catalina G preguntado en Familia y relacionesFamilia · hace 1 década

La vejez es descartable?

Para todos aquellos que piensen que la juventud es eterna....o que la educacion es palabra de adolescente.....o que no reconocen la experiencia de adultos...somos descartables o respetables.

Actualización:

Leo vuestras respuestas y vierto mas que una lagrima

agradezco las opiniones..todas..toditas son bienvenidas y respetadas.

17 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    lamentablemente, la sociedad de hoy, tiende a olvidar a sus mayores. En Argentina, no sé en el resto del mundo, muchos ancianos quedan abandonados en geriátricos, o son mal mirados (y hasta mal tratados), en su propio hogar.

    Por eso, quiero compartir estas historias, relacionadas con los ancianos ... por favor, no nos olvidemosque nuestros padres han dado lo que no tenían por nosotros ... no seamos crueles con ellos.

    La media cobija

    Don Roque era ya un anciano cuando murió su esposa. Durante largos años había trabajado con ahínco para sacar adelante a su familia.

    Su mayor deseo era ver a su hijo convertido en un hombre de bien, respetado por los demás, ya que para lograrlo dedicó su vida y su escasa fortuna.

    A los setenta años Don Roque se encontraba sin fuerzas, sin esperanzas, solo y lleno de recuerdos. Esperaba que su hijo, brillante profesional, le ofreciera su apoyo y comprensión, pero veía pasar los días sin que este apareciera y decidió por primera vez en su vida pedir un favor a su hijo.

    Don Roque tocó la puerta de la casa donde vivía su hijo con su familia.

    -¡Hola papá! ¡Qué milagro que vienes por aquí!

    -Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo, además estoy cansado y viejo.

    -Pues a nosotros, nos da mucho gusto que vengas a visitarnos, ya sabes que esta es tu casa.

    -Gracias hijo, sabía que podía contar contigo, pero temía ser un estorbo.

    -Entonces ¿no te molestaría que me quedara a vivir con ustedes? ¡me siento tan solo!

    -¿Quedarte a vivir aquí?, sí... claro... pero no sé si estarías a gusto, tu sabes, la casa es chica mi esposa es muy especial... y luego los niños..

    -Mira hijo, si te causo muchas molestias olvídalo, no te preocupes por mí, alguien me tenderá la mano.

    -No padre no es eso, solo que, no se me ocurre dónde podrías dormir. No puedo sacar a nadie de su cuarto, mis hijos no me lo perdonarían, o solo que no te moleste dormir en el patio.

    -Dormir en el patio está bien.

    -El hijo de Don Roque llamó a su hijo Luis de doce años.

    -Dime papá.

    Mira hijo, tu abuelo se quedará a vivir con nosotros. Tráele una cobija para que se tape en la noche.

    -Sí con gusto. ¿Y donde va a dormir?

    -En el patio, no quiere que nos incomodemos por su culpa.

    Luis subió por la cobija, tomó unas tijeras y la cortó en dos. En ese momento llegó su padre.

    -¿Qué haces Luis? ¿Por qué cortas la manta de tu abuelo?

    -Sabes papá, estaba pensando...

    -¿Pensando en que?

    -En guardar la mitad de la cobija para cuando tú seas viejo y vayas a vivir a mi casa.

    **************

    Tazòn de madera

    El viejo se fue a vivir con su hijo,su nuera y su nieto de cuatro años. Ya las manos le temblaban, su vista se nublaba y sus pasos flaqueaban.

    La familia completa comía junta en la mesa, pero las manos temblorosas y la vista enferma del anciano hacían el alimentarse un asunto difícil. Los guisantes caían de su cuchara al suelo de y cuando intentaba tomar el vaso, derramaba la leche sobre el mantel.

    El hijo y su esposa se cansaron de la situación.

    "Tenemos que hacer algo con el abuelo",dijo el hijo."Ya he tenido suficiente. Derrama la leche, hace ruido al comer y tira la comida al suelo".

    Así fue como el matrimonio decidió poner una pequeña mesa en una esquina del comedor.

    Ahí, el abuelo comía solo mientras el resto de la familia disfrutaba la hora de comer. Como el abuelo había roto uno o dos platos, su comida se la servían en un tazón de madera.

    De vez en cuando miraban hacia donde estaba el abuelo y podían ver una lágrima en sus ojos mientras estaba ahí sentado sólo.

