No hay cultura que no tenga una sopa como bandera de su gastronomía ¿Hablamos de las sopas de nuestra infancia?

.

Importante

Si de chico no te hacían tomar la sopa, creo que no va a interesarte esta pregunta

A finales del cuaternario el hombre estaba ante unos de los inventos que iba a revolucionar toda la historia de la humanidad: El fuego; el fuego aportó el mayor de los descubrimientos al ser humano, entre otras muchas consecuencias logró hacer más llevadera la alimentación. Primero fue el calor, la luz y la protección que les daba el fuego, después, tal vez un accidente, les hizo descubrir, que poner los alimentos directamente al fuego, los ablandaba, cambiaba su sabor y los hacía más digeribles.

Otro accidente, tal vez la caída de una piedra caliente en un receptáculo donde existiese agua y algún alimento, les hizo descubrir la primigenia sopa. De hecho las sociedades primitivas de Nueva Guinea, aún tienen la costumbre de calentar unas piedras al fuego que luego sumergen en un cuenco hecho en una piedra y que previamente se ha llenado de agua y de vegetales.

Desde entonces la sopa ha sido fiel compañera del hombre en su alimentación.

Gedeón en el Antiguo Testamento, ya realizaba caldos.

Los íberos de Viriato, ya cocinaban la sopa de ajo, tan tradicional en la península Ibérica.

Aspasia, la esposa de Pericles, se alimentaba de consomé de ave.

Roma tuvo una gran tradición sopera. Se sabe que Nerón, tan aficionado al canto, tomaba todos los días un caldo con puerros al que atribuía la cualidad de proteger sus cuerdas vocales.

Existen miles de variedades de sopas, la base es el agua, después el sabor y el aroma lo aportan los ingredientes: pescados, carnes, verduras, pastas, legumbres.

Todo cabe en una sopa. No hay cultura que no tenga una sopa como bandera de su gastronomía. En Francia la sopa de cebollas, en España la sopa de ajos y así sucesivamente por todo el planeta. Sólo la costa peruana tiene más de dos mil tipos de sopas.

Normalmente se toma como plato entrante y caliente, afín de preparar al cuerpo para la comida. No siempre es así, en el cocido maragato la sopa es al final, o el gazpacho y sus muchas variantes, son sopas frías para el verano.

En mi casa oficiaba de primer plato durante los días fríos de invierno

Pero si no tenías ganas, o no te agradaba, no la tomabas y listo...

Mi favorita siempre fue la de cebollas que mamá servía los viernes por la noche con gran aceptación.

Pero la verdaderamente insuperable se comía en casa de mi abuela.

Ella la preparaba a partir de una enorme cantidad de cebolla rehogada, que luego durante horas cocinaba en caldo hasta convertirla en una crema sutil, deliciosamente aterciopelada y espesa. Y había que tomarla casi hirviendo, so riesgo de que el queso fresco que la coronaba, al enfriarse formara hilos blancos entre el plato y la cuchara.

A vos ¿Qué recuerdos te trae?... ¿Te gustaría regresar a la mesa de tu niñez, y verte allí sentado haciendo planes para el futuro, o simplemente tratando de comer rápido para salir a jugar?

¡Que lindo sería que la sopa obrara como aquella magdalena que al mojarla en té, llevó a Proust (“En busca del tiempo perdido”), a recordar y escribir sobre su infancia!!!

Te cedo la palabra

Actualización:

.

Un sí digo

Mafalda y la sopa:

Mafalda odia la sopa con toda su alma.

Pero la sopa es en realidad una alegoría a los regímenes militares.

Para Quino, "es la sopita que había que tragarse siempre".

Sin embargo, el tema de la sopa ha ido más lejos. Un estudio en América Latina entre niños de edades comprendidas entre los 7 y 11 mostraba la relación entre la lectura de las tiras de Mafalda y su gusto por la sopa, llegando a conclusiones sorprendentes: sólo un 4,2% de aquellos que leían siempre comics de Mafalda afirmaban que la sopa era su comida favorita, porcentaje que aumentaba a 28,6 entre los que los leían a menudo, a 47,9% los que lo hacían de vez en cuando y a 55% los que no los habían leído en el último año.

