Yahoo Respuestas cerrará el 4 de mayo de 2021 (hora del Este de EE. UU.) y, a partir del 20 de abril de 2021 (hora del Este de EE. UU.), el sitio web de Yahoo Respuestas estará disponible solo en modo de lectura. No habrá cambios a otras propiedades o servicios de Yahoo, ni a tu cuenta de Yahoo. Puedes encontrar más información sobre el cierre de Yahoo Respuestas y cómo descargar tus datos en esta página de ayuda .

Anónimo
Anónimo preguntado en Sociedad y culturaReligión y Espiritualidad · hace 1 década

¿De verdad crees que el pueblo de Israel...?

estuvo esclavo de Egipto alguna vez en la historia? de ser asi porque ningun libro de historia lo menciona y ni en las tumbas mas antiguas hasta las mas modernas de los egipcios existen indicios o rastros que hablen del pueblo israelita como esclavo si no como mercaderes.

Yo estuve en Egipto hace unos años y nunca vi por ningun lado algo que hablara de esclavitud o de otra cosa que no fuera la amistad de los egipcios con los hebreos, desde el faraon hasta el mas humilde de los egipcios....como pues el manual rasca--huele dice que fueron esclavos de faraon, de que faraon se trata? si puedes aportar algo a este tema adelante.

Actualización:

profeta de la restauracion. debo decirte que primero muestrame pruebas reales, tangibles, indudables y donde no quepa genero de duda que hubo gente hebrea en America y entonces hablamos. mientras no sea asi, el libro de mormon solo sera la novela ficticia de Salomon Spaulding su autor.

quiero que me digas donde hay armas,ciudades, ropajes,escritos u otra prueba real de esa existencia y te lo crteere, yo he estado en los lugares arqueologicos de casi toda america y jamas he visto ni por asomo lo que aseguran los jerarcas mormones que conozco, vivi en Utah casi tres años y conoci mucho de tu secta. todo falso por cierto

Actualización 2:

Sistema. sabias que los datos contenido en el libro que mencionas son falsos? te invito a comprobarlo. gustas?

5 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Tratándose de la Biblia hebrea lo único seguro es que nunca sabremos nada seguro. A falta de hechos ciertos, hoy el deporte de los especialistas bíblicos es inventar conjeturas que nunca podrá probar nadie. Y lo dicho para la Biblia hebrea vale para el Nuevo Testamento. ¿Por qué Yavé, Elohim, el Padre, Alá o como quieran llamar al Monstruo barbudo y feo que dicta libros permite tanta confusión tratándose de su palabra? Es que los designios del Altísimo son inescrutables, dicen las iglesias. Y en diciéndolo tienden la mano para que les den limosna.

    Los cinco libros del Pentateuco más los de Josué, Jueces, Samuel y Reyes fueron escritos en tiempos del rey Josías, en torno al año 622 antes de nuestra era, y no siglos atrás. Es más, Moisés no existió, ni en el año 1250 antes de nuestra era como se pretendía ni nunca; ni existió Josué; ni estuvo el pueblo judío cautivo en Egipto; ni hubo ningún éxodo, ni ninguna conquista de ninguna tierra prometida, ni una monarquía próspera y unificada bajo David y Salomón. La arqueología no da testimonio de nada de esto y se viene a sumar a la historia ya la evidencia interna de los textos bíblicos para desenmascarar estos mitos, obra de unos escribas o sacerdotes de los tiempos de los reyes Ezequías y Josías, leyendas de un pasado idealizado, de una Edad de Oro gloriosa que no existió en la realidad pero que tomó vida en la escritura. David y Salomón no se mencionan siquiera en un solo texto conocido de Egipto o Mesopotamia. Recientemente, en el yacimiento de Tel Dan del norte de Israel, los arqueólogos han encontrado una inscripción en arameo de cerca al año 835 antes de nuestra era, o sea cien años posterior a cuando se piensa que fue el reinado de Salomón, en que se menciona la "casa de David". Del fabuloso templo de Salomón en cambio no han encontrado ni rastro. Y es que Judá en tiempos de ambos reyes, y aun mucho después, era un erial despoblado, aislado, marginal, sin un centro urbano importante ni una estructura de aldeas y pueblos jerarquizados. Críticos radicales de los últimos años han llegado a afirmar que la historicidad del rey David "no es mayor que la del rey Arturo". ¡Qué no dirán entonces de su lejano descendiente Jesús de Nazaret! En todo caso, de haber existido, David y Salomón no estuvieron sujetos a las leyes de Moisés, las de la Tora o Pentateuco, pues éstas son posteriores a ellos en varios siglos.

