El dragón preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 9 años

¿Y de la poesía qué, alguien la encontró, dónde se ha ido?

Querida pulsión llamada prosa. Hora tras hora detrás de los barcos, de la extraña orilla con la que sueña rozar cada brote de la arena, en el viento que trae cada sueño y cada aurora. Querida pulsión, fuente de todos los naufragios. Ella tal vez dirá alguna tarde la razón de “caminito” de ese imperceptible caminar entre tinieblas, sin saber que alguna vez allí empezó todo, entre el asombro de mis pocos años, en unos zapatos de charol y aquel bigote de fuego, la mirada gris como el acero y su sombrero apuntando al mástil, aquel quebrado entre la niebla mientras el licor inundaba su boca y repetía la monserga con la que los sultanes arrasaban arrabales y su taco repiqueteaba en el empedrado. Su paso de hombre que me fue sumiendo en distancias y presagios. Viejo, mi viejo… Eterno, inconmensurable. Heredé de vos ese mismo rumor de adioses y nostalgias. Impenetrable maraña de besos y pasiones, de jirones de piel sobre el asfalto, sobre las mesas de los bares, en las camas alquiladas y en las sillas que nunca duermen. La ventana por donde mirar el patio, o la glorieta. Las nubes que pasan extasiadas, dueñas de la razón de cada hora, de su infinita distancia. Las manos, cada una durmiendo en cada abrazo, en cada dentellada del destierro, en cada adiós, en cada madrugada. ¿Y dónde entonces el verso? En este cuerpo que ya dice basta, en estos ojos cansados ya de mirar tanto. Sin embargo aún me fascina el murmullo de los trenes, sorteando a pura gambeta el diccionario de los carceleros, de las presiones sin sentido, de la inigualable presencia de la costumbre aglomerada entre sábanas de corcho y melamina.

¿Y qué de la poesía? ¿De qué forma cruzar el tablón donde tambaleaba Oliveira soñando con los besos de La Maga? Acaso alguien se dijo alguna vez hay otros mundos, otras latitudes, otra región por donde escaparle a esta comedia. No se, abro la boca, toco tu boca decía Julio y comienza el rumor, el sonido de las olas. El derrotero de la trama, ese arpegio en re menor, salirse y volver a entrar. Y la vida entonces tiene sentido, irse lejos y no volver, sin adioses ni pañuelitos.

El tipo canta una canción allá en caminito, nos mira mirarnos, nos mira tratando de atravesar el tiempo. Un “coso” nos relojea de arriba abajo, no puede asociar “mis canas de alcanfor adolescentes” con sus ojos de trapecista de la luna, la soledad del puerto a esa hora. Joaquín me canta al oído la canción más hermosa del mundo. Afuera, el más allá……La luna doblando por Callao…

http://www.youtube.com/watch?v=FOwxncGgTRg

Youtube thumbnail

Actualización:

Davemonio: Tal magnitud tiene tú respuesta que es un rasguño entra esas tinieblas llamadas ilusión, sueños o nostalgias y el asalto final sobre la fuga. Siento entonces como sobrevuela aquello siempre, la certidumbre a ciegas, el signo del la exaltación. Un ciego frente al mar decía Luis, cada cual sabe de su propia agonía, de haber querido comerse los fantasmas ni abrió sus piernas solamente en pos del simple destello, el instante que como estrella fugaz nos dice esto eres, esto serás. Y nos leemos y eso es presentir, y si, nada es evidente, nada corroe la soledad, simplemente a veces o alguna vez como quieras llamarlo uno encuentra el vientre que lo cobija, la mano que lo contiene y la caricia que lo redime de todos sus horrores. La soledad sigue allí, más allá de su abrazo, más allá de su mirada y de todas las ingratitudes con las que la cobardía se disfraza. Aquí, en esta virtualidad, en este acopio de sombras, entre vos y yo, te digo esto. Celebremos ser, estar, y sentir esta carr

7 respuestas

Calificación
  • hace 9 años
    Respuesta preferida

    No sé.

    Me gustaría responder certeramente, pero definitivamente tal pulsión, sé, tiene la virtud de aparecer y desaparecer por azares del destino o dobleces de la mente; por el sometimiento a voluntad de un simple sueño y por la melancolía, esa, la que se adhiere a las pestañas y fenece en los suspiros del alma. Reitero, me falta el axioma y la certidumbre, pero también sé que al que no busca el signo poco mérito le tiene empaparse de odas o arpegios. El perfume de una letra es un asalto a la memoria y el fantasma amigo de la ilusión, de la fe, de la expectativa viva en los recuerdos y en los proyectos. Pero la poesía no está en aquel lugar siempre. A veces, cuando cierro mis ojos y me sumerjo en la total penumbra de la muerte pequeña, tan condensada y fría, puedo ver en la línea horizontal de la gran sombra, como se da la sublime erección de un verso y cómo, envuelto en el plasma infinito de cualquier susurro externo, cómo roza el vástago de una estrofa el teclado tatuado en la yema de mis dedos.

    Pero nunca, nada es evidente aún, insisto.

    Porque da igual la onomatopeya con que gime un espíritu lánguido que el eco estentóreo de una sonrisa vagabunda, que sin embargo, no traspone el umbral de la soledad; o el pavor que grita en silencio, cuando el olvido se arremolina en las entrañas. Y aunque parece, nada es biográfico, todo es una célula de la vida y las letras, aún recónditas, amortiguan la existencia.

    En tales casos el poeta es culpable perennemente, sin delaciones vanas. Esa terca actitud de latir sincopado por las vicisitudes y las emociones, es lo que tiene enfermo al mundo de arte.

    Tenemos un compromiso aquí hermano: Impedir la fuga.

    Un abrazo amigo Dragón.

    Mis respetos.

    Ciao.

  • hace 9 años

    Bueno...la verdad es que entre Sabina y tu texto este posteo es un derroche de belleza que a mí me deja muda.

    Aquí la única palabra que no sobra es: GRACIAS.

    Un beso para vos.

    *

  • hace 9 años

    No se fue lejos, descansa entre estas letras que hilvanaste con melancolía y con pasión.

    Muy, muy lindo. Gracias.

  • hace 9 años

    Un espectáculo completo,maravilloso,Don Dragoncito.

    No sé donde clasificar lo suyo,...escritor?..,poeta...?Mago!

    Gracias.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 9 años

    Esta hermosa

  • Anónimo
    hace 9 años

    Sos porteño sin dudas o de por ahi cerca...Te imagino en el café de los poetas..Hermoso lo que nos compartís amigo y algo de melancolía,se percibe...Hace mucho no voy por San Telmo y La Boca,un lindo recorrido y muy bien descripto con tus vivencias....Sabina ni hablar,lo amo,excelente el tema que subiste....Gracias y cariños,un gusto leerte.

  • M0N53
    Lv 5
    hace 9 años

    Que flojera leer todo eso.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.