.

14 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Me mueve a contestar esta evocadora pregunta mi querida Mamush, mis recuerdos de infancia con mi madre mas que mi gusto por la sopa, cosa en la cual coincido en su totalidad con Mafalda.

    En primer lugar te diré que nuestra súper dieta alimenticia ordenada por mamá, incluía como no, la Sopa. Era común en mi casa que al sentarnos a la mesa nos diesen un maravilloso jugo de frutas frescas tan abundantes en Colombia: Guayabas, lulos, mangos, maracuyá, mora, híbridos, chulupas, guanábana, fresas, melones, papaya, piña, nísperos, zapotes, corozos, guayabitas ácidas, mandarinas, naranjas o cualquiera de los frutos de esta tierra.

    Después la Sopa: de plátano picadito, de pastas, de arracacha, de zanahoria, cremas con verduras: espinacas, brócoli, coliflor, ahuyama, sopas con verduras varias en picadillo, en fin, el menú era verdaderamente extenso.

    Nos daban el plato principal que incluía el arroz blanco, la carne a elección que podría ser de res, cerdo o pollo, el pescado para vigilia, una guarnición de papas o plátano dulce frito y la infaltable ensalada.

    Un vaso de leche cerraba el menú con su consabido dulce de casa para acompañarlo: brevas, moras, tomates de arbol, uchuvas, papaya verde, papaya con piña y mamey o la nunca ausente torta caserita batida y horneada en casa. Si los bananos estaban de temporada se hacían los pudines o si en la finca abundaban las cosechas de guayaba dulce por igual eran susceptibles de terminar convertidos o en bocadillos, dulce de coquitas de guayaba o cernido que era el dulce espeso del jugo batido por horas en el fogón.

    En épocas de Semana Santa y con toda la parafernalia que existía en ese entonces para guardar estrictamente el ayuno y la vigilia en Cuaresma, los viernes en que estaba exiliada la carne de nuestra dieta, mi Madre preparaba la consabida Sopa de tortillas, sin sustancia de ningún proceder animal, aliñada con cebolla y tomate y nadando en ella las tortillas de huevo batido.

    No se para mi que era peor, si el olor de la sopa que me fastidiaba o el olor del Pescado seco que papi traía a casa y era su verdadero deleite (solamente de él), para nosotros significaba el verdadero calvario, no solo por su fuerte olor sino por su sabor indescriptible. (asqueroso!)

    Como buena habitante de la zona cafetera, me voy por mis amados y nunca bien ponderados Frijoles, manjar exquisito que congrega y reune en torno a la mesa los apetitos bien dispuestos y la unión familiar.

    En Colombia existen las Sopas bandera:

    El Mondongo, sopa de callos picados muy chiquitos, acompañados de carne de cerdo picada, un poco de papa en cuadritos y alverja y zanahoria para aderezar.

    El Ajiaco, mezcla en su sopa con base en un buen caldo de pollo la maravilla de las tres papas: tocana, sabanera y pastusa con el ingrediete local de la papa criolla, maravilla originaria de Colombia quien aporta a la botánica originaria de América cuatro clases fantásticas de este tubérculo. La papa criolla es del color de una yema de huevo, de talla un poco más chica que las papas normales, suave, con una textura cremosa que acaricia el paladar y da un sabor inigualable al Ajiaco, las guascas por igual son hojas (Galinsoga parviflora, es una especie de hierba de la familia Asteraceae.) con las que se saboriza este platillo al final de la cocción.

    El Ajiaco es servido con mazorca tierna, pollo desmechado, pedazos de aguacate, arepa, alcaparras y crema de leche para bañar al antojo del comensal.

    Los Fríjoles: a diferencia de México, el frijol se sirve entero, cocinado en sopa con plátano verde picado en forma menuda y sazonado con cebolla y tomate. Suele ir acompañada esta sopa con un verdadero desbalance de colesterol, carbohidratos y proteínas, pero es mi comida favorita y recreo nos podemos dar al menos una vez en la semana, verdad??

