Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesHistoria · hace 9 años

¿la caída del muro de birlen, que significo?

Necesiito para yaaa saber que significados tubo la caida del muro de berlin, nose pero creo que tubo que ver con el fin de la guerra fria, es para ese lado la pregunta.

4 respuestas

Calificación
  • hace 9 años
    Respuesta preferida

    Mira la caída del muro de Berlín significó el fin de un orden mundial, y el comienzo de lo que muchos llaman una nueva etapa en la historia (No se que tan cierto sea eso de una nueva etapa que se supone es la que vivimos). El orden mundial que cayó junto al muro de Berlín fue el de la guerra fría como bien tu lo decías.

    La guerra fría se llamó al periodo de tiempo que transcurrió entre el fin de la segunda guerra mundial y la caída de este muro o más concretamente la disolución de la Unión Soviética en el 91. Durante estos años la geopolítica del planeta giró en torno al enfrentamiento capitalismo - comunismo, enfrentamiento encabezado por los EE.UU y la Unión Soviética respectivamente, las dos grandes super potencias ganadoras de la guerra que no pudieron ponerse de acuerdo sobre la repartición del mundo de la posguerra y sobre el manejo político y económico que cada uno quería imponer para el resto del planeta.

    Este enfrentamiento creó una interpretación bipolar de todos los acontecimientos sociales de importancia que ocurrieron durante este tiempo, como las distintas revoluciones, procesos de descolonización y conflictos armados que se dieron en todas las geografías del planeta, los cuales eran aprovechados por las dos potencias para dirimir sus conflictos y sus contradicciones (Que más allá de ser estrictamente económicas o ideológicas, giraban en torno al deseo de cada una de ellas de expandir su dominio sobre los otros pueblos del mundo).

    En estos intentos de expansión estos dos países y bloques históricos crearon un mundo particular que si bien llego a globalizarse, tuvo su punto central en Europa. Todo este mundo particular que crearon fue el que se derrumbó con el muro (por lo menos en varios aspectos). Entonces, además de lo que ya te he dicho, junto al muro cayó el mundo de los espías, el mundo de las constantes amenazas nucleares, del "equilibrio del terror" entre los EE.UU y la URSS y el mundo de la confrontación activa y descarada entre el capitalismo y el comunismo como dos realidades sociales.

    Con el muro también desapareció la Unión Soviética, por lo que el mundo que siguiera después de su caída ya no pertenecería a dos enemigos históricos que se peleaban por la hegemonía política, sino a una sola potencia que ahora tiene vía libre para regir los destinos del planeta: los EE.UU. Por esto la caída del muro también significó el trágico triunfo del capitalismo como única posibilidad económica y es ahora que ya empezamos a ver las consecuencias de darle rienda suelta al mercado neo liberal y al interés privado. En este sentido la caída del muro también significó el desmonte de los estados benefactores, de la garantía de seguridades sociales para grandes sectores de la sociedad, del interés estatal por el bienestar de su población y a cambio de ello, significó el imperio del interés privado, del capitalismo rapaz y de la globalización económica.

    Y para terminar con un balance más justo de lo que significó la caída del muro, también es cierto que con la desaparición de la URSS y del bloque "socialista" se fueron los sistemas políticos totalitarios y represivos que gobernaban cada uno de estos paises, cayó la estancada y hermética cortina de hierro y el mundo se dió la posibilidad de abrirse a interpretaciones distintas al enfrentamiento este-oeste y entre ellas a la nueva construcción de la utopía socialista que lamentablemente se confundió con las brutalidades y excesos del imperio soviético.

    Aunque la guerra fría en términos concretos si finalizó con la caída del muro y todos los sucesos que le acompañaron, ten en cuenta que el complejo entretejido político que creó la guerra fría y particularmente las astutas enseñanzas que esta dejó para quienes nos gobiernan, siguen muy vigentes en la actualidad. Para los EE.UU se fue su principal tormento, "el coco político", el comunismo y la URSS, pero si miras los ejemplos históricos, todos los métodos y comportamientos del gobierno gringo (y de muchos otros de su misma calaña) frente a su nuevo enemigo público, el terrorismo, estos recuerdan los tiempos más cerrados y polarizados de la guerra fría, en un mundo que se supone ya no es bipolar.

    Fuente(s): Yo! (Estudiante de historia y gran interesada del tema)
  • hace 9 años

    El complejo orden mundial con la caída del muro

    Entre 1989 y 1991, el mundo experimentó, en secuencia rápida, una serie de acontecimientos drásticos (la caída del Muro de Berlín, la reunificación de las dos Alemanias, el estallido interno de la Unión Soviética, el término del Pacto de Varsovia y la guerra en la antigua Yugoslavia), que resultó en los siguientes hechos:

    Fin de la guerra fría y del mundo bipolar, emergiendo los Estados Unidos como potencia hegemónica. Los Estados Unidos de América reunió 28 naciones aliadas y obtuvo permiso de la O.N.U. para sacar las tropas iraquíes del territorio de Kuwait en caso de que las mismas no se retiraran de sus fronteras antes del 15 de enero de 1991. La Guerra del Golfo duró desde el 16 de enero al 27 de febrero de 1991 con la rendición incondicional de Iraq.