    Sin embargo, las únicas palabras que la pareja le dirigía, eran fríos llamados de atención cada vez que dejaba caer el tenedor o la comida.

    El niño de cuatro años observaba todo en silencio.

    Una tarde antes de la cena, el papá observó que su hijo estaba jugando con trozos de madera en el suelo.

    Le preguntó dulcemente: "¿Qué estás haciendo?" Con la misma dulzura el niño le contestó: "Ah, estoy haciendo un tazón para ti y otro para mamá para que cuando yo crezca, ustedes coman en ellos."

    Sonrió y siguió con su tarea.

    Las palabras del pequeño golpearon a sus padres de tal forma que quedaron sin habla.

    Las lágrimas rodaban por sus mejillas. Y, aunque ninguna palabra se dijo al respecto, ambos sabían lo que tenían que hacer.

    Esa tarde el esposo tomó gentilmente la mano del abuelo y lo guió de vuelta a la mesa de la familia.

    Por el resto de sus días ocupó un lugar en la mesa con ellos.Y por alguna razón, ni el esposo ni la esposa, parecían molestarse más cada vez que el tenedor se caía, la leche se derramaba o se ensuciaba el mantel.

    Los niños son altamente perceptivos. Sus ojos observan, sus oídos siempre escuchan y sus mentes procesan los mensajes que absorben.

    Si ven que con paciencia proveemos un hogar feliz para todos los miembros de la familia, ellos imitarán esa actitud por el resto de sus vidas. Los padres y madres inteligentes se percatan que cada día colocan los bloques con los que construyen el futuro de su hijo. Seamos instructores sabios y modelos a seguir.

    He aprendido que puedes decir mucho de una persona por la forma en que maneja tres cosas: un día lluvioso, equipaje perdido y luces del arbolito enredadas.

    He aprendido que independientemente de la relación que tengas con tus padres, los vas a extrañar cuando ya no estén contigo.

    He aprendido que aún cuando me duela, no debo estar solo.

    La gente olvidará lo que dijiste y lo que hiciste, pero nunca cómo los hiciste sentir.

    **************

    CUANDO SE VA VIEJO

    1 - El día que esté viejo y ya no sea el mismo, compréndeme.

    2 - Cuando derrame comida sobre mi camisa y olvide cómo atarme mis zapatos, recuerda las horas que pasé enseñándote a hacer las mismas cosas.

    3 - Si cuando conversas conmigo, repito y repito las mismas palabras que sabes de sobra cómo terminan, no me interrumpas y escúchame. Cuando eras pequeño, para que te durmieras tuve que contarte miles de veces el mismo cuento hasta que cerrabas los ojos.

    4 - Cuando estamos reunidos y sin querer haga mis necesidades, no te avergüences y comprende que no tengo la culpa de ello, pues ya no puedo controlarlas. Piensa cuantas veces cuando niño te ayudé y estuve pacientemente a tu lado esperando que terminaras lo que estabas haciendo.

    5 - No me reproches porque no quiera bañarme, no me regañes por ello. Recuerda los momentos en que te perseguí y los mil pretextos que te inventaba para hacerme más agradable le aseo. Acéptame y perdóname, ya que soy el niño ahora.

    6 - Cuando me veas inútil e ignorante frente a la tecnología que ya no podré entender, te suplico que me des todo el tiempo que sea necesario, para no lastimarme con tu sonrisa burlona. Acuérdate que fui yo quien te enseño tantas cosas.

    7 - Comer, vestirte y tu educación para enfrentar la vida tan bien como lo haces son productos de perseverancia y esfuerzo por ti. Cuando en algún tiempo más, mientras conversemos, me llegue a olvidar de que estamos hablando, dame todo el tiempo que sea necesario hasta que yo recuerde; y si no puedo hacerlo, no te burles de mi, tal vez no era importante lo que decía y me conformé con que escuches ese momento.

    8 - Si alguna vez no quiero comer, no me insistas. Sé cuanto puedo y cuanto no debo. También comprende que con el tiempo ya no tengo dientes para morder ni gusto para sentir.

    9 - Cuando me fallen la piernas por estar demasiado cansadas para andar, dame tu mano tierna para apoyarme, como lo hice yo cuando comenzaste a caminar con tus débiles piernas.

    10 - Por último, cuando algún día me oigas decir que ya no quiero vivir y solo quiero morir, no te enojes. Algún día entenderás que esto no tiene que ver con tu cariño o con que te amé.

