Yahoo Respuestas cerrará el 4 de mayo de 2021 (hora del Este de EE. UU.) y, a partir del 20 de abril de 2021 (hora del Este de EE. UU.), el sitio web de Yahoo Respuestas estará disponible solo en modo de lectura. No habrá cambios a otras propiedades o servicios de Yahoo, ni a tu cuenta de Yahoo. Puedes encontrar más información sobre el cierre de Yahoo Respuestas y cómo descargar tus datos en esta página de ayuda .

Mari
Lv 6
Mari preguntado en Sociedad y culturaMitología y Folclore · hace 1 década

LA COPA DE VINO Leyendas e Historias?

En los primeros momentos de la humanidad, el hombre, movido por el instinto de calmar la sed, no debió ir más allá de inclinarse sobre charcos, ríos o arroyos, para beber directamente o, todo lo más, ayudarse con las manos. Después vendría el uso de conchas marinas, cáscaras de frutos, cuernos de animales u otros utensilios impermeables proporcionados directamente por la naturaleza.

Luego, cuando el hombre se vuelve sedentario, empieza a experimentar con lo que le rodea y surgen los primeros útiles de fabricación propia. Primero fue el barro cocido y más tarde esmaltado, después el cobre y el estaño para los pobres y el oro y la plata para los ricos. Es a partir de esta época cuando se inicia la historia de las copas.

Los descubrimientos arqueológicos evidencian el uso que de las mismas ya hicieron los griegos y romanos, y cómo gustaban de labrar y adornar sus copas ricamente, en muchos casos con dibujos referentes al vino. En aquel primer período, las copas eran símbolo de lujo y poseerlas señal inequívoca de un elevado estatus social. No se sabe a ciencia cierta ni cómo, ni dónde, ni cuándo se descubrió el vidrio, este material que tan práctico y efectivo iba a resultar para la humanidad. Lo más acertado parece situar sus primeros pasos en la época fenicia. Lo que sí se sabe con certeza es que los egipcios, unos 1.500 años antes de Cristo, ya conocían el vidrio, y que el pueblo persa, bajo el reinado de Alejandro Magno, hacía ya uso habitual de utensilios fabricados con él.

En el siglo I ya existían rudimentarias vidrierías en Francia e Italia. Sin embargo, al iniciarse la Edad Media, como tantas otras cosas, el desarrollo del vidrio sufrió un fuerte frenazo. De hecho, durante el medievo, el vidrio no sólo se estancó, sino que casi se olvidó. Los árabes adoptaron e impulsaron las técnicas del vidrio. Así, durante los siglos XIII al XV, de la ciudad de Damasco surgieron preciosos ejemplares esmaltados, que más tarde servirían de modelo a los vidrieros italianos.

En el Renacimiento, el vidrio alcanzó cotas muy elevadas. Surgieron en Venecia excelentes maestros vidrieros y sus continuas investigaciones con el vidrio les llevó a conseguir una versión blanca bastante pura, que dio lugar al prestigioso “cristal de Venecia”. Este “cristal de Venecia” alcanzó una enorme popularidad y su fama corrió como la pólvora. Fue en el último tercio del siglo XVI cuando apareció un tipo de copa más o menos estándar, de traza esbelta, con forma de cáliz montada sobre un pie. Fueron los ingleses, sin embargo, los que se apuntaron el tanto del descubrimiento del cristal, en el siglo XVII, al añadir a la pasta vítrea óxido de plomo. Al principio, las formas y tamaños de estas nuevas copas de cristal inglés seguían cánones venecianos. El elemento de la copa que más variedades experimentó fue el tallo, no sólo porque ofrecía más posibilidades experimentales, sino porque había que contrarrestar de alguna manera la fragilidad de esta parte de la copa.

