Sonia
Lv 7
Sonia preguntado en MascotasReptiles · hace 7 años

¿Quieres acompañarme en la lectura de un cuento?

Les dejo un juego de letras.

ESTIGMAS

Sé que no eres devoto, asumo que tienes tus propias creencias sin embargo no puedo admitir que creas que tus verdades prevalecen sobre otras y tiene el absolutismo de lo infinito.

Te he visto oculto entre las rocas que llevan a la gruta que encierra la bahía, gruta en la que te has refugiado para protegerte de los embates del viento cuando la marea está baja.

En ese sitio que es digno de visitarse observé que tu llanto era incontenible, parecía que tus lágrimas querían horadar las rocas.

Lamenté que dejarás colillas de cigarrillos, entiendo que la marejada se las llevará al fondo del océano.

Me contaron que eras un visitante furtivo, huías de tus propias realidades, como siempre hice caso omiso a los comentarios, necesitaba verte para tener mi versión de los hechos.

La primera vez que te miré me dio la impresión que pese al intento de ocultar tu rostro con un pasamontañas y gafas estaba cerca de un hombre abrumado por la desesperanza.

Parecía que conocías la retirada del agua, el bramido de las olas en su danza eterna no alcanzaba para ocultar tus sollozos.

Antes había visto llorar a un hombre, la emoción era motivo de atraer las lágrimas, tal vez la pérdida de un ser querido propiciaba que aquellas rodaran sin disimulo.

Supe diferenciar los distintos llantos, el tuyo era semejante al gemido de un animal herido a punto de despedirse de la vida.

¿Cómo explicarlo?

No tuve miedo de esa figura fantasmagórica, estaba segura que no habías nacido en las tinieblas.

Opté por no hacer nada, solo observarte, llegaría el instante en que pudiera extender mis manos para ayudarte.

No estaba sola cuando me descubriste, detrás de mi un niño te buscaba.

Con el propósito de protegerlo nos alejamos de la catarata de palabras irreverentes que nos obsequiaste, no te diste la posibilidad de ver al pequeño que me acompañaba.

Un chiquito que estaba acostumbrado pese a su corta edad a llorar ausencias, un pequeño que no dudé en albergar en mi casa cuando lo encontré solo deambulando sin destino por una galería.

Entre todos los integrantes de mi familia le dimos aquello que vos jamás le habías dado, cariño, caricias tibias que alejaran de su cabeza los malos momentos.

De madrugada calmábamos sus pesadillas, clamaba por su padre.

Nos resultó difícil que nos contara sus orígenes, con la ayuda de terapistas y mediante juegos supimos que su mamá los había abandonado en búsqueda de un destino que no había encontrado a tu lado.

Jamás me erigiría en juez de conductas ajenas.

No conozco los estigmas que han lacerado tu alma.

Pido que el tiempo te ayude a reconciliarte con la vida.

Pido al tiempo que los estigmas pasen a ser un recuerdo, doloroso sin dudas, no tanto para que te impida ejercer tu función de padre.

No podrás esconderte por mucho tiempo, la vida no es huir de ella.

Date el gusto de observar las luces del alba, camina por la playa sin ocultarte, levanta la mirada despojada de lágrimas para observar el Universo.

No está solo quien desea salir de ese estadío.

Permite que te ayudemos a evadirte de ese problema que de ninguna manera debe ser razón de tu existencia.

Quiero ser testigo privilegiada del reencuentro con tu hijo, te necesita, entre los dos podrán atenuar la pena que los aflige, el amor sana.

Vive para ese niño que sufre, de tu mano recorrerá otros senderos.

Piensa en él.

Juntos pueden comenzar una vida en la que prevalezcan las sonrisas, es tu sangre, para nada responsable de los errores que cometemos los adultos.

Transforma la tristeza en alegría.

Intuyo que tanto vos como el pequeño pueden lograrlo.

No digas nunca, cambia esa palabra por siempre.

http://www.youtube.com/watch?v=sRO9Ku5D_dU

Youtube thumbnail

16 respuestas

Calificación
  • hace 7 años
    Respuesta preferida

    Hola Sonia,

    Si quiero y ya te acompañe, y mucho te agradezco el viaje porque me lleno de melancolía, ternura, coraje y esperanza, todo al mismo tiempo......

