¿A alguien le ha pasado algo embarazoso por lo que hubieran querido desaparecer de la faz de la tierra?

Miren este ejemplo:

LA VISITA AL GINECÓLOGO

En una emisora de radio Canadiense, concedieron Premios de 1.000 a 5.000 dólares a la persona que contara una historia sucedida realmente, que le hubiera puesto en una situación embarazosa, una de esas situaciones que te dan ganas de tirarte de un quinto piso.

Esta fue la historia que gano los 5.000 dólares: "... Yo tenía consulta concertada con el ginecólogo para esa semana, pero

me llamarían para confirmar día y hora.

Por la mañana temprano recibo la llamada de la enfermera informándome que mi consulta era ese mismo día a las 9:30 de la mañana. Eran las 8:45, acababa de terminar el desayuno junto a mi marido y mis hijos y me disponía a comenzar mi jornada diaria. No tenía ni un minuto para perder. Como todas las mujeres,presto una especial atención a nuestra higiene íntima,sobre todo cuando vamos al ginecólogo.Pero esta vez ni

ni siquiera me daba tiempo para darme una ducha.

(Continúa en detalles)

Actualización:

Subí las escaleras corriendo, me quité el pijama, agarré una toallita lavada y

doblada que estaba en el borde de la bañera, la desdoblé, la mojé pasándola

después con todo cuidado por mis zonas íntimas para tener la seguridad de que

todo quedase lo más limpio posible.

Tiré la toallita al cesto de ropa sucia, me vestí y salí volando para la consulta.

Estuve esperando unos minutos en la sala hasta que me llamaron para hacerme

el examen. Como conozco el procedimiento, me senté sin ayuda en el borde de la camilla e intenté, como siempre hago, imaginarme muy lejos de allí, en un lugar algo sí como el Caribe, o cualquier otro bello lugar, pero por lo

menos a 1.000Kms de aquella camilla . Me

quedé muy sorprendida cuando oí al médico decir: "¡Oh la la! ¡Hoy ha hecho un esfuerzo especial para quedar más linda!"

No recibí muy bien el cumplido, pero no respondí. Me fui tranquila a casa y el resto del día discurrió con normalidad.

Actualización 2:

Después de la escuela, y con los deberes terminados, mi hija de 6 años se preparaba para ir a jugar.

Me gritó desde el baño: ¡Mamá! ¿Donde esta mi toallita?

- Saca una limpia del armario - le dije

Cuando me respondió, juro que lo único que se me ocurrió fue desaparecer de

la faz de la Tierra. El comentario del médico lo escuchaba una y otra vez, martilleando mis oídos ....... Me dijo mi hija:

"No mamá, yo no quiero una toallita del armario. ¡¡Quiero aquella que estaba doblada en el borde de la bañera. En ella

había dejado todas mis brillantinas y mis estrellitas doradas y plateadas para jugar!!"

¡¡¡SONRÍE!!!

¿LA VIDA NO ES BELLA .?

¡¡CLARO QUE SI, PRINCIPALMENTE SI TIENES "LO TUYO" BIEN BRILLANTE Y

LLENO DE ESTRELLITAS!!

4 respuestas

Calificación
  • lady c
    Lv 5
    hace 1 década
    Respuesta preferida

    Si, cuando llegó la madre de un amigo de mi hermano a decirme que le había insultado al nene, cosa que era mentira!!! Fué hace tres años exactamente, quería desaparecer porque no fué tanto que la mina me viniera a insultar de arriba a abajo, sino que fué en mi lugar de trabajo cuando en el local estaba lleno de gente!!!

    Fuente(s): Claro que los que estaban allí me apoyaron y dieron la versión de los hechos. Cuando se fué la vieja me largué a llorar, fué terrible tenía 20 años
  • hace 1 década

    buena historia creo que a mi tambien me ha pasado algo sumamente bochornoso pero no recuerdo en esta momento

  • hace 1 década

    el sabado lleve a mi hijo al blockboster al empleado siempre le regala paletas o dulces al nino , al salir el empleado se despide de el nino y le estiende la mano y de repente yo se la extiendo a el para saludarlo (pense que me saludaba a mi) me puse roja y me dio verguenza y para acabarla le dije" pense que me saludaba ami"

  • hace 1 década

    Jajajajajajaajajaajajajajaja que cómico, pobre señora pero eso le pasa por descuidada, ayer salí del trabajo y al caminar por la banqueta sentí que mi ropa interior se introducía molestamente entre mis glúteos jajajaa, y sin voltear a ver si alguien me veía, con mi mano derecha lo saque cómodamente y seguí caminando, luego escuche unos ruidos detrás y cuando volteo a ver, unos metros atrás un par de chicas de preparatoria (17 años aprox) se reían de lo que había visto en ese instante solo me dio risa pues que podría decir jajajajajajaa

¿Aún tienes preguntas? Pregunta ahora para obtener respuestas.