historia del champagne?

4 respuestas

Calificación
  • Susy
    Lv 6
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Hola!

    El champán (o champaña) del francés, champagne, es un tipo de vino espumoso elaborado conforme al método "champenoise" en la región de Champaña, Francia. Se trata generalmente de un vino blanco, aunque también existe el champán rosa, que elabora a partir de varios tipos de uva, la mayor parte tintas.

    El champán tiene denominación de origen, ese es el motivo por el que cuando se empezó a producir en Sant Sandurní d'Anoia, se denominó cava al vino espumoso procendente de esta población catalana.

    Su consumo se asocia a celebraciones y es habitual descorchar una botella de gran formato durante la entrega de trofeos en las carreras de coches o motos. Tambíen ha sido tradicional estrellar una botella de campán contra el casco del barco en su botadura.

    El nombre viene de la región de Champaña, en el Noroeste de Francia, aunque ya era conocido por los romanos (que lo denominaban vinum titillum). En el siglo XV ya era conocido por este nombre en París, aunque no en su región de origen donde el término champagne designaba tierras baldías.

    Durante el siglo XVII se populariza el consumo de estos vinos en las cortes inglesa y francesa gracias al impulso de algunas familias de esta región. Hacia 1660 se empieza a embotellar poco antes de terminar la primera fermentación, a fin de conservar mejor sus aromas, pero a consecuencia de ello aparecen las burbujas, sobre todo en los vinos pálidos, de baja graduación y embotellados en el equinocio de primavera. Esta efervescencia fue una fuente de preocupaciones para los productores que lo denominaron "vino del diablo" y "salta-tapones", por la botellas estalladas y los tapones que saltaban. Si no llega a ser por la popularidad que este vino burbujeante tuvo en Inglaterra, se hubiera abandonado esta forma de producción.

    En 1670 el monje dom Perignon, de la abadía benedictina de Hautvillers, introdujo una serie de cambios, tales como la selección de la uva, el corcho cónico sujeto con una grapa metálica y las botellas de vidrio más grueso. A pesar de los muchos esfuerzos del monje el origen de las burbujas continuó siendo un misterio hasta que Louis Pasteur estudiase la fermentación en el siglo XIX.

    Hay evidencias de que la primera firma de champán la fundó Nicolas Ruinart en 1729 en Épernay: maison Ruinart.

    A lo largo del siglo XVIII, el champán comienza a adquirir renombre internacional, gracias a la promoción hecha por productores como Claude Moët o Florenz-Louis Heidsieck. En el siglo XIX se añadieron productores como la familia Bollinger o Pierre-Nicolas-Marie Perriet-Jouët. Algunas damas continuaron la labor de producción tras la muerte de sus maridos, entre otras la Sra. Pommery, la Sra. Terrier Y la Sra. Clicquot (esta última fue conocida como la "Grande Dame de Champagne"), que también contribuyeron a la notoriedad del champán. Incluso Talleyrand (Charles-Maurice de Talleyrand-Périgord) lo describió como el «vino de la civilización».

    Saludos y Salud!!!

  • Anónimo
    hace 1 década

    CHAMPAGNE: BURBUJEANTE SABOR

    Autor/Fuente: Gastón Ross / Felipe Pizarro

    Fecha Publicación: 16 / Abr / 04

    Una revisión por la historia de esta deliciosa bebida, ideal para consumirla como aperitivo, con mariscos suaves, en celebraciones y momentos especiales.

    Gastón Ross

    La historia del Champagne se remonta al año 45 antes de Cristo (a.c), cuando es descubierto por los Burgundos, pueblo germánico de aquella época. Pero no fue hasta el siglo XVIII, que esta bebida alcanza su esplendor, gracias al monje Dom Pérignon, a quien se le ocurrió la brillante idea, de utilizar tapones hechos con corteza de alcornoque para sellar las botellas, reemplazando así, los de madera con cáñamo untados con aceite, que se ocupaban antiguamente, así se logró tapar herméticamente la botella y controlar la segunda fermentación en un medio cerrado, la cual transforma, finalmente, el vino en el champagne que conocemos en nuestros días.

    Cabe señalar, que Champagne, palabra comúnmente usada para referirnos a los vinos espumosos, es una denominación de origen francesa, es decir, Champagne es el nombre de una región de Francia y, sólo los espumosos producidos en dicha región pueden llevar su nombre. Con el fin de proteger la calidad de Champagne, en el año 1927 se definió por ley en Francia, el área exacta de Champagne, que se ubica en el norte de Francia y comprende 35.000 hectáreas, esta zona posee un suelo rico en tiza, la que absorbe y retiene el calor del sol, drenando muy bien la humedad. Las tres regiones que comprenden el área de Champagne son Montagne de Reims, Vallee de la Marne, y Côte des Blancs.

