Yahoo Respuestas cerrará el 4 de mayo de 2021 (hora del Este de EE. UU.) y, a partir del 20 de abril de 2021 (hora del Este de EE. UU.), el sitio web de Yahoo Respuestas estará disponible solo en modo de lectura. No habrá cambios a otras propiedades o servicios de Yahoo, ni a tu cuenta de Yahoo. Puedes encontrar más información sobre el cierre de Yahoo Respuestas y cómo descargar tus datos en esta página de ayuda .

Lautaro preguntado en Arte y humanidadesFilosofía · hace 1 década

¿El talento del artista conlleva necesariamente una buena dosis de locura?

Si estás de acuerdo con esta premisa, que tengo que desarrollar, me gustaría contar con tu colaboración

Tengo que fundamentar la historia que la sustente, a traves del tiempo.

Cuento con material de Wittkower y Jaspers.

Gracias

10 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Mi estimado, refloto un apunte de clase. Dime si se ajusta a tus necesidades.

    En el siglo XXI el Psicoanálisis expone su Teoría de la Expresión Emocional l Es el modelo de pintor postfreudiano el que internaliza esta teoría: la creación como el dar rienda suelta a la expresión de estados afectivos y emociones y la búsqueda de tales estados a través de mecanismos diversos, sean drogas, misticismo, aislamiento... Nos evoca la imagen tópica del bohemio. En la Teoría del Trastorno Psicológico también ha marcado la estructura el psicoanálisis. Es la teoría definidora de la leyenda del artista: el genio loco. En este sentido, hay siempre una patología que remite con frecuencia a experiencias traumáticas de la infancia -una apertura a los conflictos del inconsciente-.

    Es una regresión al servicio del yo en la obra de arte. Esto libera al creador de la

    patología, pues esa regresión a estados mentales es un proceso de productividad

    creadora frente a la desorganización conductual propia del estado patológico. Y por

    último, en la Teoría de la Comunicación, el arte se ve como un mensaje, como una

    suerte de provocación. El artista es un mensajero que comunica emociones,

    sentimientos y facultades mágicas. Las teorías guardan relación entre sí.

    Llegamos al Siglo XX. Los artistas están expuestos a complejos de Edipo y de culpabilidad, narcisismo y una mayor propensión a la bisexualidad o son víctimas de su super-ego así como de frustraciones y traumas psíquicos

    En el siglo XX, un escritor como Proust sostuvo que todo lo grande que hay en el mundo proviene de neuróticos. Sólo ellos han fundado religiones y han creado nuestras obras maestras (Wittkower). Y Lionel Trilling estima que la supuesta relación entre las enfermedades mentales y el genio artístico es una de las nociones características de nuestra cultura. Neurosis, conflicto, sublimación son palabras mágicas para explicar el origen de la creatividad.

    A comienzos del siglo, Courbon, concluye que la mayoría de los genios tenían una

    anormalidad psicopática... muchos eran también neuróticos

    A partir de Freud hay una excesiva influencia psicoanalítica en la interpretación del arte. El psicoanálisis es el que convierte al artista en neurótico –baste como muestra el estudio de Freud (1910, en Romo, 1998, p 18) sobre Leonardo-.

    Ya en el Siglo XIX, una escuela de psicólogos profesionales, representada por

    hombres como el francés Monreau había determinado que existía una relación significativa entre la psicosis y la actividad artística

    Sus descubrimientos influyeron de un modo considerable en los psiquiatras del siglo XX. A finales de siglo el artista recibirá definiciones psicologizantes por parte de diversos autores -la idea de enfermedad queda arraigada firmemente-. Durante el siglo XIX la diagnosis clínica confirmó la suposición del parentesco entre el genio y la locura.

    Llegados al Renacimiento (s. XV y s. XVI), descubro en los documentos consultados, que la creación artística se apoya en la visión interior, en la inspiración.

