? preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

¿Qué les parece este cuento de Navidad?

El escritor está sentado frente a la computadora, necesita escribir un breve cuento de Navidad que le han encargado en la editorial para la cual trabaja.

Pero su inspiración parece agotada, por más que intenta dentro de su mente nada surge.

Es lógico ¿ Cuánto hace que no festeja una Navidad ?

Desde que se separó de su esposa se ha convertido en un ermitaño y de eso ya han transcurrido cinco años, fueron veinticinco años de matrimonio que acabaron muy mal, por suerte no hubo hijos.

Busca desesperado hilvanar un motivo para contar, pero la Navidad hace tiempo que se ha alejado de su alma.

¿Cuánto hace que no hay en él, espíritu navideño?

De la nebulosa de su mente intentan asomar los recuerdos, al principio fueron imágenes poco claras, pero ahora las escenas se muestran más nítidas.

La habitación es amplia. La mesa está colmada de frutas secas, almendras, nueces, castañas...

El rostro arrugado de la abuela refleja una sonrisa de escasos dientes, su madre y sus tías conversan al rededor de la mesa mientras su padre descorcha una botella de sidra.

Sus primos, esos que hace años que no ve, comen mazas y pan dulce a boca llena.

Su mente transportada hacía el pasado, gira sus abstractos ojos recorriendo el cuarto.

Todo es tan real que parece que lo estuviera viviendo, sí hasta sus sentidos funcionan al compás de este momento incomparable, su madre, su padre, su abuela, todos... vivos y a su lado.

Hay un pequeño, le cuesta reconocer a ese niño alegre, su rostro refleja la inocencia de los pocos años que posee.

En un rincón de la habitación, solitario y majestuoso, sobre una pequeña mesa rodeado de algunos paquetes con regalos que aguardan destinatario, el árbol de Navidad espera el momento de su protagonismo.

El chiquillo se levanta de su silla, camina hasta donde se halla el pino navideño, al pie del mismo está el pesebre, los pequeños muñecos que representan la natividad de Jesús en Belén conforman el cuadro.

El chico estira su mano, toma al niño Jesús, pero el minúsculo muñeco se resbala de sus dedos, cae y se rompe en pedazos.

El niño los recoge y lo vuelve a colocar sobre el moisés.

Ahora los recuerdos del hombre se agigantan, recupera las imágenes melancólicas, al fin la infancia revive en su interior.

Se levanta del asiento, camina hasta su viejo escritorio, abre un cajón, extrae una diminuta caja, busca observar por un instante los trozos de lo que fue un menudo muñeco de pesebre.

Con gran sorpresa comprueba que ya no hay pedazos, el niño de Belén es una pieza compacta, como sí nunca se hubiese roto, el escritor no encuentra explicación, pero se siente distinto, sabe que ha recuperado su niñez.

Guarda todo en el mismo lugar, retorna a su asiento en la computadora.

En la pantalla iluminada comienza a releer el cuento que acaba de escribir, el que le encargaron en la editorial. Comienza así.

UN CUENTO DE NAVIDAD

El escritor está sentado frente a la computadora, debe escribir un breve cuento de Navidad, que le han encargado en la editorial para la cual trabaja.

Pero su inspiración parece agotada...

FIN

3 respuestas

Calificación
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.