Lilas P preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

Espinas en el campo. Cuentito.?

El extraño mal de Rosendo: Melancoliasis

Eran como las siete de la tarde y ya anochecía. En el patio de tierra de la casa, bien barrido, regado y asentado conversaban Ña Luisa y Aparecido.

- ¿ Pero qué l’nda pasando al Rosendo?

- Y qué se yo, anda raro¿ vio?

- ¿Cómo raro?, ¿ qué dice usté?

- Y vio, triste, callao, con la mirada perdida en el jorizonte.

- Y qué le puede pasar, será que se ha despaletao?

- No, la que se despaletó jui yo, en cuando me caí del tostao.

- Ah y estuvo mal?

- Mal,¿ mal yo? Pero si soy juerte como una bestia recien nacida, vea. Adimás me pusieron anestesia d’l pueblo pa'curarme.

- ¿Cómo anestsia el pueblo? acá no hay fábrica de anestesia.

- Local, local, anestesia local me dijo el dotor, no quiere decir d’l pueblo?.

- No mujer. Pero digamé del Rosendo.

- Y que quiere que le diga, dicen que sufre de melancoliasis o sea que se siente solo, triste, y eso.

- Pero que barbaridá y el dotor anunció para las elesiones que se terminaban los problemas en la localidad de Jilgueros.

- ¿Pero ud cree que la tristesa y la… esa que se yo… la melancoliasis se van porque lo diga el intendente?.

- Lo dice el pueblo entero, si usté pregunta va a ver, pregunte uno a uno en cada casa. Nadie quiere ver a los tristes, los tristes le hacen mal al pueblo. Si estás solo, por algo ha di ser, porque el hombre tiene que tener su pareja y la china criar a sus hijos en la familia y si las cosas se hacen como debe ser no hay Rosendo triste que valga. A ver, ahí sale de las casas.

- Hola Ña Luisa, don Aparecido cómo están?

- Pero m’hijo es verano, qué hace vestido de negro?

- Ah no sé. Es lo que tenía.

- Digamé la verdad, Rosendo, a un viejo como yo no se le miente, a ud qué le pasa, es verdad que sufre de melancoliasis?

- Así dicen, tengo que esperar que venga el curandero para que me saque el mal de ojo, yo sería el primero que estoy triste en la localidá y eso se me hace que no es bueno.

- Bueno, no se aflija, tome un té de ruda cada tres horas hasta que llegue don Mario el curandero y se le va hasta el empacho. Me voy a dar de comer a las batarasas que me había olvidao de comprar afrecho.

Aparecido se ofreció a hacer el mate, mientras tomaban los amargos , miró fijo a los ojos de Rosendo para ver como era eso de la melancoliasis.

¿Sería contagioso?

Lilas P

Buenos Aires

Diciembre 27 de 2009

machohttp://www.lagaceta.com.ar/vernota.asp?id_nota=283...

Actualización:

donde dice té de ruda, debe decir té de ruda macho.

Hay vaias deformaciones del lenguaje , por eje. Jorizonte por horizonte.

Despaletao se refiere a una torcedura en la parte superior de la espalada (las paletas se dice en el campo), el tostao es el caballo : tostado. y así.

Actualización 2:

"La vamo a reventá" es el lema del intendente traído de la capital especialmente con permiso de la hinchadas del partido que fue a ver para combatir la melancoliosis, los tristes, los solos y desesperaos, enfilen pá juera!!!.

Lilas P (no seas chismoso turco)

Actualización 3:

Lo del intendente te lo informé a vos...campo Luján ? y hablaban así como mis paisanos...no....

Actualización 4:

Gracias Miroca, feliz 2010 para vos y tus seres queridos!

Actualización 5:

Antibobo, Eve JAJAJAJAJAJAJAJAJA han superao con creces a la suscrita, con ustedes quiero escribir una zaga criolla, Eve, es impresionante....es , un casual, ¿criada en algún campito de esos en los que cruzaban las mariposas en los veranos, venian la langostas verdes como mi esperanza, las chinches verdes se caían en el tanque de agua australiano y susurraban los eucaliptos por la tarde? Ay cuando pasan estas cosas amo a YR!!!!

Euyi querida un abrazote!!!!

12 respuestas

Calificación
  • Eve
    Lv 6
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Lilas P :

    AY, sí Doña Lila, usté sabe?,,, el jotro día salimo de las casa con la Eulogia a

    buscar al tobiano percherón y lo atamo al sulky para ir hasta el boliche a comprá

    un poco e mandioca pa los gurises que andan medio flaco los pobre.

