Bostera12 preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

Balada para un loco analisis?

Alguien me puede ayudar? tengo que analizar esta cancion... pero la profesora me la puso como poesia

Las tardecitas de Buenos Aires tienen ese qué sé yo, ¿viste? Salís de tu casa, por Arenales. Lo de siempre: en la calle y en vos. . . Cuando, de repente, de atrás de un árbol, me aparezco yo. Mezcla rara de penúltimo linyera y de primer polizonte en el viaje a Venus: medio melón en la cabeza, las rayas de la camisa pintadas en la piel, dos medias suelas clavadas en los pies, y una banderita de taxi libre levantada en cada mano. ¡Te reís!... Pero sólo vos me ves: porque los maniquíes me guiñan; los semáforos me dan tres luces celestes, y las naranjas del frutero de la esquina me tiran azahares. ¡Vení!, que así, medio bailando y medio volando, me saco el melón para saludarte, te regalo una banderita, y te digo...

(Cantado)

Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...

No ves que va la luna rodando por Callao;

que un corso de astronautas y niños, con un vals,

me baila alrededor... ¡Bailá! ¡Vení! ¡Volá!

Ya sé que estoy piantao, piantao, piantao...

Yo miro a Buenos Aires del nido de un gorrión;

y a vos te vi tan triste... ¡Vení! ¡Volá! ¡Sentí!...

el loco berretín que tengo para vos:

¡Loco! ¡Loco! ¡Loco!

Cuando anochezca en tu porteña soledad,

por la ribera de tu sábana vendré

con un poema y un trombón

a desvelarte el corazón.

¡Loco! ¡Loco! ¡Loco!

Como un acróbata demente saltaré,

sobre el abismo de tu escote hasta sentir

que enloquecí tu corazón de libertad...

¡Ya vas a ver!

(Recitado)

Salgamos a volar, querida mía;

subite a mi ilusión super-sport,

y vamos a correr por las cornisas

¡con una golondrina en el motor!

De Vieytes nos aplauden: "¡Viva! ¡Viva!",

los locos que inventaron el Amor;

y un ángel y un soldado y una niña

nos dan un valsecito bailador.

Nos sale a saludar la gente linda...

Y loco, pero tuyo, ¡qué sé yo!:

provoco campanarios con la risa,

y al fin, te miro, y canto a media voz:

(Cantado)

Quereme así, piantao, piantao, piantao...

Trepate a esta ternura de locos que hay en mí,

ponete esta peluca de alondras, ¡y volá!

¡Volá conmigo ya! ¡Vení, volá, vení!

Quereme así, piantao, piantao, piantao...

Abrite los amores que vamos a intentar

la mágica locura total de revivir...

¡Vení, volá, vení! ¡Trai-lai-la-larará!

(Gritado)

¡Viva! ¡Viva! ¡Viva!

Loca ella y loco yo...

¡Locos! ¡Locos! ¡Locos!

¡Loca ella y loco yo

1 respuesta

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    por comenzar es una de las mayores creaciones de Astor Piazola y la síntesis sería Las tardecitas de Buenos Aires

    tienen ese qué sé yo, ¿viste?

    a) El “loco” percibe una “tardecita” de Buenos Aires, como un halo de misterio y nostalgia, y se pregunta acerca de este espíritu y energía inefable.

    Salís de tu casa, por Arenales.

    Lo de siempre: en la calle y en vos…

    b) Sale al encuentro de la encantada dueña de su corazón, con la sensación de viajar por el río de una calle real que, incorporado a ésta, lo hace florecer exultante de sustancia etérea.

    Cuando, de repente, de atrás de un árbol,

    me aparezco yo.

    C) Juega a encontrar de sorpresa a ella, como un niño surge desde una alta flor.

    Mezcla rara de penúltimo linyera

    y de primer polizonte en el viaje a Venus:

    medio melón en la cabeza,

    las rayas de la camisa pintadas en la piel,

    dos medias suelas clavadas en los pies,

    y una banderita de taxi libre levantada en cada mano.

    ¡Te reís!…

    Pero sólo vos me ves: porque los maniquíes me guiñan;

    los semáforos me dan tres luces celestes,

    y las naranjas del frutero de la esquina me tiran azahares.

    ¡Vení!, que así, medio bailando y medio volando,

    me saco el melón para saludarte, te regalo una banderita, y te digo…

    Se saca su sombrero refrescado (recreado) y, con la piel lacerada (“machacada”) por la monótona rutina del vestir el envoltorio o estuche de su ropaje constreñido y forzado (“las rayas de la camisa pintadas en la piel” - reconoce en su tallo plantar -una especie de herraje que le circunda sus pies (“dos medias suelas clavadas en los pies”).

    Y, la “banderita de taxi libre levantado en cada mano”, hacen reír solo a ella, que es quien tiene una comunicación (complicidad) especial, espacial, que a ellos los articula en una comunicación amorosa e intangible.

    Luego corea,… ¿pero para qué seguir con esto?, si aun un impúber lo percibiría, sin sosas explicaciones…

    El “loco” reconoce su entorno físico; él está embargado de una locura que reconoce de sí mismo y comparte pródigo, con su amada.

    Le anuncia que “desvelará” su corazón, “con un poema y un trombón”; la ve “triste”, y la invita a “volar”… a “sentir”, y a esperar el supremo abordaje sobre el “abismo de su escote”, para hacerle enloquecer el “corazón de libertad”.

    Pero de nada puede servirle el que la invite a volar… “a subirse” a su “ilusión súper-sport”, o que “provoque campanarios” con su “risa” y le pida que ella lo quiera -pues es un simple loco -que, aunque comparta su locura con ella, y aun arrebujado en lo alto de un “nido de un gorrión” mire a “Buenos Aires”, junto a un “ángel y un soldado y una niña que les dan un valsecito bailador"

    Fuente(s): me encanta este tema
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.