Chiste o relidad?me gustaria conocer opiniones acerca de la situación que describo a continuación!?

Mi hija cumplía quince años y le organizamos la fiesta en un salón para que invitara a todos sus amigos. Esa noche, a medida que iban llegando, se acomodaban en el lugar asignado y enseguida abrían sus celulares y se ponían a conversar por medio de mensajes de texto, o a jugar con esos aparatitos maravillosos entre mensaje y mensaje.

Era muy tierno verlos concentrados cada uno en la pantalla de sus sobrios y negros aparatos, como especificaba la invitación “elegante sport y celulares negros”. Qué grandes están todos, pensar que los conozco desde que hablaban entre ellos... Todavía les recuerdo la voz, algunos no me creen que cuando eran chicos hablaban y se miraban a los ojos. Yo no los corregía, claro; “ya van a crecer y van a aprender solos a no hablar”, pensaba.

Cuando llegó el momento del baile, cada uno conectó los auriculares a su celular, eligió la carpeta de canciones que más le gustaba y entró a la pista. Daba la sensación de que todos estaban bailando el mismo tema. La entrada de mi hija fue apoteótica, exultante de emoción. Sus amigos se desesperaban por ser los primeros en hacerle llegar su texto de felicitaciones, moviendo a toda velocidad sus pulgares. Algunos, los más previsores, ya tenían el mensaje preparado y lo único que debían hacer era apretar “ok”. El teléfono de mi hija no paraba de vibrar y como era imposible leerlos todos, guardó algunos para más tarde. Me acerqué a ella y sin darme cuenta le dije:

- Feliz cumpleaños, hijita.

Ella me miró horrorizada y se apartó de mí. Preocupada, fui tras ella y le pregunté si le pasaba algo, si había hecho algo que la incomodara. Tomó el celular y me mandó un mensaje de texto:

- M kres avrgnzar frnte a ms amgs? Hcme fvor, pra q stn ls tlfnos?

No tuve más remedio que abrir el mío y mandarle mis felicitaciones

- prdon, fliz cmplños, hjta. T am. Papa.

Fue el cumpleaños perfecto. Cómo pasa el tiempo, qué viejo estoy, pensar que casi le doy un beso.

INTERPRETACION LIBRE

Actualización:

ayyyyy Sr Brd.No kiero k se enje x 1 olvdo.M prdnes

4 respuestas

Calificación
  • adrian
    Lv 7
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    N t pdo rspndr prq n djst t nro de cel... Krs vlvrme lc?

    Fuera de la broma, creo que al adentrarnos en la era de la tecnología, ese tipo de anecdotas pueden muy bien ser ciertas aunque fuera una exageración asi como la cuentas.

    Mas alla de eso, el hombre como raza nunca podrá escapar a las leyes del deseo porque fue hecho con "eso" que es dificil de que le desaparezca. "Eso" es simplemente la necesidad de ser reconocido a traves del tacto, del toque, del roce cuerpo a cuerpo, labio a labio.

    Si uno abandona a un animal bebé en medio de la estepa, siempre y cuando halle comida, vivirá. Pero si uno abandona a un bebé humano en esas condiciones, por mas que encuentre una mamadera, no sobrevivirá. Porque a diferencia del animal, el hombre sufre la "necesidad" del afecto, del ser reconocido (su espermatozoide quería lo mismo y lo consigue al ganarle a los otros millones en la contienda por el óvulo). Es lo que al hombre le hace decir "¡Yo!". A partir de alli vive sin saber que precisa del resto del mundo para su existir armónico.

    Los adolescentes de hoy en día que sufren el desapego de sus progenitores, encuentran el apoyo en sus entornos de amistad. Se siente con identidad mientras maduran y se frustran cuando no reciben del medio ambiente aunque sea el mas minimo mensaje del "tu existes y me interesas".

    Internet, los celulares y asimismo los sitios sociales permiten que esos dolidos jovenes de hoy puedan acceder con mayor facilidad a un mundo desconocido que les deparara quizas mucho mas dolor que alegrías, porque a nadie le es facil crecer, y mucho menos madurar.

    El tener esa herramienta pequeña (el celu) ya les da la sensación de "hay alguien en mi vida" aunque solo fueran amigos o conocidos con quienes interactúan en busca del actor o la actriz principal de sus vidas.

    Y en el fondo, ese celu es como una persona mas en sus vidas, es ese confidente de miles de secretitos que cuando los desiluciona, es como si de veras se desilucionaran de alguien de la vida real.

    A mi personalmente, verlos tan cautivos de esos elementos, que encima tienen el poder de matarlos debido al altísimo riesgo de cáncer de cerebro (cuando hablan mucho) o de algun organo bajo (por llevarlo en la cintura), me producen cierta pena, porque es lo que me hace pensar en lo desmedrada que esta nuesta sociedad donde el dialogo se pierde muchas veces.

    Fuente(s): adan
  • Muy triste pero cierto... pero luchamos contra una hidra

  • Anónimo
    hace 1 década

    Y es tan real lo que cuentas, que los chicos no saben lo que se estan perdiendo, pero amigo, quedamos atras en la cuestion de la comunicacion.

    Cuando eramos de esa edad, nos complacian los lentos por que nos permitia hablar al oido de ella y decirle lo que no podiamos cuando habia gente.

    ahora las chicas avanzan sobre los chicos, tu ironia es solo una muestra de lo que pasa

  • hace 1 década

    Es nuestro final del camino

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.