A lo largo del siglo XVIII se desarrolló todo un muestrario de modelos de copas de cristal, que se irían estilizando con el paso de los años. Las primeras piezas de cristal labrado fueron dando paso a otras más finas y ligeras. Por otro lado, las copas de color se comenzaron a utilizar para enmascarar la turbidez de los vinos blancos

10 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Mitos y leyendas en torno al mundo del vinoQue el vino blanco produce dolor de cabeza, que un Crianza puede llegar a convertirse en un Reserva con el tiempo, o que el tinto es siempre el mejor acompañante para el queso son sólo algunas de las creencias erróneas más extendidas La temperatura ideal para beber un tinto oscila entre los 16º y 18º (y no, como dice la creencia popular, 'a temperatura ambiente'). Si bien es cierto que, en muchas ocasiones, las creencias populares encierran tras de sí una gran verdad, también hay ocasiones en las que dichas creencias poco o nada tienen que ver con la realidad. Te lo contábamos con el caso del agua o de los edulcorantes. En esta ocasión vamos a hablar de los falsos mitos que se han ido creando alrededor del mundo de la vid:

    VINO BLANCO = DOLOR DE CABEZA

    Que el vino blanco produce dolor de cabeza es una de las afirmaciones que muchos dan por verdadera y que, sin embargo, para nada es real. Al menos hoy por hoy. Esto podría tener algo de cierto hace algún tiempo cuando, para preservar de la oxidación los vinos elaborados con las variedades blancas se les añadía muchos sulfitos, un componente químico que provocaba los dolores de cabeza. Hoy, la enología ha progresado y los viticultores conocen las dosis correctas de sulfitos que necesitan y no suelen añadir más de los que resultan convenientes.

    DE CRIANZA A RESERVA... ¿POR ARTE DE MAGIA?

    También hay quien cree que un Crianza puede llegar a convertirse en Reserva con el paso del tiempo, y nada más lejos de la realidad. Un Crianza nunca tendrá el potencial de guarda ni la evolución de un Reserva. El primero, es un vino que se encuentra en su tercer año de vida y que ha permanecido como mínimo un año en barrica de roble, mientras que los vinos de Reserva son vinos muy seleccionados que han conseguido un envejecimiento mínimo (entre barrica de roble y botella) de 3 años, de los cuales uno de ellos en barrica. Por eso, la evolución del vino no puede ser la misma.

    Fuente(s): EL TINTO, DE RIOJA; EL BLANCO, DEL PENEDÉS Otra de las creencias más extendidas es que para ser bueno, un blanco tiene que ser del Penedés, un rosado de Navarra, y un tinto de Rioja. Sin embargo, hoy día, encontramos vinos blancos, rosados y tintos, todos de calidad en cualquier zona vitícola española. La calidad de un vino no depende únicamente de una zona, sino de un modo de cultivo, de un elaborador y de un marco de plantación, entre otros determinantes. Por eso, la clave está en ser aconsejados por profesionales y en tener curiosidad de probar caldos de cualquier región, aunque no atiendan a los tópicos. EL TINTO, A TEMPERATURA...¿AMBIENTE? Que un vino tinto se sirve a temperatura ambiente es un error más de la sabiduría popular. Antiguamente, los sistemas de calefacción doméstica eran más primitivos, por eso los vinos se bebían a temperatura ambiente, porque ésta era más baja que la de los hogares modernos. Realmente, la temperatura ideal para beber un tinto oscila entre los 16º y 18º. Por el contrario, la sabiduría popular sí acierta cuando dice que el vino blanco debe servirse frío. Incluso, si se trata de un gran vino blanco de guarda, como puede ser un Montrachet, un Corton Charlemagne o un Hermitage, la temperatura tiene que situarse entre 11º y 14º. BLANCO PARA EL PESCADO Y TINTO PARA EL QUESO Y EL JAMÓN Tampoco es cierto. O, al menos, no siempre. Por ejemplo, en el caso de los quesos, dependerá del tipo o variedad. Así, los tintos ligeros y afrutados son perfectos, por ejemplo, con el camenbert. Con los quesos de cabra, vinos blancos, pero la elección no es tan sencilla: si es un queso fresco, vinos blancos del año; si es de mayor curación, blancos con cuerpo y crianza. Con los quesos azules, vinos dulces generosos. En el caso del pescado, acompañarlo de un vino blanco es la elección perfecta en la mayoría de los casos, pero no en todos. Por ejemplo, con atún, caldos de pescado o rodaballo es mejor un tinto sin mucha madera y con taninos suaves o un rosado de calidad. En cuanto al jamón, combinarlo siempre con vinos tintos se aleja de las recomendaciones de los expertos, ya que no es una variedad que nos ayude a degustarlo en su plenitud. El jamón encaja mejor con un fino de Jerez que con un tinto, ya que éstos, con la grasa del jamón, pueden transmitir gustos metálicos. Un fino o una manzanilla limpian la boca y la preparan para seguir disfrutando. LA CUCHARITA ‘CONSERVA-BURBUJAS’ Respecto a la conservación, el truco de la cucharilla es otro falso mito que practica mucha gente para conservar las propiedades de los espumosos. Para mantener las burbujas hay que utilizar un tapón adecuado y para ello existen los llamados Gard Bulles, que son tapones que permiten conservar las burbujas. ¿Eres aficionada al mundo de la enología querida Mary? ¿Qué vinos te gustas más?
  • hace 1 década

