Anónimo
Anónimo preguntado en Ciencia y matemáticasBiología · hace 1 década

el te de cedron o cualquier otra infusion, porque se hace con agua hirviendo y fria?

2 respuestas

Calificación
  • hace 1 década
    Respuesta preferida

    Técnicamente cuando se usa agua hirviendo es infusión y cuando se usa agua fría es maceración.

    Infusión: Acción de añadir agua caliente sobre una hierba aromática para extraer su color, sabor y aroma.

    Maceración: Es un proceso de extracción sólido-líquido. El producto sólido (materia prima) posee una serie de compuestos solubles en el líquido extractante que son los que se pretende extraer.

    INFUSION NORMAL

    Preparar un infusión es igual a preparar una taza de té. Se hierven 32 partes de agua (en volumen), se retiran del fuego y se añade una parte de hierbas (en volumen) y se deja reposar durante 20-30 minutos. Se filtra y se bebe el líquido caliente o frío. Estas proporciones corresponden, en la mayor parte de los casos, a una cucharadita de café por taza. Para preparar mayores cantidades, la proporción sería de 30 g hierba por medio litro agua. Las infusiones se deben consumir el mismo día que han sido preparadas. Algunas infusiones muy populares son las infusiones de anis, albahaca, granado, verbena, valeriana, tomillo, etc. Hoy día, numerosas infusiones se comercializan en bolsitas monodosis que sólo hay que sumergir en agua hirviendo durante unos minutos.

    INFUSION FRIA (Maceración)

    Después de humedecer ligeramente las hierbas, se mezcla 1 parte de hierba en 32 partes de agua (en volumen) y se dejan reposar a temperatura ambiente durante la noche. Se filtra y se consume de inmediato.

    Cómo se prepara una infusión

    La infusión más conocida popularmente es la que se toma caliente, pero existe también el tipo de infusión fría (Maceración) . Ésta se obtiene vertiendo agua fría sobre la planta y dejando reposar la preparación durante algunas horas. Para tomarla después, sólo es preciso calentarla ligeramente. La infusión fría se usa, sobre todo, cuando se quiere evitar que la planta desprenda sustancias tóxicas. Según la planta, será conveniente un tipo de infusión u otra.

    La técnica de la infusión es muy efectiva porque, al no someter a las plantas a ebullición junto con el agua (el agua caliente se añade después), se evita que se pierdan o evaporen algunos principios activos.

    Para preparar una infusión se pueden usar una o varias plantas, según las propiedades de que nos queramos beneficiar. Comúnmente se emplean las flores y las hojas de las plantas, las denominadas partes aéreas.

    Lo recomendable, por lo general, es tomar una infusión de dos a tres veces por día, después de las principales comidas. Algunas plantas ejercen una acción terapéutica inmediata. En cambio, con otras se debe ser un poco paciente, ya que pueden necesitar más tiempo para desarrollar sus efectos.

  • hace 1 década

    Con agua hirviendo, porque entre más caliente está el agua más facil es diluir la infusión en el agua, además de que toma mejor aroma y consistencia.

    Saludos!

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.