¿Me regalan unos minutos de su valioso tiempo?

EL BRILLO EN LOS OJOS DE UNA MADRE

La gente murmuraba sin recelo,

de la mujer ¡Que corriendo corta viento!

¡Casi una niña... que causaba gran revuelo!

Para llegar por su hija en el momento,

decían las voces de su castigo por cielo,

cuidar la niña que apenas va creciendo,

que si ella era una vergüenza del desvelo,

muchos los chismes en lo horrendo,

sin saber de la madre el caro anhelo.

¡Solo dos niñas, de la mano van sonriendo!

La miran con desdén en su trabajo,

tan solo diecisiete y la niña solo cinco,

no saben las lenguas por lo bajo,

como cuida de la menor con gran ahincó,

¡Estudia en las noches con fiereza;

para crecer en la sociedad mortuoria!

¡Ante nadie se le ve que baje la cabeza!

¡Ante nadie se le ve que diga de su historia!

En ella no tiene espacio la tristeza,

¡Tan solo espera, a la niña darle gloria!

Una mañana de rumbo hacia la escuela.

En el camino el llanto, fue causa de atención,

una mochila guardaba en su interior una chicuela,

¡Recién nacida... desgañitando su pulmón!

La tomo entre sus brazos la mozuela,

acurrucando en sus manitas su oración,

¡No tubo miedo de aventurar la ciudadela!

¡No tubo miedo... de dar a su vida una razón!

Prefirió entre sus brazos llenarse de cautela,

entre sus brazos, la bebe, ¡Obtuvo un corazón!

¡Nadie jamas...reclamo a la niña que tiraron!

¡Ni nadie se pregunta del embarazo no existido!

¡Solo ella sabe que a la niña la dejaron...

esperanzados de que no hubiese nacido!

3 respuestas

Calificación
  • hace 6 años
    Respuesta preferida

    Qué historia conmovedora en tus versos.

    Los hijos del corazón, son doblemente hijos del amor y la elección.

    Entre la vileza crece el chisme, pero hubo alguien noble y valiente, a quien no le avergonzó ser madre sin haber parido, tan solo amor haber sentido por quien otra despreció.

    Muchas veces, no hay que juzgar, ya que la abandónica es una víctima de quien sabe qué flagelos.

    La poesía cuando refleja lo social es inmensamente rica, ya que habla por quienes no pueden.

    Hay muchas historias de abandonos y desamparos, pero también de almas capaces de darlo todo ¡cómo no andar por la vida con la cabeza en alto y cómo no llenarse de risa, si se ha encontrado semejante motivo para vivir y luchar.

    Un beso enorme, Mago querido.

    patricia

  • hace 6 años

    hola Mago.

    Te regalo unos minutos de mi tiempo valioso;

    quiero hundirme en la lectura de tus hermosos versos

    y recrearme la existencia , con un dulce pensamiento,

    hacia las madres de amplio corazón.

    Ellas cargan la dulzura en sus amantes brazos,

    no les importa el que diran y los murmullos de calle;

    tan solo son sensibles y capaces de dar amor.

    rosa.

    03.09.2014

  • hace 6 años

    Asi, es, no hay que juzgar sin conocer o saber la verdadera realidad. lo escribimos, no lo practicamos.

    La Letra Escarlata, a eso me recordo tu poema.

    Siempre debe triunfar la vida, esa es la lucha por la humanidad, el sentimiento.

    Un gusto inmenso leerte y meditar.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.