Relato... te vi.. 3 parte?

http://ar.answers.yahoo.com/question/index;_ylt=Ag...

(el primer capitulo)

http://ar.answers.yahoo.com/question/index;_ylt=Av...

(ese es el capitulo anterior)

Esos días solo trate de ignorar mis sentimientos por alguien desconocida para mi, porque hay que tocar el suelo alguna vez, yo no conocía nada de ella, no sabia sus gustos, sus deseos, su forma de ser, tal vez ella es tan vil como esas chicas en la televisión, pero que mas podría hacer mi corazón la eligió como un flechazo.

Solo trate de sacarla de mi mente por un segundo, es bella, tan bella y la encuentro en todos lados si no la veo en carne y huesos, la veo hasta en la comida, la veo en todos lados en cada momentos.

Ella por su lado me trataba de igual manera indiferente… (Y de que manera esperas que sea Anne, tonta, tonta)… entre afirmación en realidad entre sueño y realidad se perdía mi mente, había días en algunas clases especialmente en las de química, historia lengua y gramáticas nos encontramos y cuando me atrevía a saciar mi deseo de verla y llenar mi corazón con su medicina diaria a veces me descubría y me saludaba yo por mi parte no podía hacer otra cosa que bajar la mirada y ruborizarme.

El día llego, el tan ansiado sábado… no he dormido ni 3 horas si acaso, estoy muerta de nervios, pero tengo que afrontarlo y mientras más rápido haga esa cosa tan fácil mas rápido termino la agonía de la vergüenza.

Ese día solo me dispuse a ponerme algo cómodo, un buzo de arriba por el frio y unos jeans ajustados.

Mi padre me llevo a la dirección que ella había escrito, no me sorprendí al ver una mansión que ocupaba una o casi dos manzanas, en la parte del portón estaba el nombre de la familia escrita en una así que no había dudas, había seguridad, había seguridad ahí, me dejaron pasar, seguramente ella les había dicho de mi llegada.

- La señorita Victoria la esta esperando.- decía un hombre corpulento de traje negro que se disponía a llevarme en un carrito de golf.

Que grande era la casa, si era gigante, el jardín para llegar a su casa era inmenso, lleno de arboles de todos los modelos.

Después de unas 5 cuadras mas, llegamos a su “Gran casa” era gigante, con un diseño muy clásico, pintado de Amarillo clarito, tenia dos pisos, pero era grandísimo.

El jardín del frente era igual de hermoso, tenía un estanque y estatuas de las que salían agua.

El señor me abrió la puerta y me dijo donde se encontraba el cuarto de Victoria, allí adentro me encontré con algunas criadas, pero que era esta chica, sabia que podía tener dinero por la clase de colegio que iba y la forma en que se vestía pero nunca imagine que era para tanto.

- La acompaño.- me dijo una mujer muy joven que llevaba el traje tradicional de las mucamas.

Me llevo por el gran pasillo pasando por las escaleras, era el 3º cuarto del lado derecho. Si yo estuviera sola aquí que miedo me daría, pensaba…

Exhale aire muy profundo, lo large y con mis nervios de punta entre a su habitación.

Era grande, grandísima, muy bien decorado, con toques muy modernos, una gran cama en el medio, un plasma de televisión, muebles, muebles, peluches, fotos, estaba viendo y viendo, hasta que escucho su voz.

- Hola.- dijo con esa sonrisa matadora, ella estaba vestida sencillamente, con una musculosa y un buzo, la verdad que ese dia hacia frio pero en su casa había ambientación.

- Hola.-

- ¿quieres tomar algo, o comer algo?-

- Si, un café por favor.- tonta tonta Anne tonta.

- Bueno.- se dirigía a la puerta.- ¿Miriam, os preparáis un café a Anne?.

- Ya le llevo señorita.- decía la mucama que estaría espiándonos seguramente.

Al tiempo se volvió a mí.

- Ok pregunta lo que quieras.- dijo sentándose en la cama.