    En Judea y en tiempos de los reyes Ezequías (727-698 antes de Cristo) y Josías (639-609) la mafia sacerdotal y carnívora de los levitas emprendió una profunda reforma religiosa a la que se debe el Pentateuco con sus leyes y los seis siguientes libros de la Biblia cuando menos, y cuyo propósito esencial era centralizar todos los mataderos de Judá en uno solo, el templo de Jerusalén, de suerte que los esbirros de Yavé tuvieran el monopolio de la carne con el pretexto de que era para los sacrificios en el altar del creador del mundo. De cuantos libros ha escrito la humanidad en arcilla, en papiro, en pergamino, en papel, con ideogramas, jeroglíficos, caracteres cuneiformes o letras de alfabeto, el tercero y cuarto de la Biblia, el Levítico y Números, son los más viles. En ellos Yavé el Monstruo le exige a su pueblo de carnívoros sacrificios de animales.

    En Josué, el sexto libro del mamotreto, está el famoso pasaje en que durante la batalla de los israelitas contra los amorreos Yavé detiene el sol en medio del cielo sobre Gabaón para que se tarde en ponerse de suerte que su esbirro pueda completar a cabalidad el exterminio de sus enemigos. En el curso de su campaña de guerra santa y tierra arrasada por las montañas, las planicies y las lomas de Canaán, la tierra prometida, que Josué recorre sin dejar vencido vivo, pasándolos a todos a cuchillo y asolándolo todo, los israelitas atacan por sorpresa a los amorreos y los vencen. "Y mientras los amorreos huían de los israelitas y ya alcanzaban la bajada de Bet-Horón, Yavé les lanzaba desde lo alto del cielo grandes piedras de hielo, y fueron más los que murieron por ellas que los que cayeron bajo la espada de los israelitas". ¡Qué imagen grotesca! El creador del mundo lanzándoles piedras desde lo alto del cielo, a mansalva y sobre seguro corno rufián de la más baja ralea, a unos vencidos que huyen... Pero ni Josué existió, ni es historia el libro que lleva su nombre: es simple imaginación genocida de unos escribas de los tiempos del rey Josías. No hubo ninguna conquista de Canaán. Los antepasados de quienes escribieon la Biblia no llegaron desde Egipto a Canaán; en Canaán estaban desde siempre, en ese erial semidesértico. No hay un solo testimonio arqueológico de su estadía en Egipto ni de su pretendida conquista de la tierra prometida. Los israelitas eran los cananeos. Y tanto mejor para Israel que así haya sido, que

    Fuente(s): la arqueología lo exima por lo menos de esa sangre humana que no derramó pues con la de los animales basta. De esa infame religión de carniceros surgió la religión cristiana. Para desgracia de la tierra faltaba sin embargo por venir lo peor, esta otra raza carnívora y sin prepucio de los secuaces de Mahoma que hoy, convertidos en bombas excretoras, andan en plena campaña de destrucción del mundo tal vez con la idea de acabar hasta con el nido de la Iglesia Católica, Ratzinger incluido. Saludos. La Paz Sea por Todas partes.....
  • ?
    Lv 6
    hace 1 década

    la escalvitud y los trabajos forzados son algo comun en los pueblos de la antiguedad, egipto no es ninguan excepcion.

    la relacion de el antiguo egipto con los hebreos (Israelistas) tiene sus testimonios en restos arqueologicos bien documentados (de origen egipcio), segun estos la relacion de los egipcios con los hebreos/Israelitas no fue de amistad sino de relacion de subditos , y esto no fue siempre algo amistoso.

    aun asi, estos testimonios se refieren a los hebreos en cannan e Israel y no antes.