    Así surgió inevitablemente la imagen de un artista que crea su obra llevado de un

    impulso incontrolable, en una mezcla de furia y locura parecida a la intoxicación. Los

    pensamientos maravillosos y divinos aparecen sólo cuando el éxtasis complementa la

    obra del intelecto (Vasari). Los artistas son respetados como seres divinos –hay un culto moderno al genio-. La adulación al artista consagrado es una constante en las biografías a partir del Cinquecento y cristalizó definitivamente en una observación de Durero: la actividad artística es crear igual que Dios. El concepto renacentista del divino artista tenía una doble raíz: de la teoría de Platón y del concepto medieval de Dios Padre como artista; como arquitecto del universo

    El pintor está interiormente repleto de formas Figur –repitiendo la afirmación de Séneca de que Dios plenus his figuris est, quas Plato ideas apellat -está lleno de formas que Platón llama ideas-

    En la alta edad media, al artista –el mensajero- se le atribuyen dotes especiales. aquí encuentro la relación de la Teoría de la Comunicación con la del Trastorno Psicológico. El pintor, que materializa a su antojo cosas hermosas, terribles o jocosas, signor e dio, señor de todas sus creaciones (Leonardo da Vinci). En la baja Edad Media, ya encontramos que en la idea de melancolía predomina la enfermedad

    Para seguir descifrando en esta inmersión que hay otro origen diferente en el

    concepto de locura al patológico -y más profundo históricamente, el metafísico-

    también hay que hablar de Cristo. El evangelio apócrifo gnóstico de la niñez, describe

    al propio Cristo niño como un artista; este tema está combinado con rasgos que

    caracterizan al pequeño milagrero como mago, demonio, y maléfico y poderoso brujo

    (Sto. Tomás, James, Corán,).

    Sumergiéndonos un poco mas, las ideas de Platón acabaron por transformarse a lo largo de un proceso que culminó en las obras de San Agustín (354-430); en los pensamientos de un Dios personal que crea el mundo de acuerdo con una idea divina (Erwin Panofsky).

    Pero antes de llegar a Platón aún está la relación hecha por Séneca, Dios plenus his figuris est, quas Plato ideas apellat –Dios está lleno de formas que Platón llama ideas (Séneca, 4 a.C). También citado por Séneca: nullum magnum ingenium sine mixtura dementiae fuit –jamás ha habido un gran talento sin algún toque de locura (Wittkower).

    Y por fin llegamos a Platón (427-347 a.C.), en cuyas filosofías y las neoplatónicas se

    halla enraizada la idea de la voz interior del artista –el mundo de las ideas de Platón-

    (Erwin Panofsky) El concepto del divino artista derivaba de la teoría de Platón del entusiasmo poético. La voz interior en la que de nuevo reconocemos el éxtasis divino proviene del entusiasmo de los griegos Platón ya se refiere al término locura, pero no con el contenido patológico, sino del entusiasmo anteriormente definido.

    ¿Te alcanza? Si hay que explicar más algún otro punto... ¡Hacemelo saber! Te dejo buenos videos y un beso

    Marta

  • hace 1 década

    No tengo nivel profesional como para contestar esta pregunta con responsabilidad, pero leí una nota de Claudio Andrade que dice:

    La genialidad y la locura: genio y locura parecen irremediablemente atados en la historia de vida de los grandes talentos de la humanidad.

    Existe una indiscutible conexión entre la genialidad y la locura. Es como si una mitad del cerebro funcionara a una potencia que la otra no fuera capaz de soportar. Resultado:una colisión y un desplome de la identidad. Aunque Bobby Fischer, siendo un joven, poseía un coeficiente de 180, sus cercanos no fueron capaces de ayudarlo a formarse como una persona integral. Fischer existía sólo para el ajedrez. Acaso el único terreno en el que podría mostrarse perfecto. Un centímetro fuera del tablero, el chico se volvía un imbécil o un fantasma.

    Nadie lo dijo mejor que Truman Capote: "Cuando Dios le entrega a uno un don, también le dá un látigo; y el látigo es únicamente para autoflagelarse". Fischer tenía un látigo de cinco puntas con el cual azotó su humanidad constantremente.

