¿Han interpretado equivocadamente >>> https://www.biblegateway.com/passage/?search=hechos+17%3A24-30&version=RVR1960?

3 respuestas

Calificación
  • Arasy
    Lv 6
    hace 6 años

    Yo? No,para nada,interpreté perfectamente que ese pasaje es un gran absurdo igual que el resto.

  • hace 6 años

    ¿Cuál interpretación?

    -----

    Aquí tenemos un sermón para los paganos que adoraban dioses falsos y estaban en el mundo sin el Dios verdadero; y para ellos el alcance de este discurso era diferente del que el apóstol predicaba a los judíos.

    Hch 17:24 -- El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, -- Pablo dice "El Dios", el único Dios verdadero, el Dios vivo; es decir, en realidad no hay dios del sol, otro de la luna, otro del mar, etc., sino que hay un solo Dios vivo. Los filósofos griegos rechazaban la creación especial por algún dios.

    -- siendo Señor del cielo y de la tierra, -- Es el Gobernador del mundo, El es el Creador y El cuida de sus criaturas. Los filósofos materialistas no creían nada de eso. Para ellos los dioses no se preocupaban por la gente.

    -- no habita en templos hechos por manos humanas. -- Esta verdad fue un golpe fuerte contra los templos hermosos de Atenas (por ej., el Partenón, tan estimado por sus oyentes). Es cierto que Salomón construyó un templo según los planos que Dios había entregado a David, pero el mismo Salomón entendía que Dios "no habita en templos hechos por manos humanas" (vé1Re_8:27-28). Era simplemente un símbolo que recordaba a los israelitas de la presencia de Dios entre su pueblo.

    O sea los filósofos más profundos de Grecia no podían concebir ninguna distinción verdadera entre Dios y el universo. Densa oscuridad, pues, debió cernirse sobre todos sus conceptos religiosos. Para disipar la misma, el apóstol principia con una aseveración aguda tocante al hecho de la creación, como el principio céntrico de toda religión verdadera; principio no menos necesitado ahora, contra el idealismo transcendental de nuestro día. como sea Señor [o Soberano] del cielo y de la tierra—Teniendo en libre y absoluta sujeción todas las obras de sus manos; presidiendo en augusta majestad sobre ellas, así como compenetrándolas como el principio esencial de la existencia de ellas. ¡Cuán distinto es este principio de la creencia de que todas las criaturas estén sujetas a la Fuerza ciega o la Fatalidad! no habita en templos hechos de manos—Este pensamiento, tan familiar a los oídos judíos (1Reyes_8:27; Isa_66:1-2; hech_7:48), y tan elemental a los cristianos, serviría para definir con más certeza a los oyentes paganos la espiritualidad de aquel Dios vivo y personal que les estaba anunciando. Ni es honrado [servido] con manos de hombres, necesitado de algo—Aunque este pensamiento no nos es menos familiar, aun desde los tiempos más primitivos del Antiguo Testamento (Job_35:6, Job_35:8; Sal_16:2-3; Sal_50:12-14; Isa_40:14-18), derramaría raudales de luz sobre cualquier mente pagana cándida que lo escuchara. él da a todos vida, y respiración, y todas las cosas—El dador de todo seguramente no puede depender de los recibidores de todo (1Cr_29:14). Este es el punto culminante del teísmo puro.

    Ahora bien, la Biblia nos dice que necesitamos asistir a la iglesia para que podamos alabar a Dios con otros creyentes y ser instruidos en Su Palabra para nuestro crecimiento espiritual (Hechos 2:42: Hebreos 10:25). La iglesia es el lugar donde los creyentes pueden amarse unos a otros (1 Juan 4:12), exhortarse unos a otros (Hebreos 3:13), servirse unos a otros (Gálatas 5:13), instruirse unos a otros (Romanos 15:14), honrarse unos a otros (Romanos 12:10), ser bondadosos y misericordiosos unos con otros (Efesios 4:32).

    Cuando una persona confía en Jesucristo para salvación, es hecha un miembro del Cuerpo de Cristo (1 Corintios 12:27). Para que el cuerpo de la iglesia funcione apropiadamente, todas las “partes del cuerpo” necesitan estar presentes (1 Corintios 12:14-20). Igualmente ningún creyente alcanzará jamás la plena madurez espiritual sin asistir a la iglesia y ser animado y exhortado por otros creyentes (1 Corintios 12:21-26). Por estas razones, la asistencia a la iglesia, la participación y el compañerismo deben ser actividades regulares en la vida de todo creyente. No es obligatoria la asistencia semanal de los creyentes a la iglesia, pero alguien que ha confiado en Cristo debería tener el deseo de adorar a Dios, ser instruido en Su Palabra, y tener compañerismo con otros creyentes.

    Osea La iglesia está para enseñar la doctrina Bíblica, a fin de que podamos ser arraigados en nuestra fe. Efesios 4:14 nos dice, “para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagemas de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error.” La iglesia está para ser un lugar de compañerismo, donde los cristianos puedan convivir fraternalmente y honrarse unos a otros (Romanos 12:10), instruirse unos a otros (Romanos 15:14), ser benignos y misericordiosos unos con otros (Efesios 4:32), animarse unos a otros (1 Tesalonicenses 5:11), y lo más importante, amarse unos a otros (1 Juan 3:11).

    La iglesia está para ser un lugar donde los creyentes puedan celebrar la Cena del Señor, recordando la muerte de Cristo y Su sangre derramada por nosotros (1 Corintios 11:23-26). El concepto de “partir el pan” (Hechos 2:42) también conlleva la idea de comer juntos. Este es otro ejemplo del compañerismo promovido por la iglesia. El propósito final de la iglesia, de acuerdo a Hechos 2:42 es orar. La iglesia es un lugar que promueve la oración, enseña la oración, y practica la oración. Filipenses 4:6-7 nos anima a hacerlo, “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.”

  • Y tú Hermano, ¿tienes el don de interpretar bien?

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.