    El inicio de las reivindicaciones del Japón y Alemania, grandes potencias económicas, pero alejadas desde el fin de la Segunda Guerra Mundial de las decisiones políticas mundiales. El Japón, al recibir la negativa de Rusia de devolver las islas Curiles, ciertamente reevaluará su estructura militar, hoy limitada al 1% de su PBI por disposición constitucional impuesta por los Estados Unidos durante la ocupación al final de la Segunda Guerra Mundial.

    Alemania reivindicó la retirada de las tropas de la OTAN de su territorio, ya que no existe amenaza justificada. Ambos, Japón y Alemania, desean tomar asiento como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. No se justifica tomar parte del "Grupo de los Siete" (líderes de las naciones más industrializadas) si no se tiene la contrapartida del poder político, a través del poder del veto, en el órgano de mayor representación política en el planeta. Tal reivindicación causó el pronunciamiento de los 108 países del Movimiento No-Alineado, reunidos en Indonesia en septiembre de 1992, manifestando preocupación con el ingreso de esas naciones como miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

    Formación de mega-bloques económicos y políticos. La formación del NAFTA, conformado por los Estados Unidos, Canadá y México, sorprendió a los países de América del Sur pues se constituía otro mega-bloque económico en el eje Norte-Norte. Por ello se concibió la creación del MERCOSUR, del cual formaban parte inicialmente Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y ahora Chile. La posibilidad de formación de nuevos mega-bloques económicos (en el sudeste asiático encabezado por Japón, en el Oriente Medio a través de la identificación islámica, arrastrando las repúblicas islámicas a la ex-URSS y otros) es seria en relación a la perturbación que podría producir en las relaciones internacionales.

    Fuente(s): www.monografias.com › Historia
  • Spock
    Lv 5
    hace 9 años

    mmm.... bueno, no eh llegado a esa parte, pero segun yo, junto a las alemanias pero no tuvo mucho k ver con la guerra fria, segun yo eso es entre los rusos y los americanos

  • hace 9 años

    Mijail Gorbachov no tuvo reparo reconocer públicamente que la intervención de Juan Pablo II fue decisiva en los acontecimientos que culminaron, en noviembre de 1989, con el derribo del muro de Berlín y con todo el sistema comunista en Europa. Nadie discute hoy que sin los viajes del Papa a Polonia no se podría haber puesto en marcha el llamado «efecto dominó», que, partiendo del ejemplo polaco, contagió a las demás naciones marxistas del entorno, incluida la Unión Soviética, y terminó con la dictadura.

    El deseo de libertad fue para muchos más grande que la altura del muro. 75.000 personas fueron arrestadas por intentar escapar, 200 resultaron heridas de bala y cerca de 250 fueron asesinadas. Además, miles de ciudadanos fueron juzgados por ayudar a otros en su huida.

    El primero en formar parte de la lista negra fue Günther Liltin, de 24 años, que fue abatido a tiros cuando trataba de cruzar nadando el río Spree.

    Sin embargo, muchos sí lo consiguieron. Más de 40.000 personas lograron escapar. En los últimos años la cifra se disparó. En el verano de 1989 se produjo el mayor éxodo de alemanes orientales hacia la República Federal desde la construcción del muro. Muchos huían aprovechando las vacaciones estivales. Desde Hungría, vía Austria, lograban salir.

    El vopo (policía de fronteras) Conrad Schumann, de 19 años, considerado un soldado leal al régimen comunista, fue uno de los primeros en huir a las pocas horas de que se levantara el muro.

    Quince vopos murieron durante estos 28 años. Uno de ellos fue asesinado por los soldados occidentales que evitaron así la muerte de un joven de 15 años que intentaba huir.

    Los berlineses agudizaron su ingenio para intentar escapar: un hombre cruzó el mar Báltico con un mini submarino y consiguió llegar a Dinamarca; un vehículo Isseta fue empleado 18 veces para transportar a fugitivos, que se escondían en el hueco de la calefacción y en la batería; un coche consiguió pasar por debajo de la barra fronteriza gracias a su pequeño tamaño; una familia utilizó un cable tendido sobre el muro por el que se deslizaron y otros huyeron con un globo aerostático.

    Una cadena de televisión norteamericana financió a cambio de la exclusiva la espectacular fuga de 29 personas bajo tierra.

    Otros tuvieron menos suerte. Las imágenes del joven Peter Fechter agonizando tras ser alcanzado por los disparos de la policía impresionaron al mundo occidental.

    Otro caso significativo fue el de Klaus Brüske, que herido por una bala, aguantó al volante de su furgoneta hasta llegar al otro lado del Muro para poder salvar a sus compañeros.

    La última víctima fue Chris Geoffrey, que murió nueve meses antes del derribo.

    Los berlineses que consiguieron llegar a la RFA tuvieron una muy buena acogida por parte de sus paisanos occidentales y el Gobierno les dio todo tipo de facilidades. Los medios de comunicación también contribuyeron creando un clima favorable a la integración.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.