Anónimo
Anónimo preguntado en Arte y humanidadesPoesía · hace 1 década

Romance entre la luna y el sol...?

Mis sueños viajaban contigo a cualquier lugar,

mientras a lo lejos una arpa emitia melancólicos acordes,

aquella lejana melodía se mezclaba con el viento,

se encontraron, se hablaron,

y juntos se alejaron hasta las nevadas montañas.

Sin tristeza observé como iban alejándose,

haciendo danzar las hojas caidas del otoño a su sosegado paso.

En aquel instante repicaron las campanas

y su sonido se escapó junto a la melodía y el viento

revoloteando en los cabellos de aquella hermosa mujer.

Empujaba el tiempo al sol hacia el lejano horizonte,

mientras la noche agarraba la luna entre sus brazos,

con los mágicos colores de un sol en su último suspiro

ella le tendió su mano, atrajo hacia si su rostro,

y con aquel último rayo, selló el dia con un beso.

Mil pensamientos dormian en un recuerdo embriagador,

del romance que tuvieron sobre las aguas del mar

los reflejos de la luna,con los rayos del sol cuando ya se despedia.

En aquel preciso instante un pájaro alzo el vuelo,

llevándose en sus alas, el viento, la melodía

y el sonido que escapó al repicar las campanas.

En el reloj sonaron las ocho, la noche recién nacía.

Desde aquel rincón lejano situado entre las piedras,

donde un haz de luz iluminaba el mar en su oscuridad,

cabalgaron los sueños a lomos de las fantasias

de aquellos que buscaron en aquel sutil refugio,

rozar por primera vez los labios de alguna hermosa mujer.

Finalmente se ocultó el sol y dejó solitaria a la luna,

derramando en su soledad lágrimas entristecidas,

era tanta su amargura, tan intenso su dolor,

que cada lágrima vertida en estrella se convirtió.

En algún lugar lejano, un arpa dejaba sonar

los acordes de ese embrujado romance entre la luna y el sol,

mientras mis sueños viajaban contigo, a cualquier lugar.

Testigos de aquel romance entre la luna y el sol,

la melodia , el viento y el sonido que escapó al repicar las campanas,

se fueron mar adentro llevándose consigo el último suspiro del sol,

en su poético romance con la luna, mientras él expiraba allá en el horizonte.

Mis ojos se fueron detrás de aquel atardecer rojizo,

de aquellas lágrimas del cielo caidas,

de estrellas en el cielo, del sol en el olvido.

Mis ojos se iban cada dia,

atrás de aquel romance entre la luna y el sol.

Actualización:

Jorge Domenech

27 respuestas

Calificación
  • Tisha
    Lv 5
    hace 1 década
    Mejor Respuesta

    La lluvia ceso dándole

    paso al desaparecido sol,

    que con su encanto

    tiño todo nuevamente de color.

    Las flores revivieron,

    las personas sonrieron.

    Pasaron las horas y Sol seguía ahí.

    El día y el Sol comparten su vida

    mientras la Luna juega a las escondidas..

    La Luna y el Sol se encontraron mientras la

    noche derrochaba su encanto...

    Jugaron a amarse en el silencio y la oscuridad,

    con prisa juraron no separarse jamás.

    Crearon un eclipse para unidos siempre estar,

    pero sin esperarlo ni pensarlo,

    La vida los separo así como alguna vez

    los unió sin motivo alguno.

    El eclipse termino.

    Se dice q la Luna cada noche

    brilla para dar claridad...

    Tal vez así su Sol la pueda

    volver a encontrar.

    Fuente(s): Hermoso escrito Sil... en tucuman llueve bastante,un dia propicio para leer un escrito asi..gracias!!
  • hace 1 década

    La luna y el sol

    eternos amantes que no pueden tocarse

    tan solo mirarse al amanecer y al ocaso

    tan solo en eternas fantasias encontrarse

    y tu poesia.....¡bien!

    ¿Por que no regalar fantasias a quienes nos dan a diario su compañia?

    Saludos terricola

  • hace 1 década

    Hermoso escrito, gracias por compartirlo. Una vez leí, no recuerdo dónde, que cuando hay eclipse no podemos verlo porque es el momento en que el Sol y la Luna se unen y se entregan en un profundo amor.

    Me da gusto saber que sigues aquí.

  • Juana
    Lv 6
    hace 1 década

    Cuando el SOL y la LUNA se encontraron por primera vez se enamoraron perdidamente y desde ahí comenzaron a vivir un gran amor.

    El mundo aun no existía y el día que Dios decidió crearlo, les dio un toque final… ¡el brillo!

    Dios decidió que el SOL iluminaría el día y que la LUNA iluminaría la noche y por ese motivo estarían obligados a vivir separados.

    Ambos fueron invadidos por una gran tristeza y cuando se dieron cuenta que nunca más se encontrarían…

    La LUNA fue quedándose cada vez más triste. A pesar del brillo dado por Dios, ella se sentía sola.

