Anónimo
Anónimo preguntado en Sociedad y culturaReligión y Espiritualidad · hace 8 años

¿Por que los *gentiles llamaban Zeus y Hermes a los Apóstoles?

11 La gente, al ver lo que Pablo había hecho, empezó a gritar en Licaonia: «Los dioses han bajado hasta nosotros en figura de hombres.»

12 A Bernabé le llamaban Zeus y a Pablo, Hermes, porque era quien dirigía la palabra.

...

15 «Amigos, ¿por qué hacéis esto? Nosotros somos también hombres, de igual condición que vosotros, que os predicamos que abandonéis estas cosas vanas y os volváis al Dios vivo que hizo el cielo, la tierra, el mar y cuanto en ellos hay.

Hechos de los Apóstoles, Capitulo 14

3 respuestas

Calificación
  • hace 8 años
    Mejor Respuesta

    Es que no eran cualquier tipo de gentiles, los Licaonianos eran paganos griegos. Recuerda que en la mitología griega con frecuencia Zeus se transformaba en lo que quisiera e interactuaba con los mortales. Reconocieron cierto poder en los apóstoles y por eso se confundieron.

  • APOLO
    Lv 7
    hace 8 años

    Porque fuimos los gentiles los primeros en reconocer la divinidad de Jesucristo, porque practicamos ejercicios de la gnósis (Conocer) para descubrir el velo que las religiones materialistas hebreas y afines habían puesto sobre los ojos de la humanidad.

    Fuimos los gentiles los que descubrimos que los apóstoles son nuestros dioses venerados desde tiempos remotos. Y que la madre del maestro Jesús es la Reinan de los Cielos. La Esposa de Dios. Y que las doctrinas Yahveístas apartaron de los altares del Padre Supremo.

    Escaneando la Biblia, por orden del Ángel de la Supremacía (Espíritus Santos hay muchos) leemos temas muy trascendentales como que Alguien, dijo: ---Dioses sois, O Dijo: No vayáis tras de DSioses ajenos. No dice, ---Falsos Dioses. El Sabio Salomón, prefirió la riqueza del conocimiento a las riquezas materiales, y su Dios le dio ambas cosas. Y tu trescientas concubinas,y seiscientas esposas, y por su esposa egipcia conoció la gnósis, que lo indujo a adorar otros dioses y diosas en los mismos altares de Yahvé. Es decir, los trajo a los atrios de su Dios paara que lo bendijeran, y este los bendijera.

    Los iluminados afirman que salomón conocía el secreto de la resurrección y estuvo ad portas de resucitar, pero una de sus mujeres abortó el experimento.

    Conozco a Seuz, y ha resucitado en suelo colombiano, y tuve en mis manos documentos que me hizo llegar a mi morada, entre ellos una lujosa Biblia. Siete tomos escritos a mano en letra gótica y tinta dorada, y empastada en cuero de cabra. Me envió un casete con sermones de su voz que, y unos retratos suyos. Me confesó ser el Dragón Bíblico, y enfatizó sus diferencias de fondo con Yahvé y su creación.. Pronosticó la guerra de USA con Irán, quince años antes de que ocurriera. Y dij que la iba a perder USA. Y USA se retiró de Irán sin pena ni gloria.

    Para Séuz Él Es el sucedáneo del Ángel de la Supremacía (Espiritu Santo) Dice que no hay espíritus santo sino Dragón. En una congegracíon cada congregado se presentaba como Dragón tal, y yo me puse de pie, y dije. Yo Soy Espíritu Divino. Y todo0s me miraron con asombro y temor.

    Dios Padre te llene con su bienes.

    Fraternal abrazo.

  • hace 8 años

    En La ciudad licaónica de Listra Pablo sanó a un hombre que había sido cojo de nacimiento. Las muchedumbres, que no se dieron cuenta de que el milagro había venido de Jehová, clamaron: “¡Los dioses se han hecho como humanos y han bajado a nosotros!”. Bernabé y Pablo no sabían lo que sucedía, porque las muchedumbres se habían expresado en la lengua licaónica. Porque Pablo llevaba la delantera al hablar, la gente creía que él era Hermes (el mensajero elocuente de los dioses) y que Bernabé era Zeus, el dios principal de los griegos.

    El sacerdote de Zeus hasta trajo toros y guirnaldas para ofrecer sacrificios a Pablo y Bernabé. Los visitantes prontamente explicaron —probablemente en el griego que se entendía comúnmente, o mediante un intérprete— que ellos también eran humanos que tenían sufrimientos y que declaraban las buenas nuevas para que la gente se volviera de “estas cosas vanas” (dioses sin vida, o ídolos) al Dios vivo. (1 Reyes 16:13; Salmo 115:3-9; 146:6.) Sí, antes Dios había permitido que las naciones (pero no los hebreos) fueran por sus propios caminos, aunque no se había dejado a sí mismo sin testimonio acerca de su existencia y bondad ‘al darles lluvias y épocas fructíferas, llenando por completo sus corazones de alimento y de alegría’. (Salmo 147:8.) A pesar de aquel razonamiento, Bernabé y Pablo apenas pudieron lograr que las muchedumbres desistieran de hacerles sacrificios. Sin embargo, los misioneros no aceptaron homenaje como dioses, ni usaron aquella autoridad para fundar el cristianismo en aquella zona.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.