Queridos amigos quién imagina el sufrimiento de María con la muerte de Su hijo Jesús?

El sufrimiento y la espera de La Virgen María

" El Amor es invencible. Yo, Madre, con tu perfecto amor y con el mío pleno, embalsamaré a mi Rey amado.»

María besa a esta apasionada discípula que ha sabido encontrar a quien merece esta compasión y que cede a sus súplicas.

Las mujeres salen llevando una lámpara. En la habitación queda otra. La última en salir es Magdalena, después de haber dado un último beso a la Virgen.

La casa queda oscura y silenciosa. La calle está solitaria.

Juan pregunta: « ¿De veras no me necesitáis?»

«No. Puedes servir aquí. Hasta pronto.»

Juan regresa donde María. «No quisieron que las acompañara...» murmura despacio.

«No te preocupes. Esas van donde Jesús, y tú te quedas conmigo, Juan. Oremos juntos un poco. ¿Dónde está Pedro?»

«No sé. Por ahí ha de estar... No lo veo. Es... Creía yo que era más fuerte... También yo estoy afligido, pero él...»

«Tiene en el corazón dos dolores. Tú uno solo. Ven. Oremos también por él.»

María recita lentamente el «Padre nuestro». Acaricia a Juan y le dice: «Ve donde Pedro. No lo dejes solo. Ha estado tanto en las tinieblas, en estas horas, que no soporta ni siquiera la leve luz del mundo. Sé el apóstol de tu hermano extraviado. Empieza tu predicación con él. En tu camino que será largo, encontrarás siempre a muchos semejantes a él. Empieza tu trabajo con tu compañero...»

« ¿Pero qué le debo decir?... No sé... Todo lo hace llorar...»

«Repite su precepto de amor. Dile que quien sólo teme no conoce suficientemente todavía a Dios, porque El es Amor. Si te replica: "He pecado", contéstale que Dios tanto ha amado a los pecadores que por ellos ha enviado a su Unigénito n. Dile que a tanto amor se le corresponde con amor. El amor da confianza en el bondadísimo Señor. Esta confianza nos sostendrá en el juicio porque reconocimos la Sabiduría y Bondad divinas. Digamos: "Soy una pobre criatura. El lo sabe y me da a Jesús como prenda de perdón v columna de sostén. Mi miseria desaparece al unirme con Jesús". Todo se perdona en su nombre... Ve, Juan. Dile esto. Yo me quedo aquí, con mi Jesús...» y acaricia el Sudario.

Juan sale cerrando la puerta tras sí.

María se pone de rodillas como la noche anterior, mirando fijamente la santa Faz en el lienzo de la Verónica. Ora y habla con su Hijo. Muestra fortaleza para dar fuerzas a los demás. Cuando está sola se dobla bajo el aplastante peso de su cruz/.. Sin embargo, de vez en vez cual llama, su alma se levanta hacia una esperanza que en Ella no puede morir, que más bien aumenta según las horas van pasando. Sus esperanzas las dirige al Padre. Sus esperanzas y su petición.

deseaba compartir este fragmento de relato

con todos vosotros la linda gente de YR.

Actualización:

Carlos I:

los romanos no eran cristianos, eran paganos y tenían sus dioses propios, ¿estudiaste la historia de roma?o el gran imperio romano?

La "Veronica" fue la mujer que salio al encuentro de Jesús ,ofreciendo un paño

para secarle el sudor de la cara, y la imagen de Cristo (la Santa Faz) quedo impreso en el.

saludos desde Madrid!

gracias por tu respuesta!

17 respuestas

Calificación
  • Respuesta preferida

    Querida hermana,la tradición señala

    que María fue traspasada siete veces

    con las espadas del dolor,

    hecho conocido como sus siete dolores.

    Los siete golpes de espada son:

    La Profesia de Simeon,la huida a Egipto,

    la desaparición en el templo durante tres días,

    encontrar a Jesús con la Cruz camino del Golgata,

    la crucifixión,el descenso de la Cruz,

    el entierro de Jesús.

    Todo el dolor de los que están sin Padre,Madre,Hijo,

    esposo o esposa abruma el alma de María.

    Lo máximo que un ser humano pierde en el dolor es

    una criatura;María sepulta al Hijo de Dios.

    Es duro perder a un hijo o una hija,pero mucho mas

    difícil es enterrar a Cristo.

    Quedarse sin un Hijo es una tragedia;

    quedarse sin Cristo es el infierno.

    En el verdadero amor,los corazones no se esclavizan,

    se fusionan.

    Cuando llega la muerte no se produce una separación

    de dos corazones,sino la disolución de un solo corazón.

    Esto es verdadero especialmente en el caso de Jesús y

    de María.Como Adán y Eva se unieron en el placer de

    comer una manzana,Jesús y María estaban unidos en

    el deleite de comer el fruto de la voluntad del Padre.

    En esos momentos no hay soledad sino desolación,

    una desolación interior distinta a la perdida física en el

    Templo,tan profunda que supera las lágrimas.