- Muy linda casa.-

- Si, es de mi padre.

- ¿Y el a que se dedica?- dije soltándolo así sin pensar.

- Es diplomático, y tiene algunas empresitas a su poder.-

- Siéntate.- dijo ella

En la mesita que estaba de lado de su cama, vi una foto con sus amigas. Y una con su novio.

- Es muy apuesto tu ¿novio?-

- Jaja, un poco.- dijo clavando su mirada pacifica en mis ojos.

Silencio, silencio era lo que había en esa gran habitación.

- Niña, aquí esta el café.- al fin, si, gracias mucama de Victoria, gracias, estaba ahogándome.

- Gracias.- dije dirigiéndome hacia la mujer y respirando hondo.

- Bueno tenemos que hacer el trabajo, no tenemos que perder mas tiempo.

- Esta bien.

El trabajo nos tomo solo media hora, era un tema facilísimo, además se notaba a leguas que Victoria era muy inteligente.

- Al fin… terminamos.- dije sin vacilar.

- ¿Quieres ir al jardín?

- Tengo que irme en un rato.- dije esquivándola, pero tenía para largo como 3 horas.

- Te eh tratado bien para que me mires, y me hables de esa forma.- dijo Victoria mostrando un rostro enojado.

- Oye, Vic, ¿te puedo decir así?-

- Claro.-

- No puedo.

- No sabes mentir sabes.- dijo Vic riendo.

- No lo estoy haciendo.

Actualización:

- No lo estoy haciendo.

- Claro que si, yo solo quería tener otra amiga.

- Creo que no tenemos nada en común para ser amigas, además de que vos seas de otro mundo en la escuela y yo de uno paralelo al tuyo.

- ¿Y eso realmente importa?

- Te debería importar, que pensarían tus amigas.- dije esta vez sin bajar mi mirada.

- Creo que tú eres la equivocada, si piensas que yo soy como ellas.

- Creo que lo eres, no lo pienso.- dije sin importarme las consecuencias.

- En las clases, eres indiferente, te pasas de largo, no saludas a nadie de allí, ¿y a mi?, a mi ni me midas.- dije sin vacilar.- ¿y ahora quieres ser mi amiga?

Actualización 2:

No dijo nada, yo simplemente, salí literalmente casi corriendo de allí, con los ojos un poco rosados, y un dolor punzante en mi pecho, me dirigí caminando a mi casa.

Al llegar allí, solo subí las escaleras y me dirigí a mi cuarto. Me encontré a una latosa de 1.30 de altura saltando en mí cama y revoleando mis cosas con otra mocosa de 1.30 de altura aproximadamente.

- Fuera de aquí, si no quieren que les saque los pelos y les agujere los ojos con la birome.- dije sosteniendo una birome.

- Ya… ya nos vamos.- gritaron al unisonó.

Actualización 3:

Me recosté en la cama, sin ganas de pensar o hacer nada, cubrí mi rostro con una almohada, ¿que había hecho?, ella me ofrecía su amistad pero yo la rechazaba, pero si que eres estúpida Anne, porque, esa era la pregunta, porque no podía aceptarla…

Me quede dormida, entre tantos pensamientos, y no me di cuenta de la hora, hasta que mi madre me anunciaba la cena estaba lista, ¿cuanto había dormido?, woow.

Sentada en la mesa, con los ojos dormidos, y entre charla triviales de mis padres hacia mi hermanita.

4 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    hola hermosa

    solo entre a ver un rato y encontré este relato, aun no lo leo por que estoy ocupada pero te prometo que lo voy a hacer.

    una pregunta: cuando pones la continuación de EL DESTINO?. ya leí la segunda parte y quiero saber que mas pasa. X FA ponla.

    bye besos

  • Anónimo
    hace 1 década

    lo ame sigue así!!!!!!!!!!!!!!

  • hace 1 década

    me ncanta!! *_*

  • Anónimo
    hace 1 década

    Me da mucha pererza leer tanto

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.