    En su caso, el ajedrez y la comida sirvieron como analgésicos de un sufrimiento crónico amplificado por su genialidad. En el de Capote, como en el del pintor Jackson Pollock, fue el alcohol, la cruel herramienta que le brindó sosiego y calvario, puesto que ambos murieron aturdidos por su sonido etílico ensordecedor.

    Hace unos años Hollywood relató la historia del matemático John Nasch en el filme "Una mente brillante" . También Nasch se caracterizó por ser un joven introvertido y poco dado a las relaciones sociales. En su plenitud desarrollo una teoría vinculada al equilibrio en la distribución de recursos que aún se utiliza en diversos campos. Al igual que Fischer, este genio matemático manifestó severos síntomas de paranoia en una época en que realidad y ficción en el terreno de las conspiraciones internacionales podían confundirse con toda facilidad. Porque si bien Nasch cooperó con organizaciones pertenecientes al gobierno americano que ocupaban el trabajo de otros superdotados con fines estratégicos, también es cierto que su visión comenzó a deformarse al punto de escuchar voces y descubrir mensajes cifrados en revistas y diarios que fueron sacándolo poco a poco de su trabajo científico.

    La mirada de los otros, el dedo imaginario y pertubador, acosó a todos estos genios y quién sabe a cuantos más. Pollock, que ya recuperado del alcoholismo explotó frente a ojo mecánico de una cámara de filmaciópn durante un documental; Fischer que vivió en una época en donde las sospechas de antipatriotrismo eran moneda corriente -y oh casualidad, el sería señalado como antipatriota 30 años después por violar un embargo comercial con la ex-yugoslavia-, terminó asilado en Islandia, harto del acoso periodístico y obsecionado con la idea de ser escuchado por espías de toda índole; Nasch, primero contratado por el gobierno y luego envuelto en una espiral de locura que lo condujo al ostrasismo.

    También Capote en su declive se descubrió sólo y perseguido por la envidia ajena.

    Durante años prometió a sus editores que presentaría una obra capaz de acercarse en importancia a "sangre fría". Jamás la terminó y de su escritura el mundo vió apenas unos capítulos bajo el nombre "plegarias atendidas". En este libro inconcluso Capote revelaba ciertas conductas secretas de sus compeñeros de ruta, gente de la alta sociedad norteamericana. Sus conocidos reaccionaron con virulencia y dejaron de comunicarse con el escritor. El autor de "Desayuno entiffanys" tomó el desaire del peor modo. Murió lamentando su soledad y la indiferencia de sus amigos. Sin embargo, es difícil saber cuanto de esa indiferencia era tan cierta y cabal como para dejar a Capote sumido en las tinieblas del alcohol. "Soy alcoholico, drogadicto, homosexual. Soy un genio" había confesado en una lejendaria entrevista .

    Varios años atrás Ben Affleck y Matrt Damon escribieron " En busca del destuino", el filme de Gus Van Sant, acerca de un jóven genio que trabaja como personal de limpieza en una prestigiosa Universidad americana. El verdadero punto de discusión es como debe utilizar su don este muchacho salido de la clase obrera y de conducta delictiva. En coincidencia con otros genios de la vida real, Will tampoco tiene familia que lo apoye y vive en un ambiente mediocre y sin futuro. Sin embargo, en el camino se encuentra con un psiquiatra, un mentor y una chica. Un trío que entre idas y venidas, lo ayudará en ponerse en vereda. Al final, el indomable Will, escoge por relegar su genio y escuchar a su corazón. Una forma bastante original de tratar el látigo que viene con el talento.

    Cid Barret, el creador de PinK Floyd, quién permaneció por décadas recluído en casa de sus padres hasta su muertre; Jim Morrison, perdido en París, obseso y alcoholizado. Vincent; van Gogh, quién después de tanto genio y angustia, se disparó en el pecho; John Kennedy Toole, brillante escritor americano quien se mató al suponer que jamás iba a conseguir publicar una de sus novelas, no tuvieron tanta suerte.

    El dedo acosador no dejó de penetrar sus ojos.