    Algunos dolores son tan profundos

    que jamas ocacionan llanto.El dolor de María en el

    entierro de Jesús debe haber sido de esa índole.

    Si hubiera podido llorar,hubiera encontrado alivio a su pena;

    pero las únicas lágrimas eran rojas y estaban en el oculto

    jardin de su corazón.

    No se puede pensar en otro dolor después de este;

    era el ultimo de los Sacramentos del dolor.

    La espada divina ya no podía dar otra estocada

    ni en Jesús ni en María. Había ido justo hasta el fondo

    de los dos corazones; y cuando esto sucede,se esta mas

    allá del consuelo corporal,ahora,

    incluso ese consuelo ha desaparecido.

    "Una espada atravesara tu corazón"

    adviertase que la profesia no se´refirió al cuerpo de la

    Santa Madre sino a su corazón.

    La lanza del centurion traspaso a Cristo,su cuerpo estaba

    tan magullado"que hasta podían contarse todos sus huesos"

    los dolores del martirio aparecen primero en el alma de María

    y únicamente después en su carne,la cual se transforma en

    eco de todo azote que cae en la espalda del Hijo y de la

    perforación de sus manos y pies.

    Pío Xll dice que como verdadera Reina de los Mártires,

    María consuma para el cuerpo de Cristo,la Iglesia

    -mas que cualquiera otro fiel--,

    todos los sufrimientos de la Pasión.

    Santa Madre,Yo te ruego

    que me traspaces la llagas

    del Crucificado en el corazón;

    De tu hijo mal herido

    que por mi tanto sufrió

    reparte conmigo las penas.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    Si. Siempre la muerte d eun hijo para una madre debe de ser horrible.

    La muerte del tal Jesús y el sufrimiento de la tal María debió ser similar al que sufren miles de madres que día a día ven morir a sus hijos violenta o tranquilamente.

    La muerte de un hijo,sea quien sea,siempre es espantosa.

    Javier

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    el dolor de María ante la muerte de su hijo, debe ser tan duro como el dolor de cualquier madre al ver sufrir a su hijo, o ver morir a su hijo. No hay nada que se le compare. :)

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    realmente ese dolor de perder un hijo debe ser demasiado terrible y solo lo sabe quien ha pasado por algo asi¡¡¡¡ Cristo pago todas nuestras culpas, y El fue quien sufrio todas las heridas... Maria sufrio como Madre la respeto y reconozco como madre de Jesus pero a Cristo solo le pido y a El solo Alabo

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Yo no se explicar como se puede sentir la muerte de un hijo, dado que es un hecho contra la vida y la naturaleza, el hijo deja ir al padre, y a la inversa es atróz

    En ningun idioma encuentras una palabra que califique la muerte de un hijo.

    La muerte del padre o madre te deja huerfano.

    La muerte del esposo o la esposa, deja viudo, o viuda.

    Pero la muerte de un hijo ¿ - - - ? No se puede determinar.

    Y a Maria, le tenemos que agregar, la forma cruel e infame, con que lo condenan, lo martirizan y lo asesinan, en una cruz, simulando un

    castigo, sin el menor delito cometido, y solo por la envidia de unos sacerdotes, y la chusma que siempre responde de la misma manera, al paso de los siglos. Jamas de acuerdo con lo justo, cometen el delito y escapan con el rabo entre "las patas," Sin tener siquiera un poco de verguenza por el hecho aberrante cometido, y se ocultan para evitar por si llega el castigo merecido a su crueldad, y su bajeza.

    Que Él Señor en su infinita misericordia nos perdone, nos dió una libertada no merecida, Quizas al paso de muchosw siglos mas logremos aprender del amor y la piedad. y ser mejores.

    Con afecto Rodolfo, Buena Pesaj y Felices Pascuas, a todos .

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    El amor de una madre hacia un hijo es grande, puede ser que le haya dolido la muerte de Jesús.

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    si es duro ver a su hijo muerto, pero es mas duro saver que fueron ustedes mismos los CATOLICOS ROMANOS LOS QUE LO CRUSIFICARON Y HOY SE CON PADECEN DE MARIA, QUE HIPOCRESIA , NO CREES, DES PUES QUE LE MATORON EL HIJO LA QUIEREN CONSOLAR Y ANDARLA PASIANDO POR LAS CALLES ES LO QUE NO ENTIENDO DE USTEDES LOS CATOLICOS. psdt......... y quien es veronica ?

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • hace 1 década

    nadi xq ese dolor fue unico

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • Æneas
    Lv 6
    hace 1 década

    Imagino que debe haber sido similar al de las madres de las decenas de miles que fueron ejecutados de esa misma forma por los romanos..

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
  • Anónimo
    hace 1 década

    Es difícil imaginar...

    http://www.youtube.com/watch?v=Tbtv2uBWMJ4

    Youtube thumbnail

    &feature=related

    • Commenter avatarInicia sesión para responder preguntas
¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.