    El SOL a su vez, había ganado un titulo de nobleza “ASTRO REY” pero eso tampoco le hizo feliz.

    Dios viendo esto los llamó y les explicó:

    Tú, LUNA, iluminarás las noches frías y calientes, encantarás a los enamorados y serás frecuentemente protagonista de hermosas poesías.

    En cuanto a ti SOL, mantendrás ese título porque serás el más importante de los astros, iluminar la Tierra durante el día, darás calor al ser humano y solo eso hará a las personas más felices.

    La LUNA mas triste se puso con ese cruel destino y lloró amargamente y el SOL al verla tan triste, decidió que no podría ser débil, ya que debía darle fuerzas y ayudarla a aceptar lo que Dios había decidido.

    Aun así, el estaba tan preocupado que decidió pedirle algo a Dios:

    Señor, ayúdale a la LUNA por favor, es mas frágil que yo, no soportará la soledad…

    Y Dios… en su gran compasión… creó las estrellas para hacerle compañía a la bella LUNA.

    La LUNA siempre que esta muy triste recurre a las estrellas que hacen de todo para consolarla, pero casi nunca lo consiguen.

    Hoy ambos viven así… separados, el SOL finge que es feliz, y la LUNA no puede disimular su tristeza.

    El SOL arde de pasión por ella y ella vive en las tinieblas de su pena.

    Dicen que la orden de Dios era que la LUNA debería de ser siempre llena y luminosa, pero no lo logró… porque es mujer y una mujer tiene fases… Cuando es feliz, consigue ser llena, pero cuando es infeliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.

    LUNA y SOL siguen su camino. El solitario pero fuerte y ella, acompañada de las estrellas, pero débil.

    Los hombres intentan constantemente conquistarla, como si eso fuese posible. Algunos han ido incluso hasta ella, pero han vuelto siempre solos. Nadie jamás ha conseguido traerla hasta la tierra, nadie realmente ha conseguido conquistarla por más que lo intentaron.

    Sucede que Dios decidió que ningún amor en este mundo fuese realmente imposible, ni siquiera el de la LUNA y el SOL… fue en ese instante cuando El creo el Eclipse.

    Hoy SOL y LUNA viven esperando ese instante, esos momentos que les fueron concedidos y que tanto cuestan que sucedan.

    Cuando mires al cielo, a partir de ahora y veas que el SOL cubre a la LUNA es porque el SOL se acuesta sobre ella y comienzan a amarse. Es a ese acto de amor al que se le dio el nombre de Eclipse.

    Es importante recordar que el brillo de su éxtasis es tan grande que se aconseja no mirar al cielo en ese momento, tus ojos pueden cegarse al ver tanto amor.

    Ahora ya sabes… esta es la bella historia del SOL y la hermosa LUNA, esa historia que fue capas de erizar tu cuerpo al pensar que puede ser tu historia de amor

    Fuente(s): juana
  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    La mujer, la luna, el sol y las estrellas son los

    monumentos de inspiración y más aún cuando

    las palabras se armonizan en esa forma,

    fluyen , construyen y forman idilios,

    Que Maravilla !! que deleite al leer !!

  • hace 1 década

    en la latitud del silencio

    se extingue el dolor

    la luna vacía

    asomada en la noche

    con ojos luciérnaga

    despoblada

    expectante

    germina

    se

    llena

    contempla circular

    la fragmentada resurrección

    Muy hermoso poema!!

  • hace 1 década

    Te ha quedado hermoso.. Gracias por compartirlo... me agrada mas la poesia cuando se esconde en la prosa...

    Bless..

  • hace 1 década

    LA LUNA TRISTE

    La luna està triste

    no tiene ya làgrimas,

    todas las ha dejado,

    cuando llegò la mañana.

    El sol en oculto

    le dijo eres una dama,

    no llores cariño,

    te despido en la alborada.

    No puedo acercarme

    sin que ardas en llamas,

    asì viviremos, tu llegaràs

    cuando me vaya.

    Pero existirà un dìa

    en que tan cerca estè

    que beberè tus làgrimas

    abrazarè tu cuerpo,

    quemarè tus escarchas,

    derretirè tus hielos

    te encenderè mágica.

    Seràn los ùltimos tiempos

    cuando sea la nada,

    mientras tanto amor,

    mi novia nocturna,

    aguardame enamorada.....

    La Beduina

    Que podrìa decirte del maravilloso poema que nos has regalado hoy, lo he leìdo como si fuera el mismo eclipse, que ya no està, pero que maravilla!!!!!

    Gracias preciosa, me hace bien sentirte tan profunda!

    Noemì

  • Anónimo
    hace 1 década

    ¡Excelente amiga!. Muchísimas gracias.

    Un beso y mis saludos.

  • Anónimo
    hace 1 década

    Muy bueno. Un placer leerlo.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.