promotion image of download ymail app
Promoted
Fanny preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 8 años

¿Me regalas una poesia grandiosa ?

Si, esa que te parece SUPER.

gracias por su tiempo .

Actualización:

Negrito

Delicia

Aguamarina

Rocio

Marta

La Rosa Purpura.

si que sus poesias son grandiosas , me encantaronnn !!!

gracias por dedicarme su valioso tiempo poetas, es un placer

tenerlos en mi humilde pregunta.

La poesia de Mariposa, bueno , la poesia de Mistral que trae Mariposa,

nunca la lei y me parece realmente grandiosa

y apasionada, besos y besos , u.u.u.

Actualización 2:

lean este verso y no me digan que no es grandioso !!!!!

Hay besos que producen desvaríos

de amorosa pasión ardiente y loca,

tú los conoces bien son besos míos

inventados por mí, para tu boca.

7 respuestas

Calificación
  • hace 8 años
    Respuesta preferida

    Amiga Fanny..esta poesía de Gabriela Mistral ,

    pues me parece realmente grandiosa.

    Espero te guste...

    Hay besos que pronuncian por sí solos

    la sentencia de amor condenatoria,

    hay besos que se dan con la mirada

    hay besos que se dan con la memoria.

    Hay besos silenciosos, besos nobles

    hay besos enigmáticos, sinceros

    hay besos que se dan sólo las almas

    hay besos por prohibidos, verdaderos.

    Hay besos que calcinan y que hieren,

    hay besos que arrebatan los sentidos,

    hay besos misteriosos que han dejado

    mil sueños errantes y perdidos.

    Hay besos problemáticos que encierran

    una clave que nadie ha descifrado,

    hay besos que engendran la tragedia

    cuantas rosas en broche han deshojado.

    Hay besos perfumados, besos tibios

    que palpitan en íntimos anhelos,

    hay besos que en los labios dejan huellas

    como un campo de sol entre dos hielos.

    Hay besos que parecen azucenas

    por sublimes, ingenuos y por puros,

    hay besos traicioneros y cobardes,

    hay besos maldecidos y perjuros.

    Judas besa a Jesús y deja impresa

    en su rostro de Dios, la felonía,

    mientras la Magdalena con sus besos

    fortifica piadosa su agonía.

    Desde entonces en los besos palpita

    el amor, la traición y los dolores,

    en las bodas humanas se parecen

    a la brisa que juega con las flores.

    Hay besos que producen desvaríos

    de amorosa pasión ardiente y loca,

    tú los conoces bien son besos míos

    inventados por mí, para tu boca.

    Besos de llama que en rastro impreso

    llevan los surcos de un amor vedado,

    besos de tempestad, salvajes besos

    que solo nuestros labios han probado.

    ¿Te acuerdas del primero...? Indefinible;

    cubrió tu faz de cárdenos sonrojos

    y en los espasmos de emoción terrible,

    llenaron sé de lágrimas tus ojos.

    ¿Te acuerdas que una tarde en loco exceso

    te vi celoso imaginando agravios,

    te suspendí en mis brazos... vibró un beso,

    y qué viste después...? Sangre en mis labios.

    Yo te enseñe a besar: los besos fríos

    son de impasible corazón de roca,

    yo te enseñé a besar con besos míos

    inventados por mí, para tu boca.

    Gabriela Mistral.

    Bendiciones a tu alma bella.

    Fuente(s): Besos Mariposa
    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 8 años

    A SOLAS

    ¿Quieres que hablemos? Está bien empieza:

    Habla a mi corazón como otros días...

    ¡Pero no!... ¿qué dirías?

    ¿Qué podrías decir a mi tristeza?

    ...No intentes disculparte: ¡todo es vano!

    Ya murieron las rosas en el huerto;

    el campo verde lo secó el verano,

    y mi fe en ti, como mi amor, ha muerto.

    Amor arrepentido,

    ave que quiere regresar al nido

    al través de la escarcha y las neblinas;

    amor que vienes aterido y yerto,

    ¡donde fuiste feliz... ¡ya todo ha muerto!