    Muy bien,un poco de historia es bienvenido.

    Fuente(s): mia.
  • hace 1 década

    amiga querida despues de lo que mencionas del cristal que mas te puedo decir te dejo algo que me encanto saludos cordiales y gracias por estas preguntas tan hermosas

    El hombre conoce el Vidrio desde los tiempos más remotos, ya que en la Naturaleza se presenta de forma natural.Se puede encontrar como:Cristal de roca y cuarzo formados por la combinacion de alta presion y temperatura en el interior del globo terraqueo,Obsidiana, producto de las erupciones volcanicas, Fulgurita, resultante de la fusion de arena del desierto causada por descargas electricas. Cristal de Roca Obsidiana Ya los hombres primitivos utilizaron la obsidiana para fabricar puntas de flechas y lanzas, asi como espejos y objetos decorativos.Pero la obsidiana no es pecisamente un material que abunde mucho, por lo que la humanidad se vio en la necesidad de inventar un vidrio artificial.Uno de los materiales mas abundantes en la corteza terrestre es la arena silica, materia prima indispensable para la fabricacion del vidrio.Se atribuye a los fenicios la invención del vidrio, pero en realidad, las muestras más antiguas de vidrio hueco existentes pertenecen al arte egipcio y al mesopotamico. Un ejemplo es una copa de color azul opaco que ostenta grabado el cartucho real de Tutmosis III (ca.1504–1450 a.C.).Copa de Cristal con el nombre de Tutmosis III El invento del vidrio hay que dejarlo a la imaginación.Según Plinio el Viejo (23-77), en su "Historia Natural" (año 77), señala a los fenicios como descubridores casuales del vidrio. Segun este escritor romano, alrededor del año 5000 a.C., un grupo de marinos y mercantes preparaba sus alimentos en las playas arenosas del rio asiatico Belus. Para mantener vivo el fogon, usaron unos bloques de carbonato de sodio que traian como carga. El calor fundio la mezcla de arena y carbonato de sodio y, al enfriarse, dejo como residuo una masa fundida, brillante y translúcida que se parece a la obsidiana. Es el primer vidrio fabricado por el hombre.Desde el punto de vista industrial y químico, el vidrio es una sustancia dura, frágil, por lo común transparente, amorfa, refringente y mala conductora del calor y la electricidad.Está formado por la combinación de sílice o silicatos alcalinos, junto con álcalis y pequeñas cantidades de otras bases. Esta combinación se funde a temperatura alta (unos 1000ºC) en hornos o crisoles.Los vidrios se dividen en:Vidrio de una sola base (potasa o sodio)Vidrio potásico cálcico (muy banco, bohemia y otras clases finas)Vidrio sodicocálcico (copas, vasos , espejos.Vidrio a base de álcali, cales, alúmina, y de hierro (vidrio verde, botellas)Vidrio potasicoemplomado (cristal, lentes.La fabricación de las diversas clases de vidrio se basa generalmente en fundir la sílice con las bases.Los materiales que se usan son generalmente arena blanca y carbonatos alcalinos, para el vidrio verde se emplea arenas arcillosas, cales y sulfatos de sodio.Se da color al vidrio mediante diversas materias añadidas a la combinación. Así, el azul de zafiro con oxido de cobalto; el azul celeste con deutóxido de cobre; rojo purpura con protóxido de cobre; verde con oxido de cromo; amarillo canario, con oxido de uranio; violeta, con peróxido de manganeso; rojo o rasado, con oro; amarillo, con cloruro de plata y carbón en polvo.La fabricacion del vidrio se remonta a la Edad del Hierro.Las ciudades fenicias de Sidón y Tiro fueron celebres por esta especialidad.De Fenicia y Egipto paso el arte de fabricar vidrio a Roma y Grecia.Hacia el siglo I a.C se inventa el soplador de vidrio, probablemente en Siria, desarrollandose el arte del vidrio soplado