    11 - Trata de comprender que ya no vivo, sino sobrevivo y eso no es vivir. Siempre quise lo mejor para ti y he preparado los caminos que has debido recorrer. Piensa entonces que con el paso que me adelanto a dar, estaré construyendo para ti otra ruta, en otro tiempo, pero siempre contigo.

    12 - No te sientas triste e importante por verme como me ves. Dame tu corazón, comprende y apóyame como lo hice cuando empezaste a vivir. De la misma manera como te he acompañado en tu sendero, te ruego que me acompañes a terminar el mío.

    13 - Dame amor y paciencia, que te devolveré gratitud y sonrisas con el inmenso amor que tengo por ti. Si yo te olvido, por favor, no te olvides de mí.

  • Anónimo
    hace 1 década

    La vejes es experiencia y si no la tiene por tozudez, igual debemos despertarle y atender a los ancianos en todos los aspectos, en los países con sabiduría,(Asia, oriente) tienen un lugar muy importante en la sociedad y en la familia

  • kebien
    Lv 6
    hace 1 década

    son respetables

  • Anónimo
    hace 1 década

    no lo creo

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • Anónimo
    hace 1 década

    Antibobo tiene razón, a las personas mayores de 40 años nos tratan como estúpidos, si es que nos tratan. Los jóvenes en nuestro país creen que somos descartables y no toman encuenta nuestras experiencias. A esta edad se acrecientan mas nuestras ganas de vivir, la mayoría tenemos un trabajo o una profesión, tenemos una independencia económica y podemos gozar de la vida sin que nos importe lo que los demás piensen. Cada edad del ser humano debe ser respetada, a los niños darle cariño, salud y educción. A los mayores un trabajo digno y a los ancianos el mayor de los respetos, una buena jubilacion, amor y sobre todo un muy buen plan de salud.

  • hace 1 década

    Tengo 18 años, y siempre he soñado con la adultez...

    Puesto que los años son quienes premian con madures y sabiduria, y cuan agradecido seria yo co la vida misma si me diera la oportunidad de ser un sabio de la vida misma.

    Ser un Academico Diplomatico solo se consigue con años de estudio y con adultes sensata...

    La juventud? un juego de azar que nos tiende la vida misma...

    Cuan sabia es ella, ah??

    Un abrazo!

  • hace 1 década

    Depende de cada uno si le permite al mundo que lo descarte

  • Anónimo
    hace 1 década

    La vejez NO ES DESCARTABLE, y DEBIERA SER RESPETABLE, pero la sociedad exitista, en la cual predomina el valor del "cuerpo artificial, lleno de cirugías, ciliconas y estiramintos" hace que una persona grande,no digamos vieja todavía, sea alguien "descartable", "despreciado", poco incluído en los grupos, es decir se ha creado como la "cofradía de los jóvenes versus los viejos" y como tú dices, ellos no saben o quieren negar que la juventud no es eterna, y a mi el único consuelo que me queda cuando me siento marginada, y maltratada por ser mayor, es pensar que a ellos también les va a tocar. En la sociedad globalizada no se reconoce la "experiencia", los viejos, o los grandes molestan, y los mismos hijos los encierran en los geriátricos, esas tétricas casas llenas de personas con rostros y ojos que denotan una profunda tristeza, y un gran dolor, el haber sido abandonados y descartados por quienes ellos dieron lo mejor de sus vidas! La verdad este es un tema muy cruel, que solo quienes lo vivimos, podemos comprenderlo!!!

    Fuente(s): Mi experiencia de vida
  • hace 1 década

    me parece muy interesante tu pregunta en una sociedad donde el capitalismo consumista estimula la juventud, siendo consumidores y a la vez productores de una gran masa de productos que los vuelven la "Edad de oro". Te podría decir que no es descartable, y mucha gente piensa lo mismo, pero hay un gran numero de personas también que valoran mas la belleza física o la alta producción laboral que las formas de pensar, en el área de política he distinguido a mucha gente de edad de la que aprendido cosas.

  • hace 1 década

    JAJAJAJAJAJA, LA VEJES es el tiempo donde las personas viven de recuerdos y satisfacciones, es cuando el respeto crese y las historias son aventura donde nos damos cuenta que esa es la vida una aventura y lo bonito de esto es que no sabemos que va a pasar, por esto digo que la vejes es muy respetable

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.