    No vuelvas... ¡Todo lo hallarás en ruinas!

    ¿A qué has venido? ¿Para qué volviste?

    ¿Qué buscas?... Nadie habrá de responderte!

    Está sola mi alma, y estoy triste,

    inmensamente triste hasta la muerte.

    Todas las ilusiones que te amaron,

    las que quisieron compartir tu suerte,

    mucho tiempo en la sombra te esperaron,

    y se fueron... cansadas de no verte.

    Cuando por vez primera

    en mi camino te encontré, reía

    en los campos la alegre primavera...

    todo era luz, aromas y armonía.

    Hoy todo cuán distinto... Paso a paso

    y solo voy por la desierta vía.

    —Nave sin rumbo entre revueltas olas-

    pensando en la tristeza del ocaso,

    y en las tristezas de las almas solas.

    En torno la mirada no columbra

    sino esperanzas y páramos sombríos;

    los nidos en la nieve están vacíos,

    y la estrella que amamos ya no alumbra

    el azul de tus sueños y lso míos.

    Partiste para ignota lontananza

    cuando empezaba a descender la sombra.

    ...¿Recuerdas? Te llamaba mi esperanza,

    ¡pero ya mi esperanza no te nombra!

    ¡No ha de nombrarte!...¿para qué?... Vacía

    está el ara, y la historia yace trunca.

    ¡Ya para que esperar que irradie el día!

    ¡Ya para que decirnos: Todavía,

    Si una voz grita en nuestras almas: ¡Nunca!

    Poemas de Ismael Enrique Arciniegas

    NOCTURNO

    JOSE ASUNSION SILVA

    Una noche

    Una noche toda llena de perfumes, de murmullos y de músicas de alas,

    Una noche

    En que ardían en la sombra nupcial y húmeda las luciérnagas fantásticas,

    A mi lado lentamente, contra mí ceñida toda, muda y pálida,

    Como si un presentimiento de amarguras infinitas,

    Hasta el más secreto fondo de las fibras te agitara,

    Por la senda florecida que atraviesa la llanura

    Caminabas,

    Y la luna llena

    Por los cielos azulosos, infinitos y profundos esparcía su luz blanca,

    Y tu sombra

    Fina y lánguida,

    Y mi sombra

    Por los rayos de la luna proyectadas,

    Sobre las arenas tristes

    De la senda se juntaban,

    Y eran una,

    Y eran una,

    Y eran una sola sombra larga

    Y eran una sola sombra larga

    Y eran una sola sombra larga...

    Esta noche

    Solo; el alma

    Llena de las infinitas amarguras y agonías de tu muerte,

    Separado de ti misma por el tiempo, por la tumba y la distancia,

    Por el infinito negro

    Donde nuestra voz no alcanza,

    Mudo y solo

    Por la senda caminaba...

    Y se oían los ladridos de los perros a la luna,

    A la luna pálida,

    Y el chillido

    De las ranas...

    Sentí frío; era el frío que tenían en tu alcoba

    Tus mejillas y tus sienes y tus manos adoradas,

    Entre las blancuras níveas

    De las mortuorias sábanas,

    Era el frío del sepulcro, era el hielo de la muerte

    Era el frío de la nada,

    Y mi sombra,

    Por los rayos de la luna proyectada,

    Iba sola,

    Iba sola,

    Iba sola por la estepa solitaria

    Y tu sombra esbelta y ágil

    Fina y lánguida,

    Como en esa noche tibia de la muerta primavera,

    Como en esa noche llena de murmullos de perfumes y de músicas de alas,

    Se acercó y marchó con ella

    Se acercó y marchó con ella...

    Se acercó y marchó con ella...¡Oh las sombras enlazadas!

    ¡Oh las sombras de los cuerpos que se juntan con

    [las sombras de las almas...

    ¡Oh las sombras que se buscan en las noches de tristezas y de lágrimas!...

