yesi ☠ preguntado en Salud y bellezaSaludOtros - Salud · hace 6 años

¿Como mucha azucar!?

Le pongo mucha azucar al te, a la leche, a lo que consuma practicamente jaja, incluso me gusta ponerle azucar encima a la tarta, es que me encanta le da un sabor muy rico, tambien me gusta la comida chatarra

me hará mal? o mi organismo ya estara acostumbrado a eso? estara bien comer lo que se le de la gana a uno total la vida es una sola? no se, que dicen? jaj

5 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 6 años
    Respuesta preferida

    yesi ☠ Muy buen dia el ingerir mucha azúcar puede traer consecuencias en un futuro en tu salud

    Además esto afecta tu salud y como consecuencia subir algo de peso.

    Como consejo a modo personal te recomiendo cambiar el azúcar de apoco y reemplazarlo por gotas Stevia las cuales se igualan en sabor.

    Pero no te hace daño.

    Después de esto te dejo un interesante documental acerca de los que preguntas.

    El consumo de azúcar y sus consecuencias en la salud humana

    El consumo de azúcar blanca refinado, ya sea en forma directa o bien a través de platos elaborados con éste, en repostería, caramelos, helados, galletitas, tortas, facturas, mermeladas, chocolate, gaseosas y otros tipo de bebidas azucaradas, afectan la salud psico-física de los seres humanos.

    En el Libro Sugar Blues, escrito por William Dufty, de Editorial Gea, el autor explica cómo el consumo de azúcar está implicado en un síntoma al que denominó Sugar Blues (enfermedad del azúcar, o síntoma de melancolía y depresión generada por su consumo).

    Cómo el azúcar afecta al sistema nervioso

    Las enfermedades del sistema nervioso afectan a muchas personas en la actualidad. El consumo de azúcar está íntimamente relacionado con ello. Cuando una persona padece depresión, ataque de pánico o algún tipo de psicosis, puede comprobarse, en general, que su dieta consta de una gran cantidad de azúcar refinado.

    Un cambio de alimentación, prescindiendo de alimentos que pueden ser nocivos para la salud, genera cambios en el comportamiento psicológico y muchas veces ayuda en la resolución del conflicto tanto psíquico como físico.

    La abstinencia de azúcar blanca refinada y el agregado de alimentos que contienen carbohidratos de otra calidad, modifica la química interna, ayudando a mejorar la condición emocional, anímica.

    Suele ocurrir que los síntomas de ansiedad o perturbación emocional estén íntimamente relacionados con un desequilibrio de la glucosa en sangre, debido, justamente, al consumo de sacarosa o azúcar refinada.

    Cuando se habla de necesidad de azúcar en el torrente sanguíneo se refiere esto a la necesidad de glucosa sanguínea.

    La glucosa es un azúcar que se encuentra generalmente con otros azúcares en frutas y verduras. Es un material clave en el metabolismo de todas las plantas y animales. Muchos de nuestros alimentos principales se convierten en glucosa en nuestros cuerpos. La glucosa está siempre presente en nuestro flujo sanguíneo y a menudo se la llama azúcar sanguínea y de ella se alimentan las células del organismo.

    El azúcar de las frutas se llama fructuosa, el de la malta, se denomina maltosa, el azúcar de la leche se llama lactosa, y el azúcar refinada de caña o de remolacha, se llama sacarosa.

    La glucosa ha sido siempre un elemento esencial en la sangre humana.

    La dependencia de la sacarosa es algo nuevo en la historia del ser humano. Cuando se dice que es importante el azúcar como componente esencial del cuerpo humano y la importancia que tiene éste como fuente de energía y su metabolización para producir calor, se está hablando de la glucosa, que nuestro propio cuerpo fabrica.

    Los médicos y nutricionistas no hablan comúnmente acerca de la alteración emocional que es generada por el descenso de la glucosa en sangre.

    Pero hay investigaciones que demuestran cómo el dejar el azúcar blanco y todas sus preparaciones, ayuda en el sentido de equilibrar la condición psicológica de la persona.

    El azúcar y otras enfermedades

    El azúcar refinado solo proporciona al ser humano, lo que los especialistas en nutrición describen como calorías vacías o desnudas.

    Por otro lado el azúcar drena y extrae las preciosas vitaminas y minerales del cuerpo, por las demandas que su digestión, desintoxicación y metabolismo producen sobre el organismo.

    Muchas de las enfermedades de la época, tales como cáncer, diabetes, hipotiroidismo, sida, afecciones circulatorias, anemia, remoción de útero, osteoporosis, hipertensión, hipercolesterolemia, artritis reumatoidea, artrosis, reuma y las afecciones propias del sistema nervioso, como esclerosis múltiple, depresión, insomnio, ataque de pánico, tienen que ver con el consumo de azúcar blanco o sacarosa.

    El azúcar y la pérdida de minerales, como calcio, fósforo, magnesio, zinc, yodo, hierro

    Si se consume azúcar diariamente, se produce continuamente una condición excesivamente ácida en el organismo y se necesitan cada vez más minerales de lo profundo del cuerpo para tratar de rectificar el desequilibrio. Finalmente, con objeto de proteger la sangre, el organismo extrae tanto calcio de los huesos y dientes qué estos empiezan a cariarse sobreviniendo una debilidad general.

    La ingesta de azúcar genera un estado de acidificación sanguínea.