    Y ya que estábamo cerquita, rumbiamo pa lo de don Rosendo que anda medio tristón el desgraciau.

    Pue ai no má estaba sentau en la puerta del rancho tomando mate lavau

    y la pava en el piso polvoriento, friiiiiiiía ya sobre las brasa apagau.

    Distráido el hombre con la mirada perdida, ¡vaya a sabé dónde!...

    Como si hubiera visto el lobizón.

    --Guen día don Rosendo, cómo está usté?...

    Niiiii mosqueó el hombre, siguió ahicito nomá, quieto como lagarto al sol.

    Ahí nomá nos apeamo y lo empezamo a sacudír.

    Miró parriba con el ojo medio nublau y apenita le oímo rezongar entre diente desportillao:

    --Ah ...Doñas, qué se dice por ai?...

    --Vinimo nomá de pasadita porque se dice que usté anda medio jorabau.

    --Ah, pero de eso juí el jotro día al dotor del poblao y me ha dado un remedio

    pa los hígados que me tienen tirau, ya ni puedo pialar al tobiano o ponerle

    el cabestro y meeeenos el recau. Para mal ayer se me juyó la guayna con el pión

    de Don Eusebio y parece que no va volvé, y bué, qué se le va sé.

    --Oiga don Rosendo, entonce lo que usté tiene e mal de amor.

    --¿Cómo dice?... poniendo una mano detrá de la oreja.

    --Le digo que lo que le ha pasmao, es por la juída de la guaynota mal agradecida..

    ...Seguro nomá, que lo que usté tiene, es que anda medio tristón.

    --Algo deso me dijo el dotor, me dió un papelito que tengo por aquí en el bombacha,

    y empezó a revolver:..Acá está lea usté, yo con las letras nunca me he llevau.

    --A ver, a ver..."melanco"...¿queeeé?, "liasis"...¿y esto qué é?...¿Usté sabe doña Eulogia?...

    --Yo nó, ¿qué será?...

    --Para mí que debe sé un menjunje entre miel y esas pelotitas que le sacaron de la vesícula

    el otro dia al Cipriano en la ciudá.

    --Mire don Rosendo, no se me retobe, yo lo voy a curá, acuestesé nomá de panza,... y ahicito le tiré el cuerito

    que bieeen que me costó. Unos baños de agua y sal para las tabas, ... Y ya está.

    Contento el hombre me agradeció, si hasta lástima me había dau.

    Así pué, doña Lilas, le informo a usté; sanito lo dejé al hombre para su conformidá.

    Cuando pase por aquí, lléguese a tomar unos mates con yerba nueva y torta frita.

    Si capá que hasta la EVE se acerque a saludarla a usté;

    aunque ande medio clueca la doña por culpa de la adversidá.

    Hasta prontito doña Lilas.

    La saluda la curandera más baqueana del lugar.

    Que se encuentre usté bien de salú.

    La Feliciana.

    .........................................

    Agrego un diálogo entre Clemente y la Mulatona - de Caloi :

    --Clemente :

    --La puesía sirve pa´decir muchas cosas, mi negra.

    --Fíjese : Asoma el recuerdo de un mate.

    --Bajo la parra, con retazos de luz tiñiendo todas las cosas.

    --En el horizonte del agua, avanza lentamente la jangada y

    --convirtieron al mate en un recuerdo de sabores idos.

    --El recuerdo de un mate.

    --La Mulatona :

    --AHÁ, ¿Y eso qué viene a querer decir, chico?.

    --Clemente :

    --Que el mate está lavado.

    .

    Fuente(s): Conocimiento propio + "Clemente" de Caloi. EVE - 29/12/09.-
  • Jackie
    Lv 6
    hace 1 década

    Hola Lilas P; muy lindo el escrito, me hizo recordar a gente de mi pueblo que vive en los campos lejanos del sur de Chile, donde se toma mate, se usan los remedios caseros para curar muchas cosas, donde hay un medico que va a los lugares rurales una vez por semana, porque le queda lejos, aunque viva en el mismo pueblo.

    Se parece mucho nuestra gente con la de otros países, se toma mate como ustedes los Argentinos, se escuchan corridos mexicanos como en Mexico y así creencias y situaciones que van sumando.

