Jos M preguntado en MascotasPeces · hace 1 década

Tengo mis peces tropicales con pudredumbre de aletas?

Tengo mis peces infestados con (pudredumbre de aletas)

los mismos están así por una variacion de nitritos y nitratos por falta de filtro que se me rompió y no podía conseguir, hasta despues de una semana, obviamente bastante tarde. soy de las varillas pcia de Córdoba. Argentina

Los estoy tratando con enrofloxaxina, la pecera es de 20 lts y tengo superpoblación porque tengo 10 peces, el tema que no los quiero separar porque primero los quiero curar.

el filtro no esta funcionando ahora le saque la placa de carbón activado, y la coloqué en la pecera de los carassius para que se mantenga. Es un filtro cascada, una massaaaa...

pero tarde, bueno espero respuestas urgentes y agradecido...favor si cambian la medicacion que sea algo que se consiga en farmacias porque en veterinarias aqui no conocen de peces.

Tengo un betta azul, mollys negros, monjitas , molly espada

gracias y espero urgente una mano, se me estan muriendo

5 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    mira yo no uso medicamentos ni si quiera anticloro, con esto te quiero decir hay algunos factores de importancia que influyen en que los peces se mueren.

    lo que puede sucederes que por el exceso de peces se rompe el equilibrio de la quimica del agua.

    tambien se enferman por cambio en poco de tiempo de condiciones de pH y cambio de la dureza del agua.

    como experiencia cirando guppys de tiempos de novato le coloque en la pecera grava con conchas de moluscos.

    las conchas de moluscos ó piedras calizas le aportan al agua calcio que modifican rapidamente dureza al agua y modifican su pH. estos cambio enfermaban a los guppys con el hongo de apariencia de algodon, solucion solo usar piedras de origen sicile, prueba con acido como el obtenido del jugo de limones y oberva si hacen burbujas y si esto ocurre desechalas.

    como no mencionas mas datos del agua si ya es una agua madura ó se a cumplido el ciclo del nitrogeno, lo que debes hacer es desechar toda el agua desechar todos la grava de origen calizo, solo darles de comer lo que ves que consumen en pocos minutos, no poner demas. sifonear el fondo de la pecera no retirando entre 20 ó 30 % en ciclos de 2 semanas ajustando segun como veas la claridad del agua.

    las heces y el alimento en exceso se descompen en amonia, despues de semanas (2 ó 3) bacterias presentes en el agua descomponen la amonia a nitritos tambien dañinos, despues otras bacterias descomponen los nitritos a nitratos que no son dañinos, pero para esto puede llagara pasar como un mes. toda va a varian segun la capacidad de la pecera, del alimento en exceso, del uso de filtros y del sistema de aereacion.

    conclusion no es lo que los mediques si no la calidad del agua

    consigue flitros de cascada y/o plataforma, bombas de aire para mejorar la reproduccion de las bacterias que descomponen la amonia

    te agrego esto sobre la quimica del agua y me haces tus comentarios :

    EL AGUA.

    El tipo de agua que solemos encontrar en los pisos generalmente, además de ser sanitaria es potable, podemos entrar en contacto con agua sanitaria sin riesgo de contraer ninguna infección, así como utilizarla para usos cotidianos como calentar, lavar platos, etc. muy diferente es el agua potable que sale de nuestros grifos la cual es apta para todo lo anterior además de para consumo humano. El hecho de que sea potable o sanitaria no implica que sea apta para nuestros peces ya que para llegar a potabilizarla se la somete a una filtración química importante a base de una serie de productos entre los que destacan el cloro y las cloraminas que se utilizan para evitar la proliferación de gérmenes patógenos, doblemente con la sanitaria. Son precisamente estos productos los que confieren propiedades indeseadas al agua de nuestros acuarios ya que llegan a irritar las agallas o las branquias a nuestros peces y aunque no los lleguen a matar al momento les causaran lesiones irreversibles y les acortarán notablemente la vida. Para evitar esto lo más común es comprar productos anticloro en las tiendas de acuariofilia y todo tipo de productos para neutralizar la mayoría de aditivos. Siempre es muy beneficioso tener una pequeña reserva de ellos por si acaso. Otro método consiste en dejar durante un dia o más el agua en reposo, ya que el cloro en ese periodo de tiempo llega a evaporase y desaparecer del agua, aunque no podamos decir lo mismo de las cloraminas. La sabiduría popular también indica que un aireado potente contribuirá a hacerlo desaparecer más deprisa. Existen varias maneras de hacer envejecer prematuramente el agua, por lo tanto no hay motivo ni excusa para poner a nuestras mascotas en agua directa del grifo.

