Anónimo
Anónimo preguntado en Casa y jardínDecoración y Remodelación · hace 8 años

¿como hago para reciclar un mueble viejo?

hola, tengo una cómoda vieja y necesito saber como hacer para que este mas linda, ya le removí la pintura y quedo un color lindo pero necesito saber como reciclarlo o para que este mas nuevo. GRACIAS

2 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 8 años
    Respuesta preferida

    Antes de que empieces la restauración del mueble, es importante someterlo a un chequeo completo para valorar si vale o no vale la pena restaurarlo. Siempre es mejor que el número de piezas que debas cambiar no supere al número de las que se pueden conservar.

    Las herramientas básicas para restaurar un mueble son: lijas de varios tamaños y durezas, pinceles, trapos de algodón, destornilladores, cuchillas, estropajos de aluminio, algodón y una espátula.

    Evita trabajar al aire libre: el viento y el sol resecan la madera y la pintura. Lo ideal es trabajar en una estancia con temperatura estable y lejos de focos de calor o frío. Y no olvides protégerte con una mascarilla y guantes de goma. ¡La salud es lo primero!

    Antes de ponerte manos a la obra, limpia el mueble a fondo. Basta con pasarle un trapo humedecido en agua y un poco de jabón neutro. Repasa todo el mueble, sobre todo las partes ocultas, y déjalo secar totalmente.

    Tras limpiarlo deberás eliminar la pintura o el barniz. Para ello, aplica decapante con una brocha y retíralo con una espátula. Repite la operación hasta eliminar el acabado y limpia el mueble con un trapo y disolvente. Al final, pasa una lija fina.

    Si las manchas no se van, tras decapar o lijar la pieza, repite el proceso hasta que desaparezcan. Si las manchas están en las esquinas o molduras, repásalas con un cepillo de dientes muy duro mojado en disolvente. Humedécelo a menudo para retirar la suciedad.

    La carcoma es fácil de detectar en un mueble: su superficie presentará pequeños agujeros. Para erradicarla, aplica un producto anticarcoma con una brocha en cada hueco y envuelve el mueble con plástico. Es importante cubrir por completo el agujero. Se recomienda renovar el plástico cada 48 horas y dejarlo tapado un mínimo de cuatro días.

    Las hendiduras ligeras de la madera desaparecen si colocas un trapo mojado en agua o en leche caliente sobre la zona afectada. Sujétalo fuerte con una cinta y déjalo actuar unas horas. Tras un tiempo prudencial, recuperará su forma original.

    Puedes tapar fisuras con masilla o cera natural para disimular arañazos e imperfecciones. Rellénalos con una espátula, luego lija la superficie y repite la operación hasta que la fisura desaparezca. Para devolverle a la zona su color original, pintala con óleos de la tonalidad de la madera.

    Este paso es sólo para las más mañosas, ¡pero algún día hay que intentarlo! Si te animas cambiar pequeñas piezas - patas, molduras...-, retíralas y dibújalas en papel. Ponlas sobre un tablero (de pino para los muebles con veta y de haya para los que no la tienen) y recórtalas con una segueta. Lija los bordes y tíñela del color más parecido al mueble.

    Para encolar las nuevas piezas, retira las antiguas y elimina los restos del antiguo pegamento. Aplica cola blanca, sujeta la pieza con un gato o con cuerdas y déjala secar 24 horas. Si sólo quieres encolar la pieza original y la pieza no puede quitarse de la estructura, aplica directamente la cola.

    Si la puerta está descolgada, cambia la bisagra por una un poco más grande. Para que la nueva se ajuste, amplía el cajeado con un formón. Una opción más fácil es pegar la bisagra antigua al mueble con cola rápida. Si los cajones no se deslizan bien, aplica un poco de jabón a las guías o lija los laterales.

    Los herrajes de bronce se limpian con agua y jabón. El resto de metales repásalos con un cepillo de cerdas suaves humedecido en vinagre o en un refresco de cola. Las cerraduras repásalas con aceite y frótalas con un cepillo metálico de cerdas suaves.

    Si la tela no está muy deteriorada, basta con una puesta a punto para que esté como nueva. Desclávala con cuidado de la estructura y, para una limpieza a fondo, llévala a la tintorería. Posteriormente, grápala con una grapadora especial para tapizar.

    Si la tela original está inservible, creáte una plantilla de la forma del tapizado original, recorta la nueva tela y grápala.

    Aplica una capa de barniz -mate o satinado-, deja secar 24 horas, lija el mueble, limpia el polvo y aplica otra mano en el sentido de la veta. Luego, con algodón, aplica una capa de cera incolora: le dará un aspecto mucho más natural.

    Se aconseja el teñido del mueble cuando la pieza ha perdido el color o se le quiere dar un aire nuevo. Líjala, límpiala y aplica con una brocha suave que no suelte pelo una capa de tinte. Para oscurecerla, pásale varias capas hasta acertar con el tono.

    Se recomienda sólo cuando la pieza original presenta este acabado. Su textura viscosa tapa los poros de la madera y, además, le da brillo. En acabado transparente o ámbar, debes aplicar unas 15 capas con una brocha especial para este producto.

    Para que el acabado final del mueble sea más brillante, aplícale al menos una segunda capa, ya sea de barniz, de tinte o de goma laca. Es conveniente encerar la pieza una o dos veces al año para mantenerla en perfecto estado tras la restauración.

  • hace 6 años

    Hola: con mi marido queriamos aprender sobre restauracion de muebles pues habiamos recibido de herencia de nuestros abuelos algunos que eran casi centenarios y muy lindos. luego de buscar en la web ciertos tutoriales y consultar precios llegamos a la conclusion que nos convenia encargarsela a un especialista, pues el resultado final seria mejor debido a su experiencia y el precio era accesible lo que no justificaba nuestro gasto familiar e inexperto. te recomendaria consultes a ellos. http://plv-carpinteriademadera.com/restauracion-de...

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.