    Claudio Andrade

    Esta nota quizás pueda serte útil. Suerte

  • Marco
    Lv 4
    hace 1 década

    Lautaro la interrelación del arte y lo locura es bastante estrecha. Además entre la genialidad y la locura hay una frágil y delgada frontera. Picasso era un déspota tacaño. Dalí hizo de loco para publicitarse como genio y luego terminó creyéndose su papel. Balthus tenía muchas manías. Pollock administraba emborrachaba su locura trasegando mucho alcohol. Frida Khalo era una amargada melancólica y egocéntrica. La lista es larga. Hoy la locura del mercado organiza la piñata estética y una obra de arte tiene valor no por su contenido, sino por su cotización en el emporio artístico.

    Lo escrito por Perán Erminy es puntual: “Si la locura es indefinible y terriblemente enigmática y desconocida, y si no podemos reconocerla, pero sólo a través e su calificación por el poder, aunque no compartamos las razones de su exclusión social y cultural, ni una definición como patología, menos aun en las artes, para las cuales es necesaria y consustancial.”

    Foucault aseveraba que el arte empuja la locura a sus límites sin cesar. En todo caso una locura creativa, metódica y apasionada como la que mueve a Hamlet. Al mismo tiempo el arte conforma la mejor terapia, tanto para el espectador como para sus creadores, cuando nos asomamos a la calle y sentimos que el aire está viciado de una locura cotidiana y sin sentido que muchas veces nos rebasa

    Espero te ayude, aunque tu Machí actuó con derroche.

    A tu disposición desde Madrid

  • Nacho
    Lv 4
    hace 1 década

    El mundo que plasmaron los expresionistas en sus telas poseía un componente psicopatológico y como escribió el psiquiatra Pedro Téllez Carrasco, el expresionismo fue un esfuerzo para reportar por medios plásticos, no el mundo exterior, la realidad, sino el mundo interior de artista. James Ensor y Evar Munich son pintores expresionistas que a través de sus cuadros muestran con crudeza ese desequilibrio emocional y que en Vicent Van Ghog alcanzará su expresión más alta. Como artista tuvo mala fortuna. Las privaciones de todo tipo lo llevaron al manicomio. Las crisis nerviosas se suceden en un crescendo de violencia dolorosa. En 1889 entra el hospital psiquiátrico de Saint-Rhémy. En ese lugar de pesadilla antiséptica, y viajando indetenible hacia la locura, realizará 150 telas y centenares de dibujos. De este conjunto de obras destacan "El segador" y "Campo de trigo con vuelo de cuervos". Se puede especular que su tela "El segador" anuncia, con poética y turbadora clarividencia su destino final. Con referencia al cuadro Van Gogh escribió: "Veo en este segador una vaga figura que lucha como un demonio en pleno calor, para acabar su faena; veo en él la imagen de la muerte…pero en esta muerte no hay tristeza, pasa a plena luz, con un sol que inunda todo con un brillo oro".

    Espero que sirva Lautaro

    Nacho

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Sole
    Lv 4
    hace 1 década

    La locura más que un desorden fisiológico es un problema de orden social con implicaciones éticas y morales cuyo tratamiento (a fines del siglo XVIII fue considerada como enfermedad) hoy sigue basada en la represión y el aislamiento del alienado mental.

    No obstante la locura seduce y desde los griegos fue observada con curiosidad filosófica por Platón y Aristóteles. Los artistas escapan de su poder de seducción. En la Edad Media a los desequilibrados se les catalogaba como poseídos y eran sentenciados a morir en la hoguera, que era una forma de profilaxis patentada por la Iglesia. Hyeronymus Bosch, conocido como El Bosco, vivió en ese tiempo y todo ese mundo de supersticiones y crueldad fue llevada a sus retablos y dibujos. El mundo que pinta está alejado de toda normalidad. Toda su obra pictórica está atiborrada de plantas extrañas, monstruos y adminículos de una rareza espeluznante. Cuando no son los tontos el motivo de sus cuadros, son los locos. Su cuadro "La Nave de los locos" es una sátira contra esa locura colectiva en el que envuelve al mundo. Con ese cuadro desenmascara la herejía: los hombres perdidos en el mar de sus obsesiones y deseos olvidan la lucidez del espíritu, quienes cantando, bebiendo, parecen navegar sin rumbo en una perenne navegación de perdición irremediable. Otro de sus cuadros es “La extracción de la piedra de la locura”. Representa de manera visual el proverbio: "Las cosas van mal cuando el sabio va a casa de locos para operarse de su locura". Algunos autores proponen como inspiración la frase hecha del neerlandés "tiene una piedra en la cabeza" para referirse a quienes se comportan con una conducta extravagante.