    EL AMONIACO.

    El amoniaco es una sustancia residual que procede de los detritos de las deposiciones de los peces. Hay diversas causas que puedan hacer aumentar la concentración de este en nuestro acuario. Generalmente un exceso de amoniaco es característico de aquellos acuarios en los que aún no han aparecido las bacterias nitrificantes. Cuando esto pasa los desechos de los peces suelen provocar picos de amoniaco en el acuario. Por lo general el tiempo que tarda madurar el agua del acuario ronda entre un mes o dos, a partir de entonces el filtro biológico actuará eficazmente degradando las sustancias tóxicas. Un consejo que suelen darnos en las tiendas es que adquiramos primero un pez resistente para iniciar el proceso de maduración de manera que los desechos que éste genere propicien la colonización de las bacterias nitrificantes, lo sorprendente del asunto es que éstas no se generan hasta que no haya detritos y por tanto no se eliminen las sustancias tóxicas, siendo así que el primer inquilino corra a un cierto riesgo hasta que sus propios excrementos ayuden a iniciar el ciclo, como un pez que se muerde la cola. Otro método consiste en comprar productos comerciales para tal fin, algunos con mayor o menor eficacia. A partir de este momento cuando se aprecie un incremento en estos parámetros bastará con hacer un cambio de un porcentaje no superior al 30 ni inferior al 20 por ciento del agua del acuario. Hay que tener en cuenta también que una concentración elevada de amoniaco sumado a un pH alcalino resultaría letal. Para prevenir esto se suele añadir en la carga del filtro resinas o turba que nos ayudan a mantener una dureza y un pH aceptables, siempre es importante investigar que es lo que necesitamos y cual es nuestro caso antes de tomar cualquiera de estas decisiones.

    Cuando surge un problema de picos la causa suele ser una de estas cuatro, haber añadido un número excesivo de peces, que hayamos nosotros u otra persona sobrealimentado a los peces, que haya un exceso de acumulación de excrementos y restos de comida o que hayamos demorado mucho en hacer los cambios parciales. Todas ellas de fácil solución, haciendo los cálculos pertinentes previo a la compra o adquisición de nuestras mascotas, hacernos una planificación de la cantidad de alimentos que les vamos a proporcionar en función del tamaño del acuario, hacer un sifoneo adecuado, y hacer los cambios con una periodicidad no superior a dos semanas dependiendo del tipo de acuario. Y siempre es conveniente tener una reserva de productos antiamoniaco para situaciones extremas, lo cual nos puede sacar de más de un apuro pese a que no sea recomendable aficionarnos demasiado a usar químicos.

    EL pH.

    Todo mundo conoce el concepto de pH de anuncios de champús o cosas por el estilo, sabemos en general que se llama pH neutro al que tiene un valor de 7, además podríamos añadir la notación de acidez y alcalinidad para acercarnos al argot acuariofilo. El primer concepto hace referencia a aquellos valores en que el pH está por debajo del valor neutro y el segundo concepto hace referencia a aquellos que están por encima, por ejemplo ocho, nueve etc. en general la mayoría de las especies se aclimatan rápidamente si los valores no son demasiado alejados del que requieren en la naturaleza. Podríamos establecer un intervalo de + 4 a -4 aunque para otras especies el tema es mucho más delicado. Para tener bajo control el pH existen varios productos especializados. Pese a que la mayoría de especies se encuentren en el primer grupo hay que tener en cuenta que si nuestra intención es reproducirlos habrá que controlar mucho mejor el tema del pH y buscar la mayor fidelidad al valor deseado si queremos tener éxito.

