Lv 2664 points

venezolano

Respuestas favoritas21%
Respuestas127

educado, respetuoso,me gustan las cosas buenas de la vidas y no la injusticias..

  • ¿tengo una curiosidad por estar con un transexual?

    ahora mi pregunta es,seré o no bisexual? y me exito cuando veo videos y esos mujerones con pompi y senos grandes.

  • ¿si uno tiene relaciones con un transexual,no es heterosexual?

    me explico,viendo los videos,son casi que mujeres con vaginas ,entonces si uno tiene relaciones,no es heterosexual? me explico?

  • ¿quien ha jugado,gallop racer 2006?

    tengo algunas dudas sobre el juego,lo empezè ,pero tengo algunas dudas.

    1 respuestaVídeojuegoshace 9 años
  • ¿el perro de mi vecina,entro 2 veces a mi casa esta noche,buscaba algo,que seria?

    asi es,entro y miraba fijamente hacia el corredor,luego entro a mi cuarto,lo hizo tambien cuando mi sobrino llego..luego entro a casa de mi vecino,algo nunca visto.y aullaba.que estaria percibiendo?

    4 respuestasPerroshace 10 años
  • ¿aun creen que chavez,es un democrata?

    lo digo,por la ley que desean aplicar en los proximos dias,la regulaciòn del uso del internet,y mensajieria de texto.

    4 respuestasOtros - Política y Gobiernohace 1 década
  • ¿que opinan de este poema"cuerpo y alma"?

    Cuerpo y alma

    La razón me distancia de ti, pero el sentido

    me adhiere a tu costado como la hiedra al muro;

    y sin embargo admito que la razón ha sido

    quien te anexó a mi vida, por quien en ti perduro.

    Eres más que una idea, pero no te percibo

    sino como una sombra, grácil e inaccesible;

    sombra que se me acerca con aire fugitivo,

    y como aire se pierde, como sueño imposible.

    Y a pesar de ser sombra, y a pesar de ser sueño,

    y a pesar de ser aire, te acarician mis manos;

    una caricia suave, que muere en el empeño,

    porque aire, sueño y sombra se perfilan lejanos.

    ¿Por qué te siente el cuerpo tan cerca, si la mente

    tan remota te sabe, tan fuera de mi tacto?

    ¿Y por qué el mismo cuerpo te reconoce ausente,

    si la mente establece su intangible contacto?

    Qué triste paradoja, qué absurda coyuntura,

    qué condena se impone la condición humana,

    dividida en la busca de su propia ventura,

    y en la perenne espera de que vendrá mañana.

    9 respuestasPoesíahace 1 década
  • ¿que tal estos poemas?,son mios ?

    www.paramujeres.com

    le dan donde dice poemas, y allí verán mis obras..espero que les guste y hagan sus criticas constructivas.

    8 respuestasPoesíahace 1 década
  • ¿EL CONFLICTO DE ISRAEL Y HAMAS, QUIEN LANZO LA PRIMERA PIEDRA?

    QUIEN EMPEZÓ EL CONFLICTO ,Y POR QUE.. PERO EL ÚNICO PERJUDICADO, ES EL PUEBLO CIVIL

    18 respuestasOtros - Política y gobiernohace 1 década
  • ¿ay,corazón ¿que opinan de este poema?

    Ay, corazón de bronce, ni hostil ni endurecido,

    a veces silencioso, y a menudo vibrante;

    fuera mi oído sordo, y oiría tu tañido,

    y si mis ojos ciegos, vería tu semblante.

    Ay, corazón de plata, con vocación de entrega,

    bandeja de la ofrenda, candelabro de luces,

    todo cuanto recibo de ti, todo me llega;

    cual si tú misma fueras, te das y me seduces.

    Ay, corazón que de oro fuera afiligranado

    por la mano exquisita de un dios de orfebrería;

    más que en tu propio pecho vives enamorado

    dentro del mío, y tu alma ya es parte de la mía.