    Sirven de acompañante: arroz blanco, tajadas de plátano maduro fritas, carne de cerdo asada, los infaltables chicharrones de cerdo fritos, aguacate, arepas asadas. Y si de remate estás en las típicas casas paisas (mis ancestros) te rematan con una buena taza de mazamorra con leche y trocitos de panela para endulzar. Un atentado al corazón, pero delicioso por igual!!

    El Sancocho:

    Es un platillo de toda la geografia colombiana y asi como hay 32 departamentos en nuestra divisón política, asi tal cual existen 32 versiones y hasta más del típico Sancocho.

    En la costa atlántica en donde viví, conocí versiones tan raras como no imaginas, creo que allí todo es susceptible de terminar en una olla con el rótulo de Sancocho: de Sábalo, de Guandul, de Mondongo, de Fríjol, Trifásico que significa de tres carnes: Pollo, costilla y carne salá (una carne especial en salmuera) , el sancocho de pescado en sus más variadas versiones, en fin...

    En el Valle del Cauca es famosísimo el Sancocho de Gallina. En la zona de Antioquia y Eje cafetero el sancocho de espinazo de cerdo y el sancocho de Aguja (hueso carnudo de res), el Sancocho de Morrillo y miles de variantes más.

    En la región cundiboyacense preparan un plato típico local llamo Mazamorra chiquita, que a diferencia de la Mazamorra antioqueña que se sirve con leche y panela, esta es un compuesto de carnes y tubérculos propios de esa zona agrícola por excelencia.

    Sus ingredientes son : menudo precocido, morrillo picado, carne de cerdo, costilla de res, arveja verde, habas, cubios picados, nabos, papa pastusa, sabanera y criolla y maíz porva.

    Si el plato de fríjoles es un atentado al balance alimenticio, esta sobrealimentación de carbohidratos es peor, pero son típicos que se consumen una vez cada año en la cuaresma y la gente los disfruta con verdadera devoción.

    En la región del Tolima es muy apetecido el Viudo de Pescado, sopa que se prepara con plátano verde, yuca, arracacha y Ahuyama y el consabido pez que puede ser Capaz o Bagre.

    Podría extenderme más pero creo que es suficiente ilustración por hoy.

    Para rematar, diré que son famosos los caldos en diferentes partes de nuestra geografía en donde el ingrediente principal puede ser exótico: La sopa de Tortuga morrocoya en la Guajira, los caldos con chigüiro, lapa, el venado, el cachirri, la culebra, el zaino, la pava y el paujil, en cualquiera de los puntos selváticos y de llanuras, propios de su procedencia.

    La oferta es variada, para mi?

    La sopa forma parte del paisaje, jamás será protagonista!

    Feliz día...

  • hace 1 década

    - Vieja, ¿que hay para comer?

    Era la pregunta de mi viejo, cuando el mediodía nos daba un respiro tibio en esos días fríos de invierno.

    Y la respuesta era invariable:

    -¡Sopa, puchero y papas!.

    No eran tiempos de vacas gordas, el bolsillo raquítico hacia que mi vieja se esforzara en llenar la olla con lo mas barato y en eso era milagrera porque la plata era para comprar la carne, pero las papas y las verduras las cortábamos de la quinta del fondo, donde calentábamos el cuerpo mi hermana, yo y mi vieja removiendo tierra y plantando cuanto yuyo comestible cayera a mano.

    Y cuando no alcanzaba para la carne, con la habilidad de los años pasados en el campo, mi vieja agarraba alguna gallina del gallinero, la tomaba con una mano de la cabeza, y como si fuera una soga le daba algunas vueltas en el aire y con un seco movimiento de muñeca dejaba a la pobre infortunada lista para pelarla en el agua caliente de la olla grande de fundición.

    Y no había quejas por lo repetido del menú.

    Nunca supe la formula, ni como la preparaba, pero era la sopa de mi vieja, ya sea de carne o de pollo era única, con un sabor especial, mezcla de comestibles y amor .