    Un principio podría ser tomar una muestra del agua del grifo y analizarla para ver qué especies nos convendría más adoptar o para conocer hasta qué punto la que queremos podría gozar de una cierta calidad de vida. Hay que evitar siempre que los valores se desplacen por encima y por debajo de un intervalo aceptable. Cuando nos encontramos que el pH no es el correcto no es extraño notar que los peces empiezan a comportarse de manera extraña paulatinamente, boqueando en la superficie y presentando enrojecimiento de aletas y agallas, incluso llegando a perder el apetito, no hace falta explicar a la larga en que desembocarían estas situaciones si no les encontramos remedio.Uno de estos podría ser a base de químicos peró esa decisión nos condenará en parte a tener que emplear nuestro tiempo en conseguir una estabilidad y estar constantemente controlando los valores y esto puede llegar a ser desesperante ademas de caro.

    MADURANDO EL ACUARIO.

    Tras haber montado el acuario existe un periodo de tiempo en el cual el agua se torna entre blanca y amarillenta, a esto se le conoce como el síndrome del acuario nuevo y es una característica típica de proceso de maduración. Lo que está ocurriendo en realidad es que las bacterias benéficas empiezan a colonizar nuestro acuario lo que conlleva, sin extendernos demasiado, a que el agua adquiera ese aspecto turbio, lo cual no quiere decir que sea inhabitable sino que se encuentra en un punto de inflexión. Al cabo de unos días ese aspecto lechoso desaparece a menos que hayamos propiciado que ésta situación se prolongue a base de sobre alimentar y demás acciones arriba comentadas. En general podríamos decir que es un proceso en el cual detritos y bacterias benéficas intentan buscar un punto medio o de equilibrio necesario para la degradación de sustancias tóxicas. Con el transcurso de los días las bacterias seguirán multiplicandose hasta llegar a un punto en que filtren sin problemas los detritos. Como ya hemos dicho antes, es posible acelerar este proceso con productos comerciales.

    CAMBIOS PARCIALES. .

    Al cabo de cierto tiempo de haber conseguido un acuario estable hará falta hacer algunos cambios de agua parciales para mantener el ciclo del nitrógeno, debido a que llega un momento en que el filtrado biológico deja de ser eficaz de forma exponencial. Los cambios parciales son la clave para mantener sanos a nuestros peces durante el tiempo que nos hagan compañía y es esencial hacerse una planificación y seguirla estrictamente. Los filtros sin duda son de gran ayuda para mantener saludable a nuestros peces pero llega un momento en que no bastan, los filtros transforman el amoniaco en sustancias menos tóxicas a las que conocemos como nitritos que al pasar de nuevo por el filtro biológico terminan convirtiéndose en nitratos, sin duda tener plantas del acuario aún ayudarían más en el mantenimiento. Pese a todo los cambios parciales son imprescindibles.

    Como norma general se entiende que cada quince días sería conveniente cambiar entre un 20 y un 30% asegurándonos de que el agua añadida ya no contenga cloro, lo que sin duda de hacerse de forma regular hará prácticamente imposible que nuestras mascotas se lleguen a enfermar. Otra cosa que nos puede ayudar mucho es el sifoneo de la grava dado que ahí lógicamente van acumulandose muchas sustancias indeseables, provenientes de los excrementos de los peces y de la propia comida que les vamos echando y que no llegan a consumir. La forma correcta de hacerlo sería recorrer la mitad de la grava en un cambio y en el siguiente hacerlo del resto de forma que las bacterias benéficas que se hayan asentado en el sustrato no se pierda del todo y tengan tiempo regenerarse. Otra forma de facilitarnos el mantenimiento es adquiriendo un grupo de peces comúnmente conocidos como limpia fondos o barrenderos (pese a que está terminología no sea la adecuada) ya que éstos ayudan a recuperar todo aquel alimento que nuestras mascotas no se hayan podido comer y haya quedado oculto entre la grava, evitando así que éstas generen más toxinas.