    No existe ningun testimonio arqueologico que indique que el exodo judio fue tal como se cuenta en la biblia (o si fue del todo), en estos casos la falta de testimonio de lo que seria un gran evento para la historia egipcia indicaria que un hecho asi nunca ocurrio.

  • hace 1 década

    Autenticidad del relato del éxodo. Una objeción que se presenta al relato del éxodo es que los faraones de Egipto no registraron el suceso. Sin embargo, esto no debe extrañar, pues dirigentes de tiempos modernos han registrado solo sus victorias y no sus derrotas, y han intentado encubrir cualquier suceso histórico que perjudicara su imagen personal o nacionalista, o la ideología que tratan de inculcar en su pueblo. Incluso en tiempos recientes los gobernantes han procurado obliterar las obras y logros de sus predecesores. En las inscripciones egipcias, cualquier asunto desagradable o embarazoso para la nación o no se incluía o se borraba tan pronto como era posible. Tutmosis III, por ejemplo, borró el nombre y representación de su antecesora, la reina Hasepsut, de un registro monumental en piedra descubierto en Deir al-Bahari (Egipto). (Véase Archaeology and Bible History, de J. P. Free, 1964, pág. 98 y la fotografía de la pág. 93.)

    El sacerdote egipcio Manetón, que debía odiar a los judíos, escribió en griego sobre el año 280 a. E.C. Según el historiador judío Josefo, Manetón (Maneto) dijo que los progenitores de los judíos “llegaron a Egipto en muchas decenas de miles y que sometieron a sus habitantes”, y a continuación Josefo escribe que Manetón “reconoce que posteriormente salieron de aquella región y ocuparon la zona que ahora se denomina Judea, y luego de edificar Jerusalén levantaron el Templo”. (Contra Apión, libro I, sec. 26.)

    Aunque en general el relato de Manetón es muy poco fiel a los hechos históricos, lo significativo es que diga que los judíos estuvieron en Egipto y que salieron de allí, y que en otros escritos, según Josefo, identifique a Moisés con Osarsif, un sacerdote egipcio, indicando, aunque los monumentos egipcios no lo registren, que los judíos estuvieron en Egipto y que Moisés fue su caudillo. Josefo habla de otro historiador egipcio, Jairemón, que comenta que José y Moisés salieron de Egipto al mismo tiempo; Josefo también se refiere a una historia similar contada por Lisímaco. (Contra Apión, libro I, secs. 26, 32, 33, 34.)

    Fuente(s): Perspicacia para comprender la escrituras vol. 1 pag. 890. Editado por los Testigos de Jehová.
  • Anónimo
    hace 1 década

    Por desgracia el libro de Mormón lo menciona... Acá hay una clara verdad y testimonio que la Biblia es verdadera... Un testigo especial el Libro de Mormón por aquellas personas que dudan de las historias del A. testamento.

    2 nefi 3:4 Porque he aquí, tú eres el fruto de mis lomos; y yo soy descendiente de José que fue llevado cautivo a Egipto. Y grandes fueron los convenios que el Señor hizo con José.

    Otra escritura más que habla de Jose de Egipto..

    1 Nefi 5:14-15

    14 Y aconteció que mi padre Lehi también halló sobre las planchas de bronce la genealogía de sus padres, por lo que supo que descendía de José, sí, aquel José que era hijo de Jacob, que fue vendido para Egipto y preservado por la mano del Señor para que salvara del hambre a su padre Jacob y a toda su casa.

    15 Y también fueron librados del cautiverio y conducidos fuera del país de Egipto por el mismo Dios que los había preservado.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Ramses, no recuerdo si el primero o el segundo.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.