    Solo quien carga el costal sabe lo que lleva dentro, solo este hombre misterioso, puede saber las razones de su sinrazón, no somos nadie para juzgarlo pero si somos alguien para invitarlo a reflexionar, un hijo es una responsabilidad enorme y no se debe dejar a la deriva, si la madre se desapareció, por razones que solo ella sabrá, toca al padre, asumir la responsabilidad,,,,

    Es lindo tu cuento, como todos.

    Abrazo y beso para ti.

    Hoy es miércoles y también toca.

  • hace 7 años

    Sabes yop tengo un hijo al que adoro con toda mi alma y tu cuento me llevo a las lagrimas no me da pena decirlo soy un hombre y siento hoy tu narración no solo se llevo mi admiración se llevo mi corazón, gracias amiga por compartirlo y por recordarme que cada hijo necesita un padre o una madre o ambos en uno mismo.

  • hace 7 años

    recordemos la verdad es absoluta y relativa, muy bonitas entradas de personajes nos entregas en este escrito, siempre somos testigos de algunas cosas juntos comenzar una nueva vida donde prevalezcan sonrisas

  • hace 7 años

    Hermoso relato como de costumbre y lo acompañas con un hermoso vídeo gracias porque es triste pero a la vez es humano porque el decir nunca no sirve de nada.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 7 años

    Hola Sonia.

    A veces los dolores son tantos y las circunstancias tan tristes que sólo quién las vive sabe lo que realmente pasa por su mente y corazón al momento de tomar decisiones.

    Qué bella invitación a la reconcoliación y a la libertad de amar. Sólo que existen almas tan lasitmadas que saben que por sus propias cadenas a otros pueden llegar a lasmitar y los aman tanto que prefieren alejarse.

    Estupendo escrito lleno de reflexión, tiene mucho que analizar.

    Un abrazo Sonia y gracias.

  • jaimem
    Lv 6
    hace 7 años

    me resulta algo difícil de digerir tu escrito..

    quizás esto por motivos personales

    dónde puedes palpar experiencias

    no propias pero si vividas..

    muy interesante..

    gracias por compartir

    p.d. todos de alguna manera tenemos estigmas

    Fuente(s): Quieres acompañarme en la lectura de un cuento publicado por Todo es Mejor ...Sonia sin H.
  • Anónimo
    hace 7 años

    Hola, ludo-letrística.

    Bellísima la entrega que hoy regalas.

    Mirarle al fondo de la cueva, herido,

    cual animal que oculto lame llagas,

    invitarle a salir, y recordarle

    que tiene alguien pequeño

    por quién vivir. Él mismo,

    y otro que pende de él.

    La invitación es firme,

    convincente, deseable.

    La magia está en que él

    sea quien decida.

    Muchas gracias, hacedora de cuentos

    hermosísimos. Dejas aroma dulce,

    a flores, frutos, rosas, pinos y madreselva

    cuando escribes.

    Salu2. Paz y Bien.

    Aguamarina...

    ;)

  • Anónimo
    hace 7 años

    TODOESMEJOR

    Dolorosa historia de este hombre que abandona al hijo,

    sumido en la desesperacion,

    Narras los hechos con tal veracidad que nos parece estar

    por los acantilados contemplando la figura doliente de este

    hombre.

    Gracias,amiga por escribir cada dis estos cuentos que tanto

    nos agradan.

    daludos.☺

  • hace 7 años

    Querida Sonia

    A través de la pintura de ese hombre hundido, sin esperanza, pude no solo captar lo que ha visto quien narra: estigmas, sino sobrevolar con mi alma y sin poder evitar un remalazo de dolor, las existencias destrozadas que pude conocer en profundidad, con un trasfondo similar. Otras historias, donde también, emergiendo de ellas había niños.

    Sé desde donde nace este alegato e infinito deseo que es más bien un clamor de incierta respuesta.

    Y por eso, coincido con la voz que le habla a este ser despojado, marginado por tantas teorías y suposiciones que aún siendo sinceras, son una parte de otras que no son solo teorías, sino que encarnan la voz social, que se impone, que sentencia y que no dará ninguna chance a que alguien que ya es estigmatizado, se recupere y más aún, recupere y construya un vínculo.

    Un vínculo no se construye desde un solo lado, es bidireccional: un niño que clama por su padre, aunque éste no pueda ser el padre que debería, tiene derecho a que se haga todo lo posible por siquiera tomar un contacto con él. Separarlo es una decisión extrema y solo en casos de peligro para la integridad psicofísica del niño, se debe hacer.

