Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesHistoria · hace 1 década

¿por que la historia argentina es tan interesante y al mismo tiempo sangrienta, etc...?

6 respuestas

Calificación
  • Anónimo
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Te respondo como profe de historia (lo cual me deja en la difícil situación de quien considera toda historia como interesante). La historia de la Argentina, al menos para muchos argentinos, deja al observador una sensación de tragedia. Y me remito al concepto clásico del término "tragedia": un mal inevitable, inherente al propio ser. Nuestro país conoció, especialmente a lo largo del siglo XX, enormes ciclos de crecimiento y expansión, que tuvieron importantes repercusiones sociales y culturales. Pero, al mismo tiempo, sus constantes ciclos de crisis y la percepción de un declive continuado atrajeron la atención de los especialistas en Ciencias Sociales. En el caso argentino, las explicaciones tradicionales fallan casi siempre, tanto para explicar las ilusiones como a la hora de comprender las grandes catástrofes. En especial, el debate sobre el declive (económico y político) de la Argentina a partir de 1930 convirtió a dicho país en una suerte de eje de análisis interdisciplinario: los economistas pronto se daban cuenta de que los factores estrictamente económicos no alcanzaban, los historiadores decían lo mismo de los aspectos políticos e institucionales, los sociólogos analizaban los modos en que los problemas pasados se reproducían y trababan el comportamiento de los diferentes actores, etc.

    Un modo de ejemplificar es el siguiente. En torno a 1940, el país seguía estancado, tanto en terminos políticos (un régimen formalmente republicano se amparaba en el fraude y la violencia) como en términos de política económica, donde la incipiente industrialización chocaba ya con los intereses de Gran Bretaña y sus socios locales, los grandes propietarios de la tierra.. Fue en ese momento que surgió un nuevo movimiento, apoyado por los sectores populares de las grandes ciudades, especialmente la clase obrera: el peronismo. Formalmente, no se diferencia demasiado de proyectos similares, como el de Lázaro Cárdenas en México, el de Getulio Vargas o Joao Goulart en Brasil, etc. El peronismo planteó una serie de soluciones a la crisis del país, a través de reformas económicas, sociales y políticas, que apuntaban a un capitalismo industrial con distribución del ingreso e inclusión social, en el contexto de una ideología de corte nacionalista popular. Dichas reformas, plasmadas en la Constitución de 1949, fueron apoyadas por las mayorías en el plano electoral, pero fueron rechazadas pro la totalidad de los partidos de oposición, las corporaciones empresarias,los grandes propietarios de la tierra y los grupos financieros.

    Debo aclarar que no era el proyecto del liderazgo peronista generar este enfrentamiento: nada más alejado del ideario de Perón que tener un apoyo exlcusivamente obrero. Pero las cosas se dieron de ese modo.

    El peronismo, tras diez años de gobierno, fue derrocado en 1955 por una conjunción de sectores católicos y liberales, que terminó en la hegemonía de estos últimos y la expulsión de los primeros. Desde ese momento, se abrió una de las etapas más oscuras de la historia del país, signada por el estancamiento económico y el caos institucional. Los sectores dominantes proscribieron al peronismo, pero no pudieron evitar su influencia. Se generaba así una situación de empate: cada una de las partes podía vetar los proyectos del adversario, pero ninguna podía lograr el consenso necesario para sacar el país adelante.

    Que esta situación haya perdurado casi veinte años implicaba, por supuesto, consecuencias sociales y culturales muy importantes, como la naturalización de la violencia, el surgimiento de expresiones armadas en el seno de la sociedad civil, y la expresión no institucional de los conflictos. Finalmente, en 1976, las Fuerzas Armadas, aliadas al liberalismo ortodoxo y a los grupos más concentrados de la economía, dieron un nuevo golpe de Estado. Era el sexto, pero no era uno más. Durante ocho años, implantaron un régimen de terrorismo estatal que dejó más de treinta mil muertos, como medio de imponer soluciones antiindustriales, que llevaron al país a la quiebra y a niveles de endeudamiento con pocos precedentes a nivel mundial.

    En 1984, volvió la democracia representativa, pero le tocó gestionar un territorio arrasado. Y en eso estamos, con nuevos altos y bajos, desde entonces.

  • hace 1 década

    La historia argentina es lo mas aburrido del mundo.La historia europea es,lejos, un mejor objeto de estudio.

  • hace 1 década

    es lo mismo con cualquier otro pais o civilisacion

  • hace 1 década

    La historia es humana por eso es interesante. Los humanos somos, lamentablemente, violentos. Por eso es sangrienta.

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    la vdd no es nada interesante!! kieres algo interesante, revisa la historia de mexico y te daras cuenta lo q es realmente interesante y sangriento!!

  • hace 1 década

    es interesante porq es sangrienta

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.