?
Lv 6
? preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 7 años

¿Qué pasa cuando la ciudad duerme....? Silvia B. Puebla?

Aparecen los duendes.....

JUGLARESCA PARA NIÑOS DE CIUDAD

Duendes durmientes

de la gran ciudad.

No me despierten

que quiero soñar...

Con un gato de arena

y un hada buena que llevará.

Zapatitos de flores

y mil amores en su cantar.

Con mariposa nueva

que con sus alas esparcirá,

Brillitos de colores

para los niños de mi ciudad.

Duendes durmientes

de la gran ciudad.

No me despierten

que quiero soñar...

Con pancitos de avena

y agüita fresca de manantial

Con mantelitos blancos

cuya fragancia me huele a sol.

Y en medio de los campos

podamos ya jugar,

con molinos de viento

y caballos que corran sin cesar.

Duendes durmientes

de la gran ciudad.

No me despierten

que quiero soñar...

SILVIA B. PUEBLA

24 de Diciembre 2013

(Derechis Reservadis Intríngulis Chíngulis)

PARA VOS NIÑITA Y NIÑITO QUE JESÚS TE BENDIGA CON PRECIOSOS DONES.

SOÑEMOS JUNTOS POR UN MUNDO MEJOR. UN ABRAZOTE Y BESOTE MMMMUUUUAAAK.

LOS REQUIERE SILVIA =)

3 respuestas

Calificación
  • Ben
    Lv 6
    hace 7 años
    Respuesta preferida

    Buen poema, querida Silvia, es tu elegancia natural a la hora de establecer claramente lo que tu poesía pretende sugerir y transmitir, lo que me gusta y atrae de ella. Te lo dice alguien que no se considera especialmente dotado para el arte de la lira. Besos!

  • Anónimo
    hace 7 años

    SILVIA

    Siempre bello lo que escribes.

    LA CIUDAD DUERME

    Se ha esfumado de mi vista la imponencia de los edificios circundados de luz y claridad, el laberinto formado por los hilos del teléfono y la agitación febril que caracteriza a la ciudad en las horas del día.

    El hormiguero humano, prodigioso de fecunda actividad, descansa...

    Desiertas están las calles y las plazas, el viento tranquilo y el ambiente balsámico y placentero. Los rayos pálidos y apacibles de la luna bañan las cúpulas galanas de las iglesias y palacetes y, en los parques, su luz cae sobre las copas de los árboles.

    Y cuando el follaje se agita, los rayos plateados penetran entre las sombras de los árboles y parecen que vagaran trémulos, cual si fueran luciérnagas vespertinas.

    De cuando en cuando, resuena la sonora vibración de una campana, anunciando, solemnes, las horas que transcurren.

    Cuántos esfuerzos, cuántos pesares, cuántos triunfos permanecen suspensos... y qué dulce resulta esa calma de la naturaleza bajo el manto de la noche !

    Bendita seas... oh ciudad opulenta y dormida...!

    Víctor Carlos

    saludos...

  • ?
    Lv 7
    hace 7 años

    Querida Silvia.

    Cuando la Ciudad duerme los duendes y las ilusiones se despiertan

    y nos llevan por los lugares mas maravillosos de la magia y la fantasía,

    donde todos somos iguales,a ese lugar donde solo hay alegría y las penas quedan atrás.

    Silvia que bello poema,dejas que nuestra imaginación vuele.

    Te envió un gran abrazo de koala navideño.

    ¡¡¡Feliz Navidad!!!

    Maltis.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.