    Primero el caldo con las verduras, después el choclo con el que "tocábamos la flauta" y competíamos a ver quien lo termina antes, porque después venia el puchero, las papas y las quejas porque yo las pisaba en el plato hasta hacer un puré que terminaba desparramado por todo mi sector de la mesa.cada vez que "patinaba" el tenedor.

    Y terminado el almuerzo, con los cachetes colorados y el estomago lleno, me escapaba al fondo del patio, donde por un agujero en el tejido, pasaba a servirrne el postre directamente de los naranjos de la vecina.

    Cuando entre en el internado de la escuela técnica, lo que mas me llamaba la atención era que casi nadie tomara la sopa.

    ¿como podían despreciar ese manjar?

    No era "la sopa de mami", no tenia el mismo gusto, pero al estar fuera de casa, en un lugar extraño al que llegaba con mis 13 años recién cumplidos y para colmo en una ciudad, esa sopa era mi conección con mi familia, mi casa, mi pueblito.

    Y pasaron los años y probé muchas sopas, preparadas de distintas formas, con distintos ingredientes.

    Y hubo algunas muy buenas, riquisimas, preparadas también con mezcla de comestibles y amor, otro tipo de amor, no de madre, sino de compañera.

    Pero aquella sopa, la sopa de mi vieja, murió con ella.

    Hasta la proxima...

  • ?
    Lv 4
    hace 1 década

    me encnta tu propuesta .... mi madre coocinaba muy mal , la sopa para ella era un cubo de caldo k y unos fideítos cabello de ángel , odiaba esa sopa como odiaba sus papas hervidas desabridas y sus bifes angostos y calcinados , sólo había una sopa que me tomaba aunque el caldito fuera siempre de gallina bien aguado ... puajjj .... era la sopa de letras , adoraba jugar a formar palabras con los fideos de letras de colores, siempre fui muy lúdica con la comida , a falta de sabor hay que ponerle ingenio y así como formaba palabras , le encontraba formas a los bifes tirantes y construía esculturas de puré....

    Hace un par de años viajé a Europa a conocer al resto de la family, alemanes bien estirados, mi tía decía mientras servía la sopa un dicho en alemán con rima que puede traducirse en algo así como que tomando sopa todos los días no falta la salud.... y lo ponía en práctica , sonaba la campanita y a almorzar , mesa paqueta con vajilla diferente todos los días y más utensilios de los que sabemos manejar ,primer plato de sopa al sol del patio en pleno verano , 36 grados, sopa humeante-picante de lo que fuera, vasos capilares al galope , las mejillas como camarones y el estómago pidiendo auxilio....

    hace dos años que no tomo sopa ... pero me trajiste recuerdos ... pucha...!!!

  • hace 1 década

    Mamita!, volvé y haceme esa sopita caliente con su penacho de vapor, de caldo de patas de gallina, arroz y provolone rallado.(no se lo cuentes a Edipo) y todavía escucho su voz "se toma sin hacer ruido,éh"; "agarrá bien la cuchara"

    Se respiraba serenidad, ofrecía consuelo a una mala nota en el cuaderno y comenzaban a arder los sabañones a medida que se calentaban las manos y los pies mientras la cuchara arrasaba la última gota.

    Un momento solemne, como izar la bandera para luego hacer la tarea y correr a la calle para unirme a la pandilla hasta la hora del Toddy...

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Si,Si Sopa...de chica recuerdo las sopas. No me disgustan.Las prefiero más espesas. Caldos mhh, no.

    Lo que tengo en común con Mafalda es el amor por los panqueques (es ella??)

    Pero volviendo al tema de infancia...recuerdo la hora de la leche (té cuando fuimos adolescentes)

    La hora de la leche, nos turnábamos para ir a las distintas casa....de los chicos de la escuela; eramos como 5 o 6 que caíamos de sorpresa, O hacíamos los deberes, o después de jugar, o de andar en bici. Recuerdo que eramos, muchos, estábamos en el jardín de una casa, (de compañerita) la madre al ver que nos quedábamos, mandó comprar pan, manteca, y ahí hicimos una merienda improvisada...recuerdo que la madre se quejaba (!!)