    Algo te va a ayudar espero

    Que tengas una buena semana ¿Desde Chile te llegaron las cenizas del volcán en erupción? No se bien donde vivis. Espero que no.

    Sole

  • hace 1 década

    Mi opinión personal; que podría valer menos que una tilde sobre la una i; por ser un profano en asuntos de arte; es que entre el mundo del arte y la farándula que probablemente no sean lo mismo; hay sus extravagancias en la forma de vestir, de comportarse en función de los cánones establecidos. El artista por su condición de tal, se abroga ciertas licencias en su manera de ser y vivir, porque para él; el mundo y la vida no son la misma que lo son para personas dedicadas a otra actividad ajena al arte.

    En ese sentido, puede que a la vista del mundo "cuerdo" el artista se muestre como excéntrico y raro. Porque la actividad misma del arte, lo obliga a mostrar otra versión de la realidad. La parodia, la sátira, la bufonada, etc. son recursos que utiliza para exagerar la realidad y expresarla como el quisiera que fuera.

    Ahora hay que preguntarse ¿Quién determina el límite entre la razón y la locura?. Algo parecido a lo que dijo Jesus "El que esté libre de pecado que tire la primera piedra"

    Cómo no puedo incursionar en reflexiones más profundas te recomiendo Lautaro. Visites el siguiente sitio; que tiene que ver con "La crítica de la Razón Pura" de Kant

    Kant: crítica de la razón pura - Monografias.com

    www.monografias.com/trabajos/kant/kant.shtml - 91k - En caché

  • hace 1 década

    La insanidad es natural en un artista.... no sigue ni desea seguir convicciones ni ideologias... sigue su instito y deseo. Para el mundo, eso es insanidad, locura, demencia. No es parte de la reglas ni crea la suya. Solamente vive como quiere y hace lo que desea para llegar al punto de sastifaccion.

  • Maga
    Lv 5
    hace 1 década

    Mirá Lautaro, en “Genio artístico y locura”, Karl Jaspers, uno de los más grandes filósofos del siglo XX, desarrolla un estudio comparativo de las trayectorias vitales y artísticas de Strindberg, Van Gogh, Swedenborg y Hölderlin. El análisis del carácter visionario de todos ellos va acompañado de una indagación estricta sobre las relaciones entre locura y creatividad artística. Lo que, desde la perspectiva del psiquiatra, es observado como «tipología esquizofrénica», desde la del filósofo de la cultura es visto como una serie de explosiones artísticas imprescindibles para entender el rumbo de la civilización occidental. “Genio artístico y locura”, escrito en 1922, es uno de los ensayos más originales de Jaspers y al mismo tiempo un notable análisis experimental que se ha convertido en clásico. Te lo recomiendo, si a pesar de conoicer al autor, aún no lo leiste.

    Chaucito.

    http://www.youtube.com/watch?v=UQTO0BakU6c

  • Anónimo
    hace 1 década

    britney lo esta superando ahora esta llendo para adelante

    Fuente(s): gfdhg
  • hace 1 década

    PREGUNTALE A BRITNEY SPEARS Y A CARMEN CANPUSANO, MICHAEL, AUNQUE HAY ARTISTAS QUE HAN SAVIDO MANEJAR SU CARRERA COMO AVRIL, KATE WISHLET,

    EN CUALQUIER CARRERA TE PUEDE LLEVAR A LA LOCURA SI NO LA SABES CONTROLAR Y SI NO TE AGRADA

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.