    Las variedades que participan en la fabricación del Champagne son el Chardonnay, que aporta elegancia y fineza, el Pinot Noir, que otorga la estructura y, finalmente, el Pinot Meunier, que da la frutosidad característica de esta bebida. Estas variedades se cosechan por separado y sé vinifican obteniendo vinos blancos secos.

    Los espumosos, corresponden a vinos blancos que han sufrido una segunda fermentación producto de la adición de azúcar y levaduras en un medio cerrado, lo que genera, entre otros compuestos, anhídrido carbónico (CO2), responsable de la aparición de burbujas presentes en estos vinos.

    Existen diferentes métodos para la producción de un vino espumoso, partiendo todos ellos de un vino base (vino blanco o rosado seco), el cual ha sido vinificado de manera idéntica a la de cualquier vino blanco de calidad y sufre una segunda fermentación.

    La única diferencia entre un vino sin gas y otro con gas es la presencia de burbujas. Éstas, son creadas atrapando el CO2 en el vino. Existen 4 formas de incorporar burbujas en un vino, estas son:

    Método Tradicional o Champenoise: consiste básicamente en fabricar el champagne de botella en botella. Una vez obtenido el vino base, con la mezcla de las distintas variedades, se fracciona en botellas y se agrega el Licor de Tiraje, que consiste en una mezcla de azúcar y levaduras.

    Dentro de estas botellas cerradas ocurre la fermentación alcohólica, liberándose gas carbónico que al producirse en un ambiente cerrado queda retenido en forma de burbujas.

    Durante todo el proceso, las botellas, que son resistentes a la presión son cubiertas con una tapa corona, una vez selladas se colocan en un pupitre en forma horizontal y al final de la fermentación, se van girando lentamente, para que el sedimento se vaya acumulando en el cuello, en un proceso llamado remuage.

    Estos pupitres se encuentran en lugares oscuros, sombríos y húmedos, generalmente en subterráneos con el objetivo de que la Fermentación Alcohólica ocurra de una manera muy lenta para que las levaduras produzcan sabores y olores agradables, además para que el CO2 que se libera durante esta lo haga homogéneamente formando finas burbujas.

    Las botellas son luego destapadas en un proceso conocido como deguelle para eliminar el sedimento, perdiendo en el proceso una pequeña cantidad de líquido, entonces son rellenadas con Licor de Expedición, que se dosificará de acuerdo a la categoría de cada champagne. Este Licor de Expedición, que consiste en una solución que tiene champagne de las mejores cosechas, una concentración de algún destilado dependiendo de cada empresa y una pequeña cantidad de azúcar, que le dará el dulzor final.

    Método de Tanque o Charmat: la principal diferencia entre este método y el anterior es que la segunda fermentación es realizada en estanques de acero inoxidable presurizados cerrados, por lo mismo es un método industrial en que se producen mayores cantidades.

    Tomamos un vino base que se encuentra listo y le agregamos Licor de Tiraje para producir la segunda fermentación.

    El vino espumoso resultante se filtra para eliminar los sedimentos producidos durante esta segunda fermentación. Se agrega el Licor de Expedición para ajustar el dulzor al tipo de champagne que se desea obtener y se embotella.

    Método de Transferencia: puede ser descrito como un intermedio entre los métodos Champenoise y Charmat. Hasta el proceso de eliminación de sedimentos, el proceso es exactamente el mismo que en el método tradicional. Después, las botellas son puestas dentro de un tanque presurizado, sin la eliminación de sedimentos. El total del vino es filtrado y se agrega el Licor de Expedición, entonces el vino es reembotellado en nuevos envases, desde estanques bajo presión.

    Método de Inyección: En este método, el CO2 es introducido a presión en el vino y no se utiliza para brebajes de calidad. Éste es el método más económico y rápido para agregar burbujas artificialmente en el vino. Las burbujas son grandes y la espuma pierde intensidad a medida que el vino es servido.

    Los tipos de Champagne que existen son el Champagne Rosé, que se consigue dejando la envoltura de la uva negra en contacto con el jugo fermentado por un corto tiempo o agregando vino tinto, el Champagne de vendimia, que sólo se produce en años excepcionales y tiene que ser íntegramente del año de producción indicado en la etiqueta y el Champagne Cuveé, que es la crema de la crema y se producen de la uva más fina

    En orden ascendente de más seco a más dulce, los champagnes se clasifican en Extra Brut, Brut, Demi-Sec, Doux y Moscato.