    Después venía el discurso de mi madre: "qué no tienen casa"? (como queriendo decir que la merienda la teníamos que hacer en casa!!!!!)

    Pero también recuerdo (de golpe se me vino a la cabeza) mi padre, inmigrante, nos enseñó a hacer la sopa de ajo....!!!que no la recuerdas???? es re fácil: tomas una cabeza de ajo por plato, lo aplastás con la cuchara, le agregá aceite, sal, tal vez trozos de pan duro y al final le echas el agua hirviendo...

    Cuando hay hambre, la primera cucharada te quema hasta el alma...pero igual es rica, rica en todo ssentido.^-^

  • hace 1 década

    Volvia un soldado a su casa lejana cuando en su camino lo sorprende la noche

    Llegado que hubo a una casa , llamo ,en tanto, atisbo por su ventana entre abierta, ganchos con carnes de cerdo y ristras de chorizos que le hicieron agua la boca

    Golpeo la puerta y sale una anciana -Nonna! , Scuzzi , ritorno a mia casa e me ha fatto la note,e non he mangiato niente.No tendria nada como para hacer una sopita para pasar la noche ?

    Ay soldado somos muuy pobres no tengo ni para comer... ,Bueno , donde no hay no hay

    Señora si no es molestia ¿Podria hacer un fueguito por aqui ? `para calentar mis huesos

    Si soldado haga no mas . Corto unas leñas , y luego hizo el fueguito ,todo a la mirada de doña Juana que no le sacaba los ojos de encima Despues le saco el mango del acha ,y le pide a doña un poco de agua y una ollita pequeña

    Pa que soldado? -Voy a hacer una sopa de acha-

    Para ver en que paraba la cosa, le trajo la ollita con agua y la puso en el fuego con el acha dentro Cuando el agua empezo achillar ,el soldado probo la sopa y le dice a la doña.

    -Tendria usted algo de sal? ,Esta desabrida. Fue y le trajo la sal . Ahora esta mejor !, Que bien quedaria con algun cabello de angel y una patita de cerdo ...

    Fue la doña y le trajo hasta un chorizito mas lo pedido.

    Bueno; esta demas decir ,que la sopa del acha magica resulto tan buena que compartio con la vieja y hasta sobro Despues saco el acha , la encabo y se dispuso a pasar la noche satisfecho y la doña maravillada de lo que habia visto

    Guardi alpini patzo fare sopa con l acha Cosa di maraviglia!!

    Non ci credo finché non lo vedo io, con questo miei occhi,!!!

    Te lo cuento como me lo contaros las nonnas .

    Coincido con Mafalda , pero de vez en cuando ,con estos frios , no esta mal una taza de caldo ,e gallina o una sopa de acha !!!

  • Fiux
    Lv 4
    hace 1 década

    SOPAS!!

    Revisaba mis correos algo distraido, un menjurge de trabajo, presentaciones, spams, etc's, virtualmente toda una sopa y me topo con Mamuska viajando al pasado, de antropóloga a la infantil y precoz Mafalda, efectivamente ...sopas!!.

    Después veo "un si digo" y te relaciono con la hija de Quino por alegoría a la sopa, solamente.

    Regresando a la cocina, las de ajo, de verduras, de cebolla ...Ahggg!!! ¡Quien dijo apio!!!, ese era yo de niño; aunque las únicas sopas que me hacían pedir más eran la de tortilla, tiras fritas de tortilla en agua con jitomate, juevos hervidos rebanados, epazote y flor de calabaza, luego me enteré que se llama sopa mexicana y se adorna con queso estilo Oaxaca deshebrado; y la otra, aguada de cambray (pasta) con rebanadas de plátano.

    Mi infancia fue muy estricta nutricionalmente hablando, no tanto por la calidad, sino por la costumbre de ¡Aquí comen todos lo mismo!: Sopa de huevo, huevo con frijoles y frijoles a hue...lita ¿me sirves otro poquito?

