Liliana preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 6 años

¿Qué hoja en blanco escribirás desde el universo al que te fuiste, Eduardo Galeano?

.

Mi hondísimo pesar por el deceso de este insustituible uruguayo, hermano dilecto de batallas de papel, maestro de maestros y de los sin derecho a leer...

"No consigo dormir. Tengo una mujer atravesada entre los párpados. Si pudiera, le diría que se vaya; pero tengo una mujer atravesada en la garganta."

__

GRACIAS POR SUS RESPUESTAS U HOMENAJES!

______________

23 respuestas

Calificación
  • hace 6 años
    Respuesta preferida

    Decir que no se ha ido...que deja su obra...

    No alcanza para aliviar la pérdida.

    Gracias Lili.

    agrego un cuento corto...

    El pequeño rey zaparrastroso, de Eduardo Galeano

    Tarde a tarde, lo veían. Lejos de los demás, el gurí se sentaba a la sombra de la enramada, con la espalda contra el tronco de un árbol y la cabeza gacha. Los dedos de su mano derecha le bailaban bajo el mentón, baila que te baila como si él estuviera rascándose el pecho con alevosa alegría, y al mismo tiempo su mano izquierda, suspendida en el aire, se abría y se cerraba en pulsaciones rápidas. Los demás le habían aceptado, sin preguntas, la costumbre

    El perro se sentaba, sobre las patas de atrás, a su lado. Ahí se quedaban hasta que caía la noche. El perro paraba las orejas y el guri, con el ceño fruncido por detrás de la cortina del pelo sin color, les daba libertad a sus dedos para que se movieran en el aire. Los dedos estaban libres y vivos, vibrándole a la altura del pecho, y de las puntas de los dedos nacía el rumor del viento entre las ramas de los eucaliptos y el repiqueteo de la lluvia sobre los techos, nacían las voces de las lavanderas en el río y el aleteo estrepitoso de los pájaros que se abalanzaban, al mediodía, con los picos abiertos por la sed. A veces a los dedos les brotaba, de puro entusiasmo, un galope de caballos: los caballos venían galopando por la tierra, el trueno de los cascos sobre las colinas, y los dedos se enloquecían para celebrarlo. El aire oía a hinojos y a cedrones.

    Un día le regalaron, los demás, una guitarra. El gurí acarició la madera de la caja, lustrosa y linda de tocar, y las seis cuerdas a lo largo del diapasón.

    La probó, la guitarra sonaba bien. Y él pensó: qué suerte. Pensó: ahora, tengo dos.

    - Eduardo Galeano

  • hace 6 años

    La hoja en blanco de la partida física, ancló en el universo de todas aquellas que, airosas, magnas, se encuadernan en la memoria de los grandes escritores: es su obra comprometida, su búsqueda y sus elecciones que se inmortalizan, abriendo la brecha filosa de los que seguirán internándose en el desafío de hacer el oficio.

    Se forjó sin eludir el llamado de ser la voz valiente y lúcida de los que no tienen voz, de los arrancados de cuajo del sistema, de los oprimidos a quienes se les ha vedado el acceso a la lectura siendo los protagonistas centrales, las víctimas de las memorias del oprobio. Y no fue planfetario. Fue nada más ni nada menos que un escritor que no se quiso dejar etiquetar por las ideologías, para preservar la autoridad moral de quien analiza y narra desde la observación consciente y desde el rol asumido.

    Fiel a sí mismo, escogió el desde dónde colocarse, para ejecutar ese don que no desperdició en halagos. Su reconocimiento es perenne: alumbra un camino donde lo sencillo se comunica con sencillez y sin hipocresías y donde la humildad acrecienta la virtud de la grandeza de su talento. Aunque él, nada de eso buscó: simplemente estaba ocupado accionando.

    ¡Gracias Eduardo Galeano! Era tu hora de tomarte una siesta. Hasta luego.

    Attachment image
    Fuente(s): patricia14/04/15
  • hace 6 años

    Es una pena perder hombres como Eduardo Galeano.

    Sabio y sensible, dos virtudes Geniales.

    Yo tengo pendiente leer un libro de él.

    La venas abiertas de America Latina.

    Tengo interes en leer ese libro y cuando pueda lo haré.

    Que Dios lo cuide y lo acompañe siempre en la eternidad.

    Saludos a todos

    ..................

    A mí no me llegan las preguntas, no sé a ti.

    Publique en RYE sobre los Judios Mesiánicos por si quieres responder.

  • hace 6 años

    Hola femme increible y talentosa.

    ¿Qué hoja en blanco escribirás desde el universo al que te fuiste, Eduardo Galeano?

    Tal vez algo como esto.

    De cada dia nace una historia, porque estamos hechos de atomos, estamos hechos de historias.....E. Galeano.....

    ÈSTA ES LA HISTORIA DEL DIA DE HOY.

    EL BIGAMO

    El hombre aquel no podìa dormir, porque tenia una mujer atravesada en los pàrpados; No pudo decirle que se fuera, porque tenia OTRA mujer atravesada en la garganta.

    Descanse en paz, el inmortal maestro Galeano.

    Besottes Lili.

    Sean felices todos.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 6 años

    Yo escribo para quienes no pueden leerme. Los de abajo, los que esperan desde hace siglos en la cola de la historia, no saben leer o no tienen con que'.

    Sabias palabras de un gran poeta. Q E P D.

    Abrazo.

  • Ben
    Lv 6
    hace 6 años

    Yo solo estoy aquí para aprender, besos y abrazos a todos!

  • Darío
    Lv 5
    hace 6 años

    Hola Lil , Se fue otro grande, o no, esta gente no se va permanece multiplicado por cientos , por miles, en todos los que los leimos, pienso , estara en algun lugar tomando mate con Borges, con el negro Fontanarrosa, con Horacio Ferrer, y entre cambio de yerba y calentada de agua, pergeniando alguna coautoria, seguro estoy que las venas que abrio con el filo de su pluma permaneceran por milenios derramando letras para alimento de las nuevas generaciones.- Hasta siempre Maestro, Abrazo.-

  • Soniah
    Lv 6
    hace 6 años

    A la casa de las palabras, soñó Helena Villagra, acudían los poetas. Las palabras, guardadas en viejos frascos de cristal, esperaban a los poetas y se les ofrecían, locas de ganas de ser elegidas: ellas rogaban a los poetas que las miraran, que las olieran, que las tocaran, que las lamieran. Los poetas abrían los frascos, probaban palabras con el dedo y entonces se relamían o fruncían la nariz. Los poetas andaban en busca de palabras que no conocían, y también buscaban palabras que conocían y habían perdido.

    En la casa de las palabras había una mesa de los colores. En las grandes fuentes se ofrecían los colores y cada poeta se servía del color que le hacía falta: amarillo limón o amarillo sol, azul de mar o de humo, rojo lacre, rojo sangre, rojo vino ...

    "los nadie los que valen menos que la bala que los mata"""""

    Abrazos...

  • hace 6 años

    Hermosas palabras escritas! muy lindas, tiene que venir de un gran maestro de las letras!

    Aunque creo que........

    "Los poetas no mueren, solo ascienden, y sus palabras quedan dando vueltas en el mundo, tocando vidas, tocando corazones!

    Saludos Liliana!

  • TARA
    Lv 6
    hace 6 años

    Y hay fuegos que no se extinguen nunca...

    Attachment image
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.