    Cariños

  • Anónimo
    hace 1 década

    Finalmente lo vio el curandero y le dijo:

    A partir de aura nada de andar mirando en las noches las osamentas, ese brillo le trae recuerdos que no son pa`usté, tampoco se quede viendo las olitas en la laguna, son como esoj pensamiento que se le vienen a la cabeza que tampoco le hacen bien y sobre todo me recorre el campo cerca e los arboles o las lomitas, nada de campo abierto, demasiado espacio pá un hombre solo, se me hace chiquito ¿se da cuenta amigazo?

    Y digame dotor ¿cura esoj?

    A mi me curó.

  • hace 1 década

    Muy lindo tu cuento, Lilas!

    Excelente relato donde uno puede imaginarse en un mundo tan distinto al de las grandes ciudades. Bien logrado.

    Interesante el artículo sobre la ruda...Tradiciones ancestrales, rituales, mitos...que aún tanto se conservan en nuestro interior, sobre todo. La comunidad se interesa por los padecimientos de su gente y todos colaboran para conjurar los males. Impensable en los mega centros urbanos.

    Tengo ganas de vivir en un pueblito alejado de Buenos Aires, dar clases, vender seguros...tranqui, a otro ritmo, escribir....y rendirle culto a la Pachamama! Una vez presencié y participé de este ritual de casualidad, cuando visitaba las Salinas Grandes en Jujuy, justo un 1º de agosto. Me conmovió.

    Un beso y que tengas un muy buen 2010!!

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Los escritos están escritos con la fonética propia del lugar campo trviesa.

    Pareciera que estoy en el campo, estuve años en Luján.Lindos recuerdos. Gracias ña Lila.-

    Vió doña que lindasa lo que escrivió ña Lila

    ¿Ña Lila? la rosadita,¡ la que anda con no se quien!

    Ansina ue sos léida! ¿Y que dice la Lila?

    Escrive eso de lo que le pasa al don Rosendo.

    ta bueno hay que juntar uerbas pa liviar la cintura, nop hay faja que aguante cuamdo ,monta el Carpancho.

    ffhhss,... la última chupadita del mate de la tardesita.

    Mañana va ser calor mire que rosada están las nubes.

    Solo escuché esto y me juí pal pueblo, no cuerear a naides.

    Pero me picó lo de ña Lila.¿En que cuentos se habrá metido esa paysanita.¡ ahh!

    y al galope se alejó pa ver su enamorada-

    Muchas veces las comentadas del rancho son habladas de sobre entendido. no largan prenda los lugareños.-

    Es la cultura d'eyos

    don Latif , el turco me dicen.

  • A
    Lv 7
    hace 1 década

    Me encanta tu historia, Lilas!

    Lenguaje campesino, bien del interior...por lo menos en mi ciudad natal esto se perdió hace tiempo. Quedó arrinconado allá junto a la cordillera, en los viñedos, en las conversaciones de los "piones" golondrinas de las cosechas.

    Me gusta como haces interesante una conversación simple y sin sobresaltos. Se saborea...y queda un dulzor de añoranza en el alma.

    Creo, amiga, que la melancoliasis se contagia....¿será verdá´?

    Abrazos y deseos de felicidades!

  • nadie
    Lv 7
    hace 1 década

    muy lindo cuento, tiene chispa, no cabe duda.

  • Anónimo
    hace 1 década

    jajajjaaaa muy bueno!!!... Una pregunta, la melancoliasis, será una patología como la esquilofrenia (conocí a un señor que se autonominaba "esquilofrénico")...

    Me encanta la tonada virtual del paisano...Genial!!!

    Besotes!!! Syre

  • Anónimo
    hace 1 década

    Lilas:

    Tu escrito; hoy me agrada mas que nunca. Porque haz tenido el buen tino de aportarnos el folklor y lenguaje de nuestras gentes. Gentes del campo que se expresan como dios; les da entender. Y en sus platicas se proyecta la sabiduría de vida de tiempos ancestrales. Sus remedios naturales son mejor que los modernos y de grandes ciudades.

    Enhorabuena; por tu brillante e interesante aportación.

    Saludos!.

    Fuente(s): Opinion!.
  • Miroca
    Lv 6
    hace 1 década

    Lilas P...

    El cóndor sigue volando muy alto, compartiendo su horizonte.

    Felicidades...!

    Y es sólo una mirada, entre la inmensidad de tan hermosa producción.

    Fuente(s): Miroca...
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.