    Mis abuelos, padres y hermanos juntos en la comida, olor a carbón y ocote, guisos base verdura, a veces carne, no fallaban las aguas frescas de jamaica, chía u otra. Desde los cuatro años de edad acompañaba a mi abuela (paterna) al tianguis, un mercadito pleno en toldos morados, azules, anaranjados, verdes y todo el arcoiris chillante; frutas, flores multicolores, pajareros con aves enjaulados y en concierto, ollas de barro y verduras expuestas en el suelo sobre petates de palma, me encantaba ir porque me invitaba religiosamente una jícara de aguamiel, un líquido extraído del maguey antes de fermentar a pulque (elixir de los dioses), y una palanqueta que saboreba de regreso a casa; necesariamente pasábamos frente a una ó dos pulquerías que tenían áreas para "damas y caballeros", puros paisanos sombrerudos degustando en clásicas "catrinas" (tarros de vidrio soplado) pulque y sus variados "curados" de frutas, por ej. tuna ó pitaya; la música estridente en sinfonolas con boleros de "Los bribones", actuales clásicos populares mexicanos.

    Lo importante durante la comida, era pensar como darle mi última porción al perro -bajo la mesa- para que lamiera el plato y poder salir a jugar.

    Si volviera a ser niño, haría exactamente lo mismo ¿quien piensa en la sopa si hay que salir a jugar con la hijita del vecino? ó salir a cambiar larines del álbum de luchadores? ó subirme a mi carro de baleros (tabla con mecate direccional, dos palos con cuatro rodamientos (baleros) cascados de acero regalo del mecánico, compadre de mi papá) como todo un Fangio?

    http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_Manuel_Fangio

    Haz de saber que tuve dos Ferrari F1 50's, uno color crema y otro rojo sangre, metálicos, y el volante movía las ruedas! ese año los Reyes Magos fueron espléndidos conmigo, mi afán por investigar el misterio del motorcito dentro de los juguetes, hizo que terminaran hechos sopa también.

    Durante el juego, no antes, aparecían los planes a futuro, quería ser piloto de carreras, bombero, policía, marinero, vaquero a la John Waine, y papá, la hijita del vecino era la mamá. Pero no era posible entrar en esos sueños si no me terminaba la sopa.

    Actualmente y muy ocasional me pongo el mandil para preparar algunos guisos y postres, incluidos en ellos las sopas.

    Además del sabor me encanta el contraste de aromas, color de verduras e ingredientes, descubrí también que no es la exactitud de los tantos por ingrediente ó los tiempos exactos de cocción lo que hace que dos guisos similares, preparados por cociner@s diferentes resulten distintos a pesar de haber seguido amb@s la receta al pié de la letra, lo esencial y sobresaliente es el ó la sazón, son las manos, la disposición en el proceso y la transmisión de sentimientos hacia cada ingrediente a mezclar es el secreto de la transformación de sabores, solo hacerlo con amor.

    Hoy, tengo sopas donde incluyo la de hígado metidas hasta la médula, más bien el corazón, igual que las de ajo, de habas, avena, cebolla y demás; son mi máquina del tiempo hacia mis padres y abuelos, adoro comerlas porque saben a ellos.

    Buen provecho Mafalda ....perdón!, ¡Marta!

    Fiux.

  • hace 1 década

    ¿En honor a Mafalda eeeeh?.

    En general mi mamá no tuvo problemas para que me comiera las diferentes sopas que me preparaba, aunque hubo una que llegé a aborrecer, y es que a mis hermanos les gustaba mucho y hacían enormes ollas que duraban toda la semana, entonces lo que en un momento pudiera ser un gusto, la repetición convirtió en tortura.

    Me refiero a la sopa de papa con poro.

    Hoy en día he superado el trauma, y de vez en cuando puedo disfrutar de esta delicia y reirme de aquellos obscuros tiempos.