    Fuente(s): TECNOLOGO EN MERCADOS
    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 8 años

    "LA REINA"

    Yo te he nombrado reina.

    Hay más altas que tú,

    mas altas.

    Hay más puras que tú,

    más puras.

    Hay más bellas que tú,

    hay más bellas.

    Pero tú eres la reina.

    Cuando vas por las calles nadie te reconoce.

    Nadie ve tu corona de cristal, nadie mira la alfombra de oro rojo

    que pisas donde pasas, la alfombra que no existe.

    Y cuando asomas

    suenan todos los ríos en mi cuerpo, sacuden el cielo las campanas, y un himno llena el mundo.

    Sólo tú y yo,

    sólo tú y yo,

    amor mío,

    lo escuchamos.

    Pablo Neruda.

    Fuente(s): Si es grandiosa...Saludos...La Rosa Púrpura.
    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 8 años

    Niña de ojos azules preciosos

    niña no los escondas son hermosos

    no los llenes de lagrimas amargas

    no dejes humedecer tus mejillas bravas

    Mira a la luna y empieza a vivir

    mira al cielo y empieza a sonreír

    No permitas que la tristeza invada tu alma

    deja que la felicidad te devuelva la calma

    Los años pasan y tu creces

    tu cara cambia y envejeces

    y solo te quedara el recuerdo de lo que fuiste

    la rabia por no dejar de estar triste

    Tuviste la oportunidad de sonreír

    pudiste ser feliz y huir

    vivir la vida, disfrutar

    Tener recuerdos felices y amar

    tuviste miedo y te equivocaste

    quisiste arriesgarlo todo y perdiste

    desaste sacrificar tu vida por los démas

    y te quedaras sola, triste par siempre jámas

    Ahora solo te queda un recuerdo triste

    la melancolia por lo que nunca fuiste

    la rabia por tus pocas luces

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 8 años

    Era una mañana y abril sonreía.

    Frente al horizonte dorado moría

    la luna, muy blanca y opaca; tras ella,

    cual tenue ligera quimera, corría

    la nube que apenas enturbia una estrella.

    Como sonreía la rosa mañana

    al sol del Oriente abrí mi ventana;

    y en mi triste alcoba penetró el Oriente

    en canto de alondras en risa de fuente

    y en suave perfume de flora temprana.

    Fue una clara tarde de melancolía.

    Abril sonreía. Yo abría las ventanas

    de mi casa al viento... El viento traía

    perfume de rosas, doblar de campanas...

    Doblar de campanas lejanas, llorosas...

    suave de rosas aromado aliento...

    ...¿Dónde están los huertos floridos de rosas?

    ¿Qué dicen las dulces campanas al viento?

    Pregunté a la tarde de abril que moría:

    ¿Al fin la alegría se acerca a mi puerta?

    La tarde de abril sonrío: La alegría

    pasó por tu puerta -y luego, sombría: -

    Pasó por tu puerta. Dos veces no pasa.

    Fuente(s): Poesía de Antonio Machado
    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 8 años

    I

    En lo alto de aquel monte

    hay un arbolillo verde.

    Pastor que vas,

    pastor que vienes.

    Olivares soñolientos

    bajan al llano caliente.

    Pastor que vas,

    pastor que vienes.

    Ni ovejas blancas ni perro

    ni cayado ni amor tienes.

    Pastor que vas.

    Como una sombra de oro

    en el trigal te disuelves.

    pastor que vienes.

    Federico García Lorca

    Fuente(s): poemas del alma
    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 8 años

    Hola.

    A mí me gusta esta.

    Me encantaría que la pusieran de epitafio, esculpida en mi lápida,

    ahi sobre mi tumba:

    http://acariciandoletras.blogspot.mx/2010/03/exalt...

    (¿O quizá sería mejor en una placa metálica, para que no se deteriore? Sí, creo que sí...).

    Un placer responderte.

    Salu2. Paz y Bien.

    Aguamarina...

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.