    Ay, corazón de carne, de sangre, de latidos,

    tambor desentrañando redobles en las venas,

    músculo de la fiera que duerme en los sentidos,

    cómo tú la despiertas, cómo la desmelenas.

    poema del escritor español....

    8 respuestasPoesíahace 1 década
  • ¿como s ellama la cancion de fondo de "entre el cielo y la tierra"?

    como se llama la canción,de esa película protagonizada por tommy le jhon? me gusta es muy linda....

    1 respuestaOtros - Músicahace 1 década
  • ¿que opinan de la "tercera opción"?

    Bajo el cielo claro la mañana estalla

    en rumores vivos, lúcidos matices,

    y tú, luz y sombra, sin linde o muralla,

    mi entraña penetras hasta sus raíces.

    Eres alma y cuerpo, pero aún no te entiendo;

    y tímido inquiero: “¿Puedes ser mi amiga?”.

    Y en tu voz serena voy reconociendo

    que otras intenciones tu cerebro abriga.

    “Los amigos hablan, los amigos ríen,

    tal vez permanecen, o se van quizás;

    y aunque los secretos mutuos se confíen,

    me parece poco: necesito más”.

    Las aguas del río pasan apacibles,

    la brisa, tan suave, cruza silenciosa,

    mis palabras suenan casi imperceptibles,

    temblando en el aire: “¿Quieres ser mi esposa?”

    “Una esposa sigue cauce establecido,

    sin poder salirse, ni volverse atrás;

    su placer resulta cansado o prohibido,

    no quiero confines: necesito más.”

    Sobre las espinas la rosa mecía

    su corola, roja como mi semblante;

    y mi voz, tan débil que ni yo la oía,

    susurró cohibida: “¿Quieres ser mi amante?”

    Me quedé a la escucha; y un silencio denso

    pareció ceñirme como nube oscura;

    la naturaleza fue un vacío inmenso,

    yo un punto carente de espesor y altura.

    Y al fin tu respuesta resucitadora

    llegó como el eco de un clarín de oro:

    “He de ser la amante que canta y que llora,

    que acepta la furia, que ignora el decoro.

    La amante entregada por sólo un momento,

    o por una vida, sin lugar ni plazos;

    que quizá se aleje como lo hace el viento,

    que tal vez se quede dormida en tus brazos”.

    Despertó sus cantos la nueva mañana,

    repoblando el aire de aroma fragante,

    y al filtrarse el día por nuestra persiana,

    me encontró despierto, besando a mi amante

    3 respuestasPoesíahace 1 década
  • ¿las cuatro estaciones? que tal?

    Invierno

    Se apresuró Diciembre, llorando en las esquinas,

    sembrando de congojas las noches alargadas.

    Rodaban por las calles los gemidos del viento

    como ulular sombrío de lúgubre fantasma.

    Vino Enero arrastrando su gélido capote

    sobre los yertos miembros del olmo y las acacias,

    y Febrero nos trajo las heladas auroras,

    el hielo en el regato, y en los campos la escarcha.

    Mis pensamientos iban en busca de una idea,

    mi corazón cansado no consiguió encontrarla,

    y el frío de la muerte me clavó su cuchillo,

    y adormeció mi sangre, y me azotó en la cara.

    Solo, en un mundo extraño, sin besos ni sonrisas,

    era invierno en la tierra, y era invierno en el alma.

    Primavera

    El tibio sol de Marzo, como amigo en retorno,

    acarició las cumbres con sus manos de plata.

    Abril pobló los aires de trinos y plumajes,

    Mayo nos dió claveles, lirios, rosas y dalias.

    Su pie ligero y suave produjo en mi sendero

    la impresión de una huella frágil e inesperada:

    Encuentro sin presencia en el mensaje breve

    de un simple comentario brillando en mi pantalla.

    Nuevos pasos se oyeron marcando nuevas huellas,

    volaron las misivas, crecieron las palabras,

    y un aliento poético revistió nuestras vidas

    con aromas azules de cariño y nostalgia.

    Fue una dulce y sincera penetración de espíritus,

    primavera en la tierra, primavera en el alma.