    Que estés bien

  • hace 1 década

    En mi caso particular. Tuve a mi abuela que hacía RIQUÍSIMAS SOPAS. En mí Adolescencia 18 años decidí tomar notas de algunas de sus sopas que me DELEITABAN.

    Una sola receta te doy (tengo 4 más): Utilizar: una olla de 5 litros (tomando como base tres personas) si es más gente sacá una proporción de 1 olla en 3 personas; o sea 2 en 6 Y una sartén grande.

    Los sig. ingredientes ya lavados las verduras ( un pimiento rojo cortados en tiras, una cebolla grande cortados en cuadraditos, 2 dientes de ajo pelados y cortados, 1/2 kg de zapallo CON CÁSCARA cortados a cuadritos, 200 grs de arvejas, 1/4 de puerro y 5 plantitas de perejil. La carne era 200 g ó 4 pedacitos de caracú con carne.- PROCEDIMIENTO

    En una sartén grande con un poco de aceite de maíz marca RIO (4 cucharadas), se freían: un pimiento rojo cortados en tiras, una cebolla grande cortados en cuadraditos, 2 dientes de ajo picado. Mientras éstos de doraban, se preparaba la olla SIN AGUA y fuego, los vegetales cortados TODOS A CUADRITOS con un pequeño puerro, una papa pelada cortada, un poco de perejil 1/2 Kg de zapallo con cáscara cortado a cuadritos y la carne con el caracú. El contenido de la sartén presentaba un color parecido a la miel, se retiraba del fuego y encima de la olla ya prendida la hornalla, se vertía esto, Se mezclaba con la carne ........zapallo por 2 minutos para que se impregne dándole un sabor a todo lo que estaba en la olla. Recién se ponía 3 litros de agua en la olla dejándola que se cocine por media hora, pasando este tiempo se agregaba 2 litros mas de agua o un poco más, hasta que hierva Una vez hervida por 4 minutos más, van los condimentos (Sal, pimienta negra o blanca, un poquito de orégano si se quiere o no) TODO a gusto. Sigue hirviendo 10 minutos más. A continuación con un colador se saca la verdura junto a la carne bien escurrido y es aquí donde se puede poner al caldo: arroz (mi preferida), Fideos cualesquiera que les gusten. Dejándolo por 15 minutos más, según corresponda. Con la verdura y la carne que quedó se prepara sea un puchero, o un pastel de verduras, depende de cada uno.- HÁGANLAN Y CUÉNTEMEN si es o no EXQUISITA.

    Tengo en la actualidad TRES HIJAS ADOLESCENTES pero como son "modernas" a ellas les gustan:" LA GRAN SOPA. LA SOPA QUE SOPAPEA A TODAS LAS SOPAS" Nosotros que vivimos en ARGENTINA, sabemos por la propaganda de LAS SOPAS DE LUCCETTI que también son Riquísimas, prácticas, rápidas. Pero si uno se da un tiempo PREFIERO LA DE MI ABUELA.

    Fuente(s): Vídeos sobre lucchetti arroz Para que se diviertan y prueben estas sopas Lucchetti - Arroz Máximo Lucchetti 16 s - 10 Jun 2008 Subido por liebreamotinada www.youtube.com Publicidad Mamá Lucchetti - Diana Arroz 37 s - 14 Jun 2010 Subido por betinafariza www.youtube.com
  • hace 1 década

    Ummmm, la sopita del cocido de todos los sábados, sin faltar ni uno.

    Y que cuando sobraba, también se comía otro día, u otra noche.

    ¡Qué recuerdos más bonitos!

    Me gustaba con fideos gruesos, y mi madre siempre los ponía finos porque a ella no le gustaban así.

    También me tomaba el caldito sin tomar fideos, en vaso.

    Deliciosa, y aunque sean recuerdos y ya nunca nada es igual, ahora hoy en día yo sigo preparándome esas sopas que hacía mi madre, del cocido, pero no cumplo la tradición del sábado, lo hago cuando me place, y también a veces, a ella le sobra caldo y me lo da, así que vuelvo a tener su sopita aunque ahora en mi casita.

    Fuente(s): Mis vivencias.
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.