    Como la sangre en sus estado normal es alcalina, al consumir este alimento, el organismo en la búsqueda de su equilibrio natural, quiere volver a su estado de alcalinidad, para ello recurre a las reservas naturales del cuerpo, usando los minerales almacenados que son alcalinos, tales como el hierro de la sangre, magnesio y zinc de las células cerebrales, yodo de la tiroides, minerales del cuerpo en general.

    La anemia tiene que ver con la falta de hierro, el hipotiroidismo con la de yodo, la depresión con la falta de magnesio y zinc.

    En general esta pérdida de minerales va debilitando la condición general del ser humano, bajando su sistema inmunológico y haciéndolo propenso a las enfermedades que hoy afectan a la civilización, mencionadas anteriormente.

    En su libro “Sugar Blues”, William Dufty continúa diciendo:

    “A la larga todo exceso de azúcar afecta a todos los órganos del cuerpo. Al principio se almacena en el hígado en forma de glucosa (glicógeno). Puesto que la capacidad del hígado es limitada, un consumo diario de azúcar refinada, hace que el hígado pronto se hinche como un globo. Cuando el hígado está abarrotado en su capacidad máxima, el exceso de glicógeno retorna, a la sangre en forma de ácidos grasos.

    Estos son transportados a todas las partes del cuerpo y almacenados en áreas menos activas, el vientre, las nalgas, las mamas y los muslos.

    Cuando estas áreas relativamente inofensivas están repletas, los ácidos grasos se distribuyen entonces, entre los órganos activos, como el corazón y los riñones. Estos órganos empiezan a disminuir su función. Finalmente sus tejidos degeneran y se convierten en grasas.

    El cuerpo entero queda afectado, con su capacidad reducida, creando una presión sanguínea anormal.

    El azúcar refinado carece de minerales naturales (los cuales sin embargo se encuentran en la remolacha y la caña de azúcar).

    Nuestro sistema nervioso parasimpático queda afectado y los órganos que éste gobierna, tales como el cerebelo, se vuelven inactivos o se paralizan (raramente se piensa que la función del cerebro es tan biológica como la digestión). Los sistemas circulatorio y linfático son invadidos y la calidad de los glóbulos rojos empieza a cambiar.

    La clave para un funcionamiento ordenado del cerebro es el ácido glutámico, un compuesto vital que se encuentra en muchas verduras. Las vitaminas B tienen un papel muy importante en la división del ácido glutámico, en compuestos antagónicos-complementarios que producen una orden de proceder o de controlar en el cerebro. Cuando se toma azúcar refinada cada día, disminuye la reserva de Vitamina B, causando adormecimiento, haciéndonos perder nuestra capacidad de calcular y memorizar.”

    El azúcar y la baja de energía, desconcentración, sueño

    Existen en la Naturaleza alimentos que aportan energía y otros que la quitan.

    El azúcar blanco refinado la quita.

    Cuando se habla de azúcares que aportan energía, esto se refiere a carbohidratos complejos, tales como los cereales integrales (arroz integral, mijo, cebada perlada, avena, trigo, maíz, centeno).

    Estos carbohidratos complejos aportan azúcares de una calidad diferente a la de los carbohidratos simples (azúcar refinado o sacarosa, harinas blancas, arroz blanco, pastas de harinas blancas en general).

    Cuando se consumen carbohidratos simples se genera una combustión rápida de azúcar en la sangre, es decir de glucosa.

    Lo que ocurre es como el fuego de un pajar, se enciende con fuerza y con esa misma fuerza que se encendió, se apaga.

    Por eso cuando se consume este tipo de alimentos, se tiene energía en un momento, pero luego ésta desaparece y erróneamente se busca consumir “algo dulce”, que en general es un alimento similar, para volver a tener energía.

    El resultado es sensación de sueño, pesadez, dispersión mental, sensación de fatiga, falta de memoria, tristeza, abulia.

    Saludos y que tengas excelente dia!!!! ;)!!!

    Attachment image
  • hace 5 años

    La amenaza que presenta el azúcar a la salud se subestima enormemente, dicen

    los investigadores estadounidenses en un estudio, publicado en la revista científica "Obesity".

  • hace 6 años

    Seguramente eres muy joven y por eso ignoras los daños que le provocas a tu maravilloso organismo. Por el momento pareciera que tu cuerpo no acusa recibo, pero tu sangre se va acidificando para cuando seas adulto te empiecen las dolencias y puede ser tarde para salir de ese estado de enfermedad. La diabetes es una de las que te están esperando.

  • hace 6 años

    Tienes que abstenerte a comer tanta comida chatarra y todo tipo de azucares. Puede darte diabetes o obesidad. Yo fui muy glotona y comía todo tipo de dulces, gaseosas y esas cosas. Ahora lo como muy moderadamente, obvio hay veces en los que uno puede desquitarse (no exageradamente).

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 6 años

    El cuerpo no se "acostumbra", tarde o temprano te vas a generar problemas como diabetes, obesidad, higado grado..bla bla

    La vida es solo una pero creo que la vida es mas que atascarse de porquerias no crees? No tienes un cuerpo, ERES un cuerpo, respetalo y cuidalo, el dia de mañana que tengas que inyectarte insulina todos los dias o que necesites un riñon porque los tuyos ya no funcionan me platicas

    Un saludo

    Fuente(s): Nutriologa clinica
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.