    Verano

    Junio trajo el misterio febril del plenilunio;

    los calores de Julio iniciaron su marcha,

    y la tórrida hoguera de Agosto quemó el aire,

    dejó secos los ríos, la tierra calcinada.

    Ella surgió de pronto poderosa y vibrante,

    con la pasión ardiente de una orgía de llamas,

    me envolvió en su regazo, puso fuego en mis venas,

    y me arrastró en su torno en vertiginosa danza.

    Mis pasiones alzaron la copa brindadora

    con un clamor sediento de deseos en alza,

    y mi cuerpo pulsaba con violentos latidos,

    como el duro martillo sobre el yunque en la fragua.

    Fue un torrente ardoroso que me abrasó en su abrazo:

    El verano en la tierra, y el verano en el alma.

    Otoño

    Septiembre es una fiesta de racimos y pámpanos,

    Dionisios y Bacantes en lúbrica algazara.

    Octubre, un remolino de hojas secas al viento,

    la desnudez del árbol, la vida sofocada.

    Y Noviembre es la muerte de la naturaleza,

    y el frío que nos clava su garfio en las entrañas.

    La ví alejarse un día por el largo sendero,

    su gentil silueta perdiose en la distancia.

    Y me quedé tan sólo con un mundo vacío,

    de pasiones perdidas, vendimias malogradas.

    Un frío amargo y triste congelaba mi espíritu,

    y los buitres del miedo siniestros me rondaban.

    Sentí un dolor de muerte, y me miré a mí mismo

    cargado con mi propio cadáver a la espalda.

    Un horizonte oscuro me ofrecía sus fauces:

    Negro otoño en la tierra, negro otoño en el alma.

    7 respuestasPoesíahace 1 década
  • pronosticos de la natacion y aguas abiertas..que tal?

    como conocerdor de la materia,les digo que las aguas abiertas ,tanto en femenino como en masculino sera dominada por europa,rusia ,alemania y alguno otro pais de europa se repartiran las medallas en esta especilidad, que debutara en estos juegos.

    entre las chicas estara:angela maurer(alemania)Larisa Ilchenko(rusia)entre los caballeros,estan thomas lurz (alemania)

    el ruso(Vladimir Dyatchin) .......sorpresas no habran.............podria colorse el bulgaro petar stoycke

    en los que es la natacion lisa.los latinos haran buen papel pero creo que solo brasil podra meterse y claro esta venezuela...entrar a las finales..

    1 respuestaOlimpiadashace 1 década
  • que opinan de este poema de nombre "ahora"?

    Desafiante vivo, de espaldas a la muerte,

    como si nunca hubiera de percibir su aliento,

    o el tenebroso caos de su danza macabra

    con trajín de guadañas y crujido de huesos.

    No por pensar en ella retardará su paso;

    sé que vendrá en la noche dormida del cerebro,

    tanto más imprevista cuanto más meditada,

    y nunca exactamente completado el sendero.

    No es remate de nada, ni ofrece desenlaces,

    nunca es la última página del libro que leemos,

    del libro que escribimos; interrumpe la historia

    antes de que pongamos punto final al texto.

    ¿Quién, al morir, pudiera pensar haber llegado

    al borde de sus ansias, al fin de su trayecto?

    Se nos derrumba el puente, se nos tala el naranjo,

    se nos corta el camino, se nos deja incompletos.

    Por eso cuanto haría mañana, lo hago ahora,

    la palabra efusiva, el incitante gesto,

    y aporto el arrebato que reprimí otros días

    a la agresión benigna de cada nuevo beso.

    Que el mañana se ocupe del quehacer de mañana,

    que tal vez nunca pase de utópico bosquejo;

    no hay más vida en nosotros que el latido presente

    fluyendo irremediable como agua entre los dedos.

    No sabría decirte si te amaré a la aurora,

    pues quizá no amanezca; pero en este momento

    te brindo el alborozo de cada primavera

    como si fuera el término de mi postrer invierno.

    5 respuestasPoesíahace 1 década