naturaleza con su furia incontrolada la que, tras la supervivencia, se encarga de recordárnoslo, en la mirada de un niño, de un emperador de luto que se deja mirar a los ojos llorosos, frágil y humano. En las moradas ausentes y los sueños que no pueden reconstruirse como las autopistas o los edificios.

    No hay nada al azar en tu trabajo: también los crisantemos son emblema de la cultura japonesa: la bienvenida es doblemente significativa, para abrir las puertas del alma.

    El tema que tocas, no es convencional; tiene una visión privilegiada desde muchos ángulos e invita a muchas reflexiones.

    Lo he leído con sumo placer. Te felicito por tu inspiración tan bien trabajada. La imágen y la melodía contribuyen a esa ambientación de maravillas. Muy estético y refuerza el contenido.

    Cariños para vos, Sonia.

    patricia17/05/15

  • Darío
    Lv 5
    hace 6 años

    Hola TM/ Hemoso relato, abundante en detalles y sensaciones, tu llegada al lugar justo cuando nacia el sol de la reconstruccion, el amor del hombre por su tierra, a pesar de las perdidas materiales y familiares; La presencia del niño, significando el renacer de la nueva generacion, los brotes que poblaran nuevamente las tierras arrasadas, el señalar su antigua casa me indica que sabran mantener viva la memoria de tan cruel suceso, para retransmitirlo a las nuevas generaciones, el mensaje es .. no bajar los brazos jamas, sea cual sea el motivo por el que tu tierra fue destruida, cuando llegue la calma, trabajaras sin descanso para que sea habitable nuevamente. El hombre siempre toma recaudos, trata de cubrir todas las areas peligrosas, minimizando riesgos, extremando la medidas de seguridad, cree tener todo bajo control, pero en la forma mas extraña, alguna vez sobreviene un accidente catastrofico, Paso en Chernobyl , y como se puede evitar un Tsunami ..?? que defensas tiene el humano para evitar semejante suceso ?. Estimada TM, me gusto mucho tu relato , me recordo la historia del Ave Fenix. y si tu quieres escribir, yo quiero leer, espero el siguiente trabajo. Saludos.-

  • Lia
    Lv 7
    hace 6 años

    Las flores de cerezo en mi libro me recuerdan la tenacidad de la vida en tiempos difíciles. Siguen los brotes surgiendo de los árboles en cada primavera. El cielo se limpia de la contaminación mortífera y la gente recobra el curso de su existencia, reconstruyendo su mundo después de la tragedia.

    Porque ni la falta de recursos naturales, ni el escaso territorio, la destrucción de dos bombas atómicas, o el terremoto que casi colapsó su central nuclear, han quebrantado el espíritu indomable nipón. Tierra de guerreros ancestrales y conquistadores, del centinela Fuji en su horizonte y del sol naciente, es ahora un imperio comercial y financiero, con una de las ganancias per cápita más altas del orbe. Competitivos y competentes, los japoneses trabajan más que cualquier otro ciudadano del mundo. Y el honor es para ellos más valioso que la existencia.

    La raíz dela raíz, el brote del brote, del árbol de la vida, que va más allá de lo material, y se manifiesta en la ideología y personalidad de todo un pueblo.

    El cuento que nos traes posee la belleza de la tenacidad y el carácter a prueba de desastres. Es un canto de esperanza, un ejemplo de fortaleza.

    Lo he disfrutado a placer.

    Gracias, Sonia, por tu ejemplo de templanza y fortaleza, a pesar de las tormentas.

    Te admiro y te abrazo con mi aprecio.

    ^_^

    `

    Attachment image
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Liesel
    Lv 5
    hace 6 años

    Que bello relato . Sakura (cerezo) así le llaman en Japón.

    Una película que veo repetidas veces hace honor al árbol de Cerezo.

    El último samurái (The Last Samurai).

    Saludos Sonia

  • hace 6 años

    Tan triste como exquisito,

    Es de tu autoría?

    De ser así te aplaudo.

    Attachment image
  • Diana
    Lv 7
    hace 6 años

    Sonia: Enorme la tristeza que genera tu relato y bella la puesta con los complementos adecuados a la ocasión..El poder de reconstrucción es una fortaleza en medio de la tragedia, es lo único para celebrar, lo demás es dolor..

    Viví muy cerca de Centrales nucleares, como Atuya I y II (como si todo fuera poco), siempre sentí el peligro ahi, no por lo que pudiera pasar, sí por los niveles de riesgo en los recién nacidos, aunque digan que lo tienen todo monitoreado, no es infalible.

    Gracias por tan bella producción, me movilizó..Besotes

  • hace 6 años

    Extremadamente bello.

  • hace 6 años

    El relato es triste Soniah, y como siempre tus letras transportan en su descripción!...

    Un placer leerte amiga!

    Saludos y bendiciones!

  • hace 6 años

    LA FLOR DE MI CEREZO

    Esta mañana ha amanecido helada la flor de mi cerezo,

    la escarcha hizo presa en su amable amanecer marfil y sepia,

    escarcha hiriente que cercena la belleza.

    La primavera ya no hará florecer mi cerezo,

    flores marchitas, heladas, constritas.

    Pero llegará el sol, el verano y, de las flores, un fruto nacerá.

    Comeremos perdices estivales y, a los postres,

    el dulce fruto sobre el mantel será la guinda:

    vislumbraremos a la humillada flor en la picota.

    Y cuando el estío llegue a su fin, allá en septiembre

    y la brisa matutina sintamos cada vez más fresca

    en el mantel quedarán los restos del fruto y las perdices.

    Pasarán los meses, llegará el invierno

    y el cerezo dormirá su desvelo y la flor hibernará de nuevo

    y yo esperaré que despierte -como siempre-, al terminar febrero.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.