  • Anónimo
    hace 1 década

    mira a mi me paso lo mismo y lei una revista de remedios para peses y decia que le echara mas o menos una gota de azul de metileno o verde de malaquita (lo compras en farmacias o droguerias) pero lo que le ches es segun los litros de agua del acuario yo le eche dos gotas a uno de 40 litros ok.

  • Alonso
    Lv 7
    hace 1 década

    Vaos por partes... la cosa no es tan complicada pero tiene su procedimiento.

    10 peces no es mucho, así que puedes ponerlos temporalmente en una cubeta de plástico preferentemente nueva sin más nada que agua limpia y declorada con un oxigenador.

    Añade al agua de esa cubeta una cucharada de sal para acuarios NO USES SAL DE COCINA por cada diez litros de agua. Intenta conseguir un medicamento que se llama ACRIFLAVINA es muy popular en veterinarias y acuarios. aplica la dosis recomendada en el envase al agua de la cubeta a la que añadiste la sal y mantén ahí a los peces por 48 horas, pasado ese tiempo cambia por completo el agua y prepara nuevamente la solución AGUA-SAL-ACRIFLAVINA, manten nuevamente por 48 horas ahí a los peces y repite el procedimiento una tercera vez.

    En el supuesto de que no consigas la acriflavina, utiliza azúl de metileno, aunque menos recomendable para este caso que la acriflavina pero puede ser efectivo prolongando el tratamiento hasta por cinco cambios de agua.

    Mientras tanto, a tu acuario principal de 20 litros realízale un cambio parcial del 50% del agua y añade sal para acuario en la misma concentración (una cucharada por cada diez litros de agua), manten funcionando el filtro y NO APLIQUES AHÍ NINGUN MEDICAMENTO.

    cuando haya terminado el tratamiento a los peces, realiza de nuevo un cambio del 30% del agua al acuario principal ya sin añadir sal y regresa los peces a tu pecera.

    Es posible que algunas aletas sigan deterioradas pero el agente causante (bacteria) ya no estará presente, a fin de regenerar las aletas dañadas, busca un acondicionador a base de ALOE VERA o en su defecto prepáralo tu mismo cortando un cuadrito como del tamaño de un cubito de hielo de una hoja gruesa de aloe vera, licúalo con agua de la pecera y viérte la solución al tanque, esto ayuda mucho a regenerar tejidos y fortalecer la mucosa protectora de los peces.

    Si solamente tienes las especies que señalas en tu pecera es recomendable que como medida preventiva añadas siempre sal para acuarios a tu pecera, solamente al agua con que rellenas a razón de MEDIA CUCHARADA POR CADA DIEZ LITROS DE AGUA.

    suerte.

  • hace 1 década

    fácil lo único que necesitas es $ un (azul de metileno) lo vende en cualquier acuario de la esquina

    el mismo te dice que tienes que separar al pez infectado (o sea en cuarentena) y poner un dosis triple (3 gotas por cada litro) de lo que seria normalmente (1 gota por cada litro de agua)

  • ¿Qué te parecieron las respuestas? Puedes iniciar sesión para votar por la respuesta.
  • hace 1 década

    Todo lo que necesitas saber hacerca de la podredumbre de las aletas lo tenes ak:

    http://www.elacuarista.com/secciones/enferme1.htm

    cualqueir otra cosa que agregue esta de mas.

    lo unico que peudo agregar es que siempre que un pez se enferma no solo es importante saber como se cura sino porque se enfermo y no volver a cometer el mismo error. ya que los unicos culpables siempre somos nosotros.

    en la pagina que te paso explica bien todos esos puntos.

    para mas info visita

    www.elacuarista.com

    y si sos de españa tambien te peude ser util:

    www.drpez.com

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.