    Esa jóven sabía que iba a morir. Desde la habitación 310, con el suero puesto, poca energía y toda la que tenía puesta en clamar porque le dejen ver a su hijito, no fue escuchada. Se citó a la familia que tenía la guarda judicial, gente que lo crió con amor. Los relatos con estigma no se hicieron esperar y siempre fueron el sustento de los papeleríos que tan prolijamente llevan encarpetados las asistentes sociales, tan solícitas como soberbias. No me escucharon.

    ¿Qué mal podía hacerle al niño, que clamaba por su mamá, verla allí, en ese ambiente aséptico, cuando aún lucía dentro de todo "bien" como para decirle por última vez quizás cuánto lo amaba?

    Ah, ella había sido alcohólica, tenía anemia crónica, había vivido una pobreza extrema, fue impedida de lo que no le faltaba y que yo hasta el fin pude atesorar: AMOR. Sigamos, había sufrido como víctima de trata, pero es más fácil decir en unas líneas que llevó una vida "inmoral"...sí, inmoral fue que la retuvieran, linda, jóven, semianalfabeta, útil para venderla a la demanda de sexo de los borrachos que pululan la zona de la estación de trenes...indocumentada, golpeada, quemada con cigarrillos, drogada en la bebida, sin manejar dinero de la explotación de su cuerpito desvencijado..sin poder decidir, sin poder alquilar un sitio para vivir; rodando por tantos lados, apareciéndo golpeada en las guardias de los hospitales, aterrorizada de denunciar a los que la vendían, porque ya habían descuartizado a una amiga, también extranjera...aterrorizada de la policía que la levantaba en patrullero y la violaba, como también hicieron dos enfermeros en una noche en una guardia de hospital y la largaron a la calle como un animalito.

    No sigo. Según la docta asitente social, la madre no era apta...Pero su hijo sí la consideraba apta, cada vez que ella lo iba a visitar, le llevaba un regalito y se enorgullecía de verlo bien, bendiciendo a los que lo criaban con amor.

    Ese niño, existe. Final: a Ronald no lo dejaron ver a su mamá, a quien él adoraba y ella, pocos meses después falleció. Yo les avisé y vinieron a despedir su cuerpo: Ahí estaba el niño, arrojó un terroncito de tierra, una flor...no lloraba...no entendía que esos meses ahora serían el resto de su vida de ausencia de un abrazo. ¿Costaba tanto dejarlos verse y abrazarse unos momentos, en vida?

    ¿Por qué el estigma prefirió que la sepultara? Una escoria menos...así piensa la mayoría.

    Ella está en el cielo ahora, ya goza de lo que yo gozaré no sé cuándo y espera: nos espera a los que supimos verla como un ser humano y amarla como Jesús amó, sin importar nada, dandolo todo.

    Me estuve tardando en responder porqu no sabía si iba a poder, si debía decir esto o callar...

    YO COINCIDO CON ESE (...)"No conozco los estigmas que han lacerado tu alma.

    Pido que el tiempo te ayude a reconciliarte con la vida.

    Pido al tiempo que los estigmas pasen a ser un recuerdo, doloroso sin dudas, no tanto para que te impida ejercer tu función de padre.

    (...)Quiero ser testigo privilegiada del reencuentro con tu hijo, te necesita, entre los dos podrán atenuar la pena que los aflige, el amor sana.

    Vive para ese niño que sufre, de tu mano recorrerá otros senderos."...

    ALMAS ESTIGMATIZADAS POR ESTA SOCIEDAD FRÍVOLA Y MALA: NO DIGAN NUNCA, DIGAN SIEMPRE.

    La Oda a la alegría, es un himno para un mundo mejor.

    Gracias por tus letras, amiga. Lo profundo está en quien lo quiera o pueda ver.

    Cariños

    patricia

  • hace 7 años

    Bella lectura! No le pidas a ese hombre que vuelva con su hijo, el niño ha encontrado contigo y con los tuyos la compañía y el amor que necesita su orfandad. Que sería de esta criatura al lado de semejante ser lacerado por la vida o los vinos que han quemado sus neuronas. Lograron mucho, que narrara su verdadera historia, con el tiempo sus cicatrices se borrarán con el amor de ustedes. No luches por una vida perdida, lucha por una vida que recién comienza y tiene mucho amor para dar a quien lo cobijó y ayudó en momentos extremos. Gracias y besos!

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.