  • hace 1 década

    me adhiero a la respuesta de (o_dennycr...)

    pero está un poco confuso

    la zona dónde él vivía es de ciclo corto

    o sea que cuando el vino (1º vino) estaba en pleno proceso de fermentación ( se llama fermentación tumultuosa , por su gran actividad de conversión de azúcares en alcohol, y al desprender anhídrido carbónico forma el "sombrero", lo que dá la impresión de estar " reventando")

    decíamos, en esa zona de Francia ya bajaba la temperatura

    ( no debe pasar de 22º C porque agrega acidez , y no debe bajar de 17º C porque se corta)

    entonces al bajar mucho se cortaba la fermentación

    el Tio Dom lo embotellaba pensando que ya estaba fermentado

    al subir la temperatura en primavera se le hacían pelota las botellas porque empezaba a fermentar de nuevo

    ( para que te dés idea a un porrón de 1 lt de cerveza se le agrega 3.5 grs de azúcar para que tenga el anhidrico normal)

    las botellas del Tio Dom tenían tal vez 5 grs

    y reventaban o saltaba el corcho

    de ahí empezó a estudiar el proceso y se dice que " inventó el champagne"

    hay dos metodos básicos

    uno es el de agregar azúcar luego de embotellado el vino

    una vez fermentado y sedimentado ( normalmente en cavas)

    se le va haciendo una rotación e inclinación a c/ botella hasta que el sedimento quede en el cuello, luego se hipercongela éste y se deguella ( o sea sólo el cuello , se hace un " cubito" que es expulsado por el propio gas con los sedimentos, luego se tapa con un nuevo corcho y vía) es llamado Champanoise y es el más antiguo y tradicional. Hay otro procedimiento para elaborarlos, muy usado por las bodegas, éste es el Chaussepied o Charmat, actualmente más conocido como Charmat, y su nombre se debe a Eugene Charmat, quien en 1916 perfeccionó este método que había sido creado a principios del siglo XIX. ¿Cuál es la diferencia entre ambos? Bueno, en el método Charmat, la segunda fermentación se realiza en tanques de acero inoxidable, parece sencillo decirlo pero no tanto llevarlo a cabo. En el tanque se deja envejecer por 30 días, como mínimo, conservando y controlando la temperatura y humedad (al igual que en la cava).

    salud !

    edición : los muy berretas se le agrega directamente el gas carbónico al igual que la cerveza industrial

    ¿ pero cuál es la diferencia?

    primero que hay que agregar goma arábiga para que el gas sea retenido ( espesante)

    y las burbujas quedan gruesas

    en el champán las burbujas son finas

    hay otra variedad típica de Alemania que se llama "vino de aguja "donde las burbujas son muy pequeñas, por eso al " picar la garganta " recibe el nombre de aguja

    Fuente(s): propia e internet
  • Anónimo
    hace 1 década

    El descubridor del Champagne fue Dom Pierre Pérignon. Era un monje benedictino, que tenía a su cargo, allá por 1688, la administración de las cavas y la producción del vino. ¿Cuál fue su gran error-invento? Lograr introducir burbujas en una botella. Estas burbujas que forman parte de un proceso natural, debido al clima fresco de la Champagne y la corta temporada de crecimiento de la vid. La cosecha se realiza a fines del otoño, con lo cual se obtienen uvas repletas de azúcar, que las levaduras no llegan a convertir totalmente en alcohol.

    Durante la primavera, el proceso se realiza dentro de la botella, creando burbujas de dióxido de carbono que quedan atrapadas en ella. Cuando Dom Pérignon las vio, pensó que esas burbujas significaban un proceso fallado, trató de frenarlas, pero no pudo controlarlas. Para evitar una explosión en la bodega benedictina, comenzó a embotellar este vino con burbujas en botellas más resistentes, que fabricaban los ingleses y también tuvo que cambiar los corchos y utilizar los que fabricaban los españoles en lugar de los tapones de madera, embebidos en aceite que utilizaba generalmente.

    También le debemos a este sacerdote bodeguero, en sus tantos intentos por frenar las burbujas, la elaboración de los vinos de corte, mezclando diferentes varietales y a veces también el mosto de la misma uva pero que provenía de otros viñedos.

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.