  • hace 1 década

    ____________________No es que sea un bebedor empedernido pero despues de leer a la señorita ηÖĿϊŖã, creo que dejaré de beber dichno liquido, solo pensar que antaño, se bebia con un recipiente tan especial como el cráneo de un ser humano, me produce "tortícolis" de mirar el pasado.

    Por favor, es mejorbeberlo con un acopa ancha de cristal fino o copas de vidrio de Gordiola hecho artesanalmente aqui en MALLORCA.

    Ändele........................................

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    Hola Marisa

    Interesante tu pregunta sobre las Leyendas e Historias de LA COPA DE VINO. Veamos mi aportación al tema.

    En los primeros momentos de la humanidad, el hombre, movido por el instinto de calmar la sed, no debió ir más allá de inclinarse sobre charcos, ríos o arroyos, para beber directamente o, todo lo más, ayudarse con las manos. Después vendría el uso de conchas marinas, cáscaras de frutos, cuernos de animales u otros utensilios impermeables proporcionados directamente por la naturaleza. Luego, cuando el hombre se vuelve sedentario, empieza a experimentar con lo que le rodea y surgen los primeros útiles de fabricación propia. Primero fue el barro cocido y más tarde esmaltado, después el cobre y el estaño para los pobres y el oro y la plata para los ricos. Es a partir de esta época cuando se inicia la historia de las copas.

    Los descubrimientos arqueológicos evidencian el uso que de las mismas ya hicieron los griegos y romanos, y cómo gustaban de labrar y adornar sus copas ricamente, en muchos casos con dibujos referentes al vino. En aquel primer período, las copas eran símbolo de lujo y poseerlas señal inequívoca de un elevado estatus social. No se sabe a ciencia cierta ni cómo, ni dónde, ni cuándo se descubrió el vidrio, este material que tan práctico y efectivo iba a resultar para la humanidad. Lo más acertado parece situar sus primeros pasos en la época fenicia. Lo que sí se sabe con certeza es que los egipcios, unos 1.500 años antes de Cristo, ya conocían el vidrio, y que el pueblo persa, bajo el reinado de Alejandro Magno, hacía ya uso habitual de utensilios fabricados con él.

    En el siglo I ya existían rudimentarias vidrierías en Francia e Italia. Sin embargo, al iniciarse la Edad Media, como tantas otras cosas, el desarrollo del vidrio sufrió un fuerte frenazo. De hecho, durante el medievo, el vidrio no sólo se estancó, sino que casi se olvidó. Los árabes adoptaron e impulsaron las técnicas del vidrio. Así, durante los siglos XIII al XV, de la ciudad de Damasco surgieron preciosos ejemplares esmaltados, que más tarde servirían de modelo a los vidrieros italianos.

    En el Renacimiento, el vidrio alcanzó cotas muy elevadas. Surgieron en Venecia excelentes maestros vidrieros y sus continuas investigaciones con el vidrio les llevó a conseguir una versión blanca bastante pura, que dio lugar al prestigioso “cristal de Venecia”. Este “cristal de Venecia” alcanzó una enorme popularidad y su fama corrió como la pólvora. Fue en el último tercio del siglo XVI cuando apareció un tipo de copa más o menos estándar, de traza esbelta, con forma de cáliz montada sobre un pie. Fueron los ingleses, sin embargo, los que se apuntaron el tanto del descubrimiento del cristal, en el siglo XVII, al añadir a la pasta vítrea óxido de plomo. Al principio, las formas y tamaños de estas nuevas copas de cristal inglés seguían cánones venecianos.

    A lo largo del siglo XVIII se desarrolló todo un muestrario de modelos de copas de cristal, que se irían estilizando con el paso de los años. Las primeras piezas de cristal labrado fueron dando paso a otras más finas y ligeras. Por otro lado, las copas de color se comenzaron a utilizar para enmascarar la turbidez de los vinos blancos. Durante el siglo XIX, los alardes decorativos de las copas disminuyen considerablemente y se empiezan a desarrollar formas y tamaños según el vino, una idea que no tardó en imponerse.

    Gracias por traer a colación dicha pregunta y es informativa y educativa para todos.

    Saludos y Abrazos Fraternales desde Puerto Rico.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Hoy estoy de huelga,hasta que yahoo deje de hacer el indio.

  • hace 1 década

    La Copa y el Brindis.

    La copa era elemento esencial en los brindis, debian de ser apropiadas para que al chocar una con otra energicamente el vino se mezclara de copa a copa. Esto era una demostracion para que el invitado bebiera a gusto y no tremiera ser enevenenado.

    Dice la historia que el brindis surge en la Antigua Grecia como fruto de las grandes celebraciones sociales. Para aquellos tiempos, la costumbre consistía en que el anfitrión hundiera su copa en un ánfora, tomara con su copa una cantidad notoria de vino y la bebiera, para dar así, confianza al resto de los presentes de que la uva no estaba envenenada.

    Con el tiempo esta práctica se perfeccionó y surgió la necesidad de preceder con un discurso al brindis, para invitar a la reflexión sobre los acontecimientos que dieran lugar a dicha celebración.

    Los griegos le otorgaron un dios propio, Dionisio (Señor y amo de la vid y la celebración), Dios que con el tiempo se convirtió en Baco, tras conquistar los romanos, las tierras de los primeros.

    Los hombres del César, entusiasmados con el ritual de las copas, comenzaron a dar culto a su nuevo Dios, haciendo frecuente el uso del brindis, al punto que cualquier excusa llevaba la celebración al extremo del desorden, el tumulto e incluso las orgías. Para el año 186 a.c. el Senado romano promulgaba una ley que prohibía las celebraciones y trataba de remitir el culto de Baco sólo al entorno más sagrado, que para aquel entonces, acostumbraba agregar en el vino, un pedazo de pan que era ingerido por el último de los religiosos que bebiera la copa (tradición que la Iglesia católica aún preserva desde aquellos tiempos).

    Con el paso de las centurias, las sucesivas traiciones entre reyes fueron impregnándole al brindis el choque de copas que ha llegado hasta nuestros días.

    Ahora bien, en cuanto al origen del término ¨Brindis¨ debemos remontarnos al 6 de Mayo de 1527, cuando los soldados germanos de Carlos V toman victoria de Roma. En el acto de celebración que los fervorosos mandos militares realizaron, se dirigieron al Emperador diciéndole "bring dir's", que en alemán significa ¨Yo te lo ofrezco¨. Así fue, que el emperador llevó a sus tierras Hispanas el nuevo vocablo que perdura aún en nuestros días.

    El tamaño estadarizado de una copa por las normas ISO (International Standard Organization) es de 5 centímetros de alto por 10 de fondo y un ancho de 6,5 cm. Las copas más pequeñas son generalmente los más recomendables al momento de la degustación.

    Aunque hay que aclarar que un mismo talle no es para todos los vinos. Cuanto más añejo sea el vino, más aire precisa para desprender su mejor aroma y equilibrar el poder tánico y la fruta. Los vinos más jóvenes precisan un fondo más grande y una boca más cerrada.

    Colocar el vino en el receptáculo adecuado es la forma más segura de tener una mejor primera impresión del vino a degustar. Las copas de Chardonnay y de Cabernet Sauvignon deberían orientar el flujo del vino hacia el centro de la lengua para que haya un mejor balance entre la acidez y la fruta.

    Las copas aflautadas (altas, delgadas, de fondo pequeño y cónicas en la parte superior) son adecuadas para el champagne y permiten que el vino no pierda su efervescencia y sus aromas bajen.

    Finalmente, cabe aclarar que las copas de plástico no deben ser descartadas. Por ejemplo, son muy útiles en una fiesta o un brindis con mucha gente. Si mantienes en buenas condiciones el vino, en estos casos no es algo muy molesto.

    Como vemos, las copas tienen un significado muy importante y un motivo justificado al momento de su elección. Por lo tanto, no debemos dejar que pasen desapercibidas.

    Saludos.

  • ¡ què interesante Mari, cuànto se aprende !

    La COPA es el recipiente idóneo dónde debe servirse el VINO. Aunque su uso está hoy totalmente extendido, su origen es más desconocido.

    Los antepasados tomaban los líquidos en recipientes pero, los cavernarios usaban cráneos y conchas o carcasas marinas.

    Unos siglos después la gente humilde los tomaba en el cobre o en el estaño y la gente con poder adquisitivo alto en recipientes de oro o plata.

    El origen de la copa en sí es anónimo. No sabemos exactamente de dónde pero tenemos nociones de sus primeros posibles creadores.

    Los primeras teorías apuntan a que fueron los fenicios los que elaboraron las primeras copas de vidrio. La copa tipo cáliz con pie se creó en el siglo XVI.

    Los primeros que empezaron a utilizar el cristal fueron los venecianos pero habría que esperar al siglo XVIII cuando los ingleses comenzaron a popularizar lo que hoy en día conocemos como cristal o vidrio. En ese momento ya existía la copa tipo flauta para tomar los vinos espumosos.

    Muy interesante ¡ brindo por esta noticia !

    ¡ saludos !

  • BIBI
    Lv 7
    hace 1 década

    Hola Marisa buenas tardes, con esta es la cuarta vez que voy a escribir algo referente a la leyenda que vos también prologaste.

    DIONISIO o BACO DIOS DE LA ALEGRÍA, EL VINO Y EL DESENFRENO

    El origen de su culto proviene de Frigia, en Asía Menor, y al parecer pasó a Tracia en el norte de Grecia, de donde se extendió por el resto del escenario helénico. Etimológicamente, Dionisio (de Dio y Niso) significa <el dios de Nysa> y fue venerado como dios de la viña, el vino, el delirio, la fertilidad de la Naturaleza, la vegetación, y de todo lo relacionado con la humedad y los placeres.Ya los griegos le llamaron también Baco nombre con el que pasó a los romanos.

    Cuando Dionisio hubo pasado su niñez descubrió el fruto de la Viña, así como el arte de sacar vino de él. Parece ser que al principio usó del vino con moderación , pero Hera (la esposa celosa de Zeus) aprovechando aquel hallazgo volvió loco a Dionisio (es decir le hizo caer en una aguda borrachera)

    Para curarse, este consulto al oráculo, pero para llegar hasta él encontró en su camino un marjal que franqueó gracias a la ayuda de su asno. El animal fue premiado con el don de la palabra. Una vez vuelto a la razón, Dionisio, emprendió largos viajes a través del mundo, a fin de extender el inestimable don del vino.

    Saliendo de las montañas de Tracia, atravesó la Beocia y penetró el Ática. All+i fue hospedado por el rey Icario, a quien ofreció como regalo una cepa de vid. Icario tuvo la prudencia de hacer beber vino a los pastores quienes sientiéndose crecidos por la borrachera lo asesinaron. La hija de Icario, Erígone, que se había enamorado de Dionisio y le había dado un hijo, el futuro héroe Estáfilo, descubrió gracias a su perro Mera en donde se hallaba el cadáver de su padre y ante aquel espectáculo se ahorco en un árbol.

    Dionisio se vengó, provocando una locura colectiva entre las doncellas atenienses, que terminaban ahorcándose. Consultado el oráculo de Delfos, explicaron que ello era debido a la cólera del dios por el crimen que había quedado impune. Entonces los culpables fueron castigados y en honor de Erígone instituyó una fiesta de la que se dice en su origen terminaba cuando algunas de las muchachas se colgaba de los árboles. Con el tiempo las jóvenes fueron sustituídas por discos en los que figuraban rostros humanos.

    Icario fue transportado al cielo con su hija y su fiel perra, los cuales como acostumbraba a suceder, fueron transformados en constelaciones convirtiéndose en las de Boyero, Virgen y una de las estrellas de la Canícula.

    Implantado al fin su culto en Grecia, Dionisio quiso bajar a los infiernos en busca de la sombra de su madre, Sémele, para devolverla al mundo de los vivos. En el infierno este le rogó a Hades que dejara marchar a su madre, Hades se compareció de él a condición de que le regalara algo que tuviera en gran estima. Entonces él le cedió el mirto, que era una de sus plantas predilectas, y de aquí se originó al parecer la costumbre de que los iniciados en los ministerios dionisiácos se coronaran la frente con mierto.

    Dionisio marchó así al cielo con su madre, ya en calidad de dios del Olimpo y con el beneplácito de Zeus, que lo admitió a pesar de sus excentricidades.

    Marisa me pareció interesante contarte esta leyenda o mito de Dionisio o Baco Dios del Vino

    Fuente(s): lo que estudié en el libro de MITOLOGÍA GRIEGA de FRANCESC L. CARDONA de editorial OLIMPO de Barcelona
  • hace 1 década

    Mariஐღღ HOLA AMIGA!!!!

    Extraordinaria la descripción, me gustó mucho

    (No pude responder porque no me andaba la P.C. y todavía no está como debiera..puffffffffff)

    Encontré una leyenda, que aquí te dejo:

    ..........

    Perlas de Leyenda: Cleopatra y la copa de vino

    La Reina egipcia Cleopatra, quién reinó de los años 51 al 30 antes de Cristo, acostumbraba hacer unas extraordinarias y grandiosas comidas para impresionar a sus invitados. La historia o leyenda a que nos referimos sucede durante una de estas comidas, en la que Cleopatra agasajaba a su amante Marco Antonio.

    Durante la cena Cleopatra le apuesta a Marco Antonio que ella puede devorar la riqueza entera de un país en una sola comida. Marco Antonio sabía que ella era muy espléndida en sus fiestas y comidas pero viendo que en ésta ocasión él fácilmente pudiera ganarle, acepta la apuesta.

    Se llega el día de la fiesta y aunque la comida resulta ser deliciosa y muy extravagante a Marco Antonio no le parece que pueda equivaler a la riqueza de un país y se siente muy confiado de haber logrado ganar él la apuesta. Pero Cleopatra le tenía reservada una sorpresa.

    La astuta reina se quita uno de los aretes de enormes perlas que portaba para dicha ocasión, y rompiéndola la muele y la disuelve en su copa de vino y se la bebe.

    Pilino el historiador del siglo I, estimaba que la perla de esta leyenda tenía un valor de un millón de onzas de plata. En la actualidad esta perla estaría valuada en 5 millones de dólares.

    ................

    Gracias por tu pregunta

    TE DESEO LO MEJOR PARA TI, MUCHA FELICIDAD Y AMOR PARA QUE LO REPARTAS POR DONDE TU VAYAS

    Dijo: Martin Luther King: -“Si ayudé a una sola persona a tener esperanza no habré vivido en vano”

    Dijo Martin Luther King: “Si el hombre no ha descubierto nada por lo que morir, no es digno de vivir”

    Agradezco profundamente a la página de donde obtuve la información

    (Si quieres te das una vueltita por